Familiares de presos políticos cuestionan que fiscal de la CPI no los incluyera en su agenda

POLÍTICA · 3 NOVIEMBRE, 2021 14:26

Ver más de

Deisy Martínez

Foto por Mairet Chourio

¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Familiares de presos políticos protestaron a las puertas de la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin), en el Helicoide, para transmitir un mensaje al fiscal de la Corte Penal Internacional (CPI), Karim Khan, de visita en Venezuela, sobre el «secuestro» de la justicia por parte del gobierno de Nicolás Maduro.

Portando carteles con fotos de privados de libertad, víctimas de asesinato y perseguidos políticos, los familiares, junto a activistas de Voluntad Popular (VP), lamentaron que Khan, quien está a punto de marcharse del país, no los haya incluido en su agenda, ni a las ONG, para escuchar las denuncias sobre violaciones de derechos humanos.

Andreína Baduel, hija del fallecido bajo custodia del Estado, Raúl Isaías Baduel, dijo tener esperanzas de que Kham reciba las denuncias sobre la situación de los presos políticos en Venezuela y los casos de muertes en los calabozos de los organismos de inteligencia como el Sebin. Dijo que esperan que la Fiscalía de la CPI, designe una comisión que se quede en Venezuela para concretar el encuentro con las víctimas.

Recordó que hace tres semanas su padre, el exministro de la Defensa, falleció en circunstancias que no han sido esclarecidas, no se investiga y menos se habla de responsables. De acuerdo con el fiscal Tarek William Saab, el militar retirado falleció a causa del COVID-19, pero la familia exige una autopsia independiente de sus restos, para tener certeza de qué provocó su deceso.

Manifestantes portaron carteles con fotos de presos políticos, asesinados y perseguidos, frente al Helicoide

 Exigen libertad

«A Nadie le duele más que a mí su situación, lo tienen secuestrado. Cada vez que lo llamo me duele escuchar lo que le hacen, le han puesto bolsas en la cara para asfixiarlo, amenazas. Pedimos justicia libertad para Oswaldo Castillo y para todos los presos políticos », manifestó Yeseira Lunar, madre de Castillo, presente en la protesta.

Castillo permanece detenido en el Sebin desde 2018, cuando con 25 años fue acusado de participar en el supuesto intento de magnicidio contra Maduro. Lunar asegura que es inocente y relata que como familia ha sido un viacrucis porque viven en Maracaibo y tienen que hacer grandes sacrificios para trasladarse a Caracas. Comenta que no lo veía desde enero de este año, aunque han mantenido comunicación telefónica.

Agenda del fiscal de la CPI es una incógnita para defensores de derechos humanos

Foro Penal contabiliza hasta el 1 de noviembre, 252 presos políticos, entre ellos el comunicador Roland Carreño, Josnar Adolfo Baduel (hijo del general Baduel). La ONG precisa que 120 son civiles y 132 militares. También ha denunciado que diez presos políticos han muerto en custodia.  

«La justicia está secuestrada»

Un grupo de activistas de VP, encabezados por el responsable nacional operativo de la juventud de la tolda, Hayber Farías, acompañaron la manifestación este 3 de noviembre. Recordaron el asesinato del exconcejal de la tolda, Edmundo Rada, en Petare. Las autoridades aseguraron que se trató de un crimen pasional, pero Farías recalca que Rada recibió un disparo por luchar por los derechos humanos de los petareños.

«Khan debe saber que la justicia está secuestrada en Venezuela, así como lamentamos que su agenda también haya sido secuestrada. Hicimos solicitudes públicas y privadas para que se reuniera con las familias de los presos políticos y los asesinados y nunca recibimos respuesta. Son miles de familias que exigen justicia», cuestionó Farías.

Dirigentes de VP rechazan que agenda de Kham estuviera «secuestrada» por Miraflores

 Khan, quien llegó al país el domingo 31 de octubre para una visita de tres días, se reunió con Maduro en Miraflores pero aún no lo ha hecho con familiares víctimas de violaciones de DDHH, ni con las organizaciones no gubernamentales

El funcionario internacional, ha sido interpelado en diferentes foros por quienes aseguran ser allegados de víctimas de persecución y presos políticos que claman por ser escuchados.

La fiscalía de la CPI, antes a cargo de Fatou Bensouda, abrió un examen preliminar en 2018 contra el Estado venzolano por violaciones de DDHH (tortura, violencia sexual y persecución) ocurridas durante las masivas manifestaciones contra la gestión de Maduro en 2017.

Se ha dicho que la visita de Khan responde a una búsqueda de cooperación del Estado venezolano en la investigación y juzgamiento de tales crímenes, algo que los activistas de DDHH venezolanos descartan, porque los procesos judiciales se enfocan en los autores materiales y no en la cadena de mando.