¿Es posible una megaelección con el nuevo software de votación?

POLÍTICA · 25 ENERO, 2021 08:30

¿Es posible una megaelección con el nuevo software de votación?

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

Ver más de

Efecto Cocuyo | @efectococuyo

¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

La propuesta de una megaelección vuelve a ponerse sobre la mesa. Esta vez es el diputado de la Asamblea Nacional, Timoteo Zambrano, quien plantea convocar elecciones de alcaldes y concejales, gobernadores y consejos legislativos para diciembre de este año.

En la apuesta lo siguen otros factores como Acción Democrática que dirige el parlamentario Bernabé Gutiérrez, mientras que el mandatario Nicolás Maduro aseguró el sábado que el poder electoral será el encargado de decidir junto a la Asamblea Nacional electa el 6 de diciembre si en 2021 habrá una megaelección.

La fallida experiencia de una megaelección en el 2000 despierta viejos temores cada vez que se recicla esta oferta. La incorporación de nuevas máquinas y un nuevo software de votación también generan reservas.

¿Es posible una megaelección con el nuevo sistema automatizado de votación? Especialistas en materia electoral consultados por Efecto Cocuyo responden que sí es posible aunque complejo.

Sí, pero…

“¿Es imposible?, no es imposible, pero tienes las complejidades del nuevo software (de votación) al que no sé si han probado para hacer una elección combinada de gobernadores, consejos legislativos, alcaldías y concejos municipales. Ahora, todo sistema es adaptable, pero necesitas tiempo”, responde el consultor en organización política y electoral, Germán Jiménez.

Los venezolanos apenas si conocen el nuevo software que desarrolló una empresa argentina de nombre Ex -Clé y que fue usado por primera vez el pasado 6 de diciembre. La confianza en la nueva solución tecnológica se vio afectada por el misterio con el que el Poder Electoral manejó la información relacionada al programa y las auditorías “hechas a la carrera” que excluyeron a organizaciones nacionales de observación electoral.

Jiménez también destaca la dificultad que tendrá el elector al momento de ejercer su derecho al voto por la cantidad de cargos a elegir que superarían los tres mil (335 alcaldes, 2.459 concejales, 23 gobernadores, 251 legisladores regionales).

El número elevado de funcionarios que deberán escoger los votantes favorecerá el voto “entubado”, advierte: “¿Qué tan amigable puede ser?, ¿cuánta información debe manejar el elector?, ¿cuánto tiempo tomaría ejercer el voto? La elección no se hace solo para el que vota seleccionar todo sino para aquel que quiera repartir su confianza en distintas tarjetas y distintos candidatos”.

Un sistema que favorece el voto por tarjetas políticas y no por candidatos va en detrimento del principio de personalización del sufragio que establece la Constitución en su artículo 63.

Nuevos rectores

La renovación de los rectores del Consejo Nacional Electoral este año es otra de las tareas que deben resolverse antes de convocar cualquier elección. Las autoridades que fueron designadas por el Tribunal Supremo de Justicia en junio de 2020 conforman una directiva ad hoc que funcionaría en teoría hasta el 5 de enero de 2021.

Se especula sobre una posible ratificación de Indira Alfonzo (presidenta); Leonardo Morales (vicepresidente); Tania D´Amelio; Gladys Gutiérrez y José Luis Gutiérrez como rectores principales.

Sobre esta información, el rector Leonardo Morales responde a Efecto Cocuyo que la decisión “va a depender del ánimo de los diputados”, quienes iniciaron el proceso para hacer los nombramientos el martes 19 de enero.

Según Morales, la ratificación no ha sido discutida por las actuales autoridades y aunque sus designaciones vencieron el pasado 5 de enero argumenta que no pueden dejar sus cargos hasta tener reemplazos porque el Poder Electoral quedaría acéfalo.

El politólogo afirma tajante que “por supuesto que sí es posible” hacer una megaelección con el nuevo software, pero advierte que hay que hacer modificaciones al programa y que el cronograma requiere tiempo para garantizar las pruebas al sistema y las auditorias necesarias. “Esto supone un esfuerzo enorme, si un proceso electoral es complejo imagina incluir varios de diverso tipo y nivel, es una complejidad mucho mayor el número de concejales y de diputados regionales se te va al cielo”, expone.

En su opinión, juntar las cuatro elecciones sería conveniente porque “es una forma de optimizar los recursos económicos”, aunque aclara que desconoce cuáles son las motivaciones del diputado Zambrano para hacer esta propuesta.

La elección de los nuevos rectores podría tomar 90 días si se consideran otros nombres, apurando los lapsos se requerirían al menos 52 días, dice Morales.

Contrarreloj

Para el expresidente del Poder Electoral Andrés Caleca la organización de una megaelección requiere por lo menos once meses para depurar el padrón electoral, garantizar la participación de la mayor cantidad de partidos políticos posibles y de los grupos de electores que quieran postular candidatos, entrenar a los miembros de mesa y emprender la campaña informativa para educar a los electores, entre otras actividades fundamentales.

Esto sin contar la elección de los nuevos rectores y las adaptaciones que requiere el nuevo software de votación. “Todavía no se sabe qué pasó el 6 de diciembre con la plataforma tecnológica, yo he leído informes serios sobre las dificultades de transmisión que tuvieron algunas máquinas. Es una caja negra, por eso no te puedo decir si es posible o no hacer una megaelección porque no hay transparencia”, cuestiona.

Caleca agrega que la designación del CNE vía Tribunal Supremo de Justicia violentó la Constitución y, por lo tanto, las decisiones que emanen de ese Poder Legislativo son nulas aunque fácticamente se impondrán al país.

Un detalle no menor es que el gobierno de Nicolás Maduro, desconociendo la Ley de Regularización de Periodos Constitucionales y Legales de los Poderes Públicos Estadales y Municipales, separó la elección de alcaldes y concejales y las de gobernadores y consejos legislativos. Como consecuencia de esto, los concejales y los legisladores regionales fueron elegidos en 2018 lo que significa que si se escogen nuevos representantes en diciembre se estaría acortando un año del mandato que corresponde a quienes actualmente ocupan estos cargos.