La “nueva solución tecnológica” del CNE sigue siendo un misterio

POLÍTICA · 14 SEPTIEMBRE, 2020 17:52

La “nueva solución tecnológica” del CNE sigue siendo un misterio a dos meses de la elección

Texto por Ibis Leon | @ibisL

Ver más de

Ibis Leon | @ibisL

¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Restan dos meses y 21 días para la elección del 6 de diciembre y el sistema automatizado de votación, que implementará el Consejo Nacional Electoral (CNE), sigue siendo un misterio.

El órgano comicial solo adelantó, en una breve nota de prensa, que se trata de una “nueva solución tecnológica”, la cual “es verificable y auditable en cada una de las fases del proceso electoral”.

El hermetismo de los rectores y el comunicado de la empresa Smartmatic –anterior proveedor de tecnología electoral del CNE– en el que advierte que el CNE no puede utilizar el software desarrollado por la compañía (usado en todas las elecciones desde 2004) genera dudas a escasos meses del evento electoral.

Las interrogantes también permean las opiniones de los especialistas en la materia. Técnicos electorales consultados por Efecto Cocuyo, en el mes de julio, indicaron que para emplear el software original de Smartmatic, el CNE necesita un código de uso que expiró desde 2017.

Por otra parte, señalan que suponiendo que el CNE haya logrado copiar una versión antigua del software original, este solo puede funcionar en las máquinas avaladas por la empresa Smartmatic.

No obstante, el ingeniero con especialización en ciencias de la computación y consultor de procesos electorales, Félix Arroyo, responde que el software de Smartmatic sí puede usarse en otros equipos y advierte que el Poder Electoral no tiene tiempo para desarrollar uno nuevo.

“Es completamente falso que las únicas máquinas que pueden usar ese software son las de Smartmatic; de hecho, la auditoría no se hace en una máquina de votación, se hace en una laptop. Las máquinas de Smartmatic son un hardware bien sencillo que no requieren características especiales”, explica.

El ingeniero recuerda que Smartmatic ganó el proceso de licitación porque permitía al CNE tener acceso al código fuente; es decir, el programa que se usa para el sistema automatizado de votación y este código aún lo preserva el Poder Electoral.

Otra fuente especialista señala que es probable que el CNE esté utilizando la última versión del software de Smartmatic a la que tuvo acceso (año 2017) y haya introducido algunos cambios por lo que se refieren al sistema automatizado como “nueva solución tecnológica”.

En este caso, los cambios hechos pueden determinarse en el proceso de auditoría gracias al código de autenticación, llamado hash, que tiene incorporado el mismo software y que refleja todas las modificaciones hechas. De allí la importancia de que los representantes de los partidos que hagan auditoría tengan conocimientos técnicos.

Sobre el vencimiento del código que tiene el CNE para usar el software de Smartmatic, que habría expirado en 2017, el experto señala: “Es como cuando a una persona se le vence la licencia de Windows y este le envía la alerta de que tiene que comprar uno nuevo, pero el programa sigue corriendo (funcionando) en el equipo”.

La única información que confirmó el exrector del CNE, Rafael Simón Jiménez, cuando aún estaba en el cargo, es que las nuevas máquinas fueron fabricadas en China.

Partidos sin información

Ni siquiera los partidos de la Mesa Nacional de Diálogo, artífices del nuevo sistema electoral junto al gobierno de Nicolás Maduro, tienen conocimiento sobre el sistema automatizado que se va a utilizar.

Este ha sido un reclamo recurrente desde que inició el diálogo entre Avanzada Progresista, Soluciones para Venezuela, Esperanza por el Cambio, Cambiemos y Maduro, expresa el director nacional de organización de Soluciones, Christian Chirinos.

El dirigente explica que desde el 16 de septiembre de 2019, cuando inició el diálogo, formaron mesas de trabajo y una era la mesa complementaria de partidos políticos y asuntos electorales en la que ya se planteaba la necesidad de aclarar la información relacionada con la automatización del proceso electoral. La exigencia se hizo ante el representante del gobierno, designado para ese momento: Aristóbulo Istúriz, según Chirinos.

“La respuesta que nos dan es que estamos dentro de un cronograma electoral que obliga a ciertas auditorias y cuando se realice la auditoría del sistema (software) tendremos acceso a esta información. Es necesario recordar que esto no es una concesión graciosa del CNE, es parte de un procedimiento legal”, señala Chirinos.

En Cambiemos incluso tienen dudas sobre si el proceso será completamente automatizado. Una de las dirigentes y candidata a diputada indicó que se esperaba que un lote de máquinas llegará este 15 de septiembre, pero no tiene confirmación sobre esto, tampoco maneja detalles sobre el tipo de máquinas que deberán usar los electores el 6 de diciembre.

Desde Avanzada Progresista sostienen que el sistema automatizado sigue siendo el mismo que se ha implementado en procesos anteriores con máquinas nuevas. Tampoco manejan más datos sobre el equipo comprado por el CNE y los detalles sobre el software siguen siendo un misterio.