Auditorías al sistema de votación “no se están haciendo con rigurosidad”

POLÍTICA · 14 OCTUBRE, 2020 21:00

Auditorías al sistema de votación “no se están haciendo con rigurosidad”, dicen expertos

Texto por Ibis Leon | @ibisL

Ver más de

Ibis Leon | @ibisL

¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
1
QUÉ INDIGNANTE
1
QUÉ CHIMBO

Las auditorías al sistema de votación se realizan sin presencia física de observadores electorales nacionales e internacionales. Aunque el Consejo Nacional Electoral (CNE) habilitó un canal de streaming es poco lo que puede verse sobre el software de votación y su funcionamiento en las máquinas a través de esta plataforma, explica el director del Observatorio Electoral Venezolano, Luis Lander.

Lo que se ve es el público presente que son los técnicos de los partidos y los representantes del CNE, pero no se muestra la pantalla de la computadora donde está corriendo el software para ver cómo funciona. En ocasiones anteriores cuando se han hecho las auditorías, con participación de organizaciones de observación en el lugar, se proyecta en una pantalla todo lo que se está haciendo en la máquina y vamos revisando el programa línea por línea”, explica.

Afirma que las auditorías al software de la máquina “no están hechas con la rigurosidad que se requiere” y que se ha implementado en procesos electorales anteriores.

El periodista especializado en la fuente electoral Eugenio Martínez también expresa sus cuestionamientos sobre la plataforma de transmisión que habilitó el CNE. “Hasta ahora la transmisión de la auditoría de software ha servido para disfrutar de un video institucional y observar como el proceso se interrumpe porque mandaron a los técnicos a comer”, escribió en su cuenta de Twitter.

El politólogo y exasesor del CNE Jesús Castellanos criticó que durante la auditoría se mostrara al funcionario ejecutor y a los asistentes más que el funcionamiento del programa que se usará en los comicios del 6 de diciembre.

“Imagino que no será fácil traducir una auditoría del software de votación de forma remota en la cual se mostró principalmente al funcionario ejecutor de la auditoría o a los asistentes al acto. No sé qué fue más efectista, la presentación de la máquina o esto”, publicó en su cuenta de Twitter.

También se preguntó si el Poder Electoral precisará los nombres de los representantes del Consejo de Expertos Electorales de Latinoamérica y de Argentina, Turquía, Rusia y Sudáfrica que hacen acompañamiento electoral de forma remota.

Al tratarse de una “nueva solución tecnológica”, especialistas sostienen que se necesita un mínimo seis meses para poder hacer una evaluación global y minuciosa del software de votación que garantice que los resultados electorales reflejan la voluntad de los electores. Sin embargo, los rectores destinaron 12 días para esta fase del proceso.

Se “burocratiza” el voto nominal

Para el director del OEV, Luis Lander, no hay duda de que el nuevo sistema de votación favorece el “voto lista” porque prioriza la selección por tarjeta de los partidos políticos y no por candidato.

“Lo que se está haciendo es estimulando a votar por el paquete completo (todas las opciones que contenga la tarjeta del partido) porque el CNE no ha explicado cómo se vota cruzado y, al menos que el elector tenga muy claro cómo es el procedimiento, terminará votando entubado”, señala.

Esto debilita el principio de personalización del sufragio que establece la Constitución y la Ley Orgánica de Procesos Electorales. “El sistema electoral venezolano debería garantizar la representación proporcional y el voto personalizado, esto significa que el elector pueda votar por nombre y apellido y tener facilidad para hacer el voto cruzado entre las distintas ofertas que hay, si eso no se facilita nos estamos regresando al sistema electoral del siglo pasado”, argumenta.

Aunque el secretario de organización del partido Soluciones, Christian Chirinos, subraya que el voto cruzado “siempre ha sido problemático”, confirma que una de las observaciones que hizo su partido es que el software no permite de manera inmediata ubicar el candidato por nombre y apellido lo que afecta el principio de personalización del sufragio.

“Nosotros pensamos que hay que darle más facilidad al elector para que vote por nombre y apellido, así lo establece la Constitución”, responde.

Otro de los elementos con los que no están de acuerdo es con que el simulacro de votación se solape con el periodo designado para la auditoría de software. “No sabemos cuál es la utilidad de un simulacro durante el proceso de auditoría, no estamos de acuerdo. En todo caso, tampoco sabemos si se va a realizar porque aún hay muchos temas que resolver de cara a un simulacro como la herradura electoral”, expresa.

“Por lo demás el  proceso ha sido exitoso hasta ahora, cada partido tiene su código para auditar”, añade.

El representante de Avanzada Progresista ante el CNE, Ricardo Ríos, afirma que el Poder Electoral “burocratiza el voto uninominal” porque el elector tiene que hacer dos o tres pasos adicionales para votar por el nombre y apellido del candidato que prefiera o hacer voto cruzado.

También califica como un error la celebración del simulacro de votación antes de que termine el proceso de auditoría al software de las máquinas. “Ese razonamiento es político, no técnico. La idea es poder ver las fallas durante el simulacro y hacer las correcciones que correspondan”, señala.

El simulacro está previsto para el 25 de octubre y la auditoría se extiende del 12 al 31 de octubre.

Ríos coincide en que la transmisión online de la auditoría no le permite a las organizaciones de observación electoral nacional e internacional evaluar bien el sistema. “La intención de la auditoría muchas veces es hacer una especie de visita guiada por un museo. Por eso recibimos asesoría de expertos técnicos que hacen preguntas muy importantes que transmitimos”, manifiesta.

Subraya que el partido ha presentado el reclamo por el retardo en la acreditación de las organizaciones nacionales de observación como el OEV y la Red de Observación Electoral Asamblea de Educación.

Las dudas sobre los proveedores del software y las máquinas de votación persisten, los partidos desconocen cuánto costaron las máquinas y tampoco tienen certeza de que estén todas las que se necesitan en el país.

Foto: Prensa CNE.