Chavismo incluye gestiones de diputados electos el 6Dic en búsqueda del diálogo con Biden

POLÍTICA · 15 ENERO, 2021 14:02

Chavismo incluye gestiones de diputados electos el 6Dic en búsqueda del diálogo con Biden

Texto por Efecto Cocuyo @efectococuyo Fotos por VTV

Ver más de

Efecto Cocuyo @efectococuyo

¿Cómo valoras esta información?

8
QUÉ CHÉVERE
2
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Disposición para entrar en conversaciones, es lo que hasta ahora han deslizado el gobernante Nicolás Maduro y su entorno, así como voceros cercanos al presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden.

 Más allá, solo se sabe, según lo informado por el diputado electo el 6 de diciembre, Luis Eduardo Martínez,  de gestiones que iniciaron algunos legisladores luego de las parlamentarias en Venezuela, en un intento por mejorar las difíciles relaciones entre ambos países, a través del nuevo Parlamento con mayoría Psuv.

 “Ya se están haciendo contactos de manera informal, solo se podrá concretar algo después del 20 de enero, cuando el nuevo presidente de Estados Unidos tome posesión. Apostamos a una diplomacia efectiva, en la que mientras menos detalles se den a conocer públicamente, mejor, la diplomacia de micrófono no sirve en estos momentos”, revela Martínez a Efecto Cocuyo.

 Línea de Comisión para el diálogo

 Este jueves 14 de enero, se instaló la Comisión especial para el diálogo, la paz y la reconciliación nacional que dirige Jorge Rodríguez, presidente de la AN electa el 6 de diciembre, seguido de Martínez y Francisco Torrealba como primer y segundo vicepresidente. La instancia está compuesta por 14 diputados.

 Martínez indica que la Comisión para el diálogo tiene una línea interna y otra externa, en la cual están contemplados los contactos fuera del país, entre ellos,  la nueva administración de la Casa Blanca. La Comisión notificará de su instalación a parlamentos y uniones parlamentarias del mundo, dijo Rodríguez.

 “Somos muy optimista, tres veces optimista de lo que se pueda lograr en el corto plazo, aunque no es una tarea fácil”, admite el también exgobernador de Monagas.

 Explica que la búsqueda del diálogo con la gestión de Biden, tiene como objetivo: el levantamiento de sanciones económicas internacionales, la devolución de los activos de la República congelados en el exterior y garantizar buenas relaciones entre ambos países.

 El diputado de la oposición moderada, Javier Bertucci, quien también forma parte de la Comisión especial para el diálogo, advirtió el 7 de enero que la oposición “radical”, en alusión a la liderada por Juan Guaidó, “lleva rato haciendo lobby” para que Biden radicalice las sanciones contra el gobierno de Maduro, por lo que era preciso apresurarse.

 De hecho, el embajador designado por Guaidó ante EEUU, Carlos Vecchio, fue invitado a la toma de posesión de Biden, según aseguraron miembros del equipo de Vecchio.

 Señales

 El internacionalista, Iván Rojas, advierte que pese a que Maduro pretenda una mejora en las relaciones diplomáticas entre ambos países, no es lo que se espera porque la posición de la gestión de Biden hacia la situación venezolana, no será acomodaticia.

 También se debe tomar en cuenta que la AN escogida en diciembre no goza del reconocimiento internacional, por considerarse que las elecciones no reunieron garantías democráticas, lo que llevó a la oposición mayoritaria a no participar.

 “Esperemos que se instale el nuevo gobierno del señor Joe Biden, esperemos que ellos tengan tiempo de pensar y esperemos que se abran posibilidades de comunicación y diálogo de Venezuela con Estados Unidos“, dijo Maduro en rueda de prensa con corresponsales extranjeros el 8 de diciembre.

 Posteriormente la agencia económica Bloomberg aseguró que Biden sí planea negociar con Maduro, pero el alivio de sanciones económicas a cambio de que el gobernante venezolano acepte elecciones presidenciales y parlamentarias libres.

 “Nicolás Maduro es ahora un dictador que ha perdido toda legitimidad por el sufrimiento que le ha infligido a el pueblo venezolano. Es hora que dejemos el juego y hablemos abiertamente sobre lo que está pasando en Venezuela. Es inaceptable que millones de venezolanos tengan que huir de su país», dijo recientemente, Juan Sebastián González.

González es el nuevo director de Asuntos Hemisféricos en el Consejo de Seguridad Nacional, designado por Biden, quien ya antes se había expresado en términos similares.

 González admite que si bien las sanciones unilaterales pueden “satisfacer la rabia que todos compartimos frente a las injusticias que sufren los venezolanos”, no ha demostrado ser efectivas en cuanto a cambiar a un régimen de gobierno. No sin una estrategia diplomática, tal como quedó evidenciado con la administración de Donald Trump.

 El internacionalista Iván Rojas, quien es directivo del Consejo Venezolano de Relaciones Internacionales (Covri), prevé que haya un manejo “más inteligente” de las sanciones en términos de evaluar las medidas generales sobre la economía venezolana y las petroleras, pero manteniendo las sanciones individuales contra funcionarios del gobierno madurista.

 Expectativas

Rojas recuerda además que los demócratas no avalan los llamados a diálogo que hace la gestión de Maduro porque lo considera vacío y sin resultados concretos.

 “No llega a nada, deben haber movimientos reales como depurar el Registro Electoral, liberar presos políticos sin meter presos a otros o que Maduro ponga fecha a elecciones generales pero no los hay, de manera que no cambiará demasiado la política de EEUU hacia Venezuela, porque además es una posición bipartidista (de republicanos y demócratas)”, apunta Rojas.

González también dejó claro que ya basta del uso del diálogo por parte de Maduro como una táctica para ganar tiempo y permanecer en el poder.

“La política de EEUU hacia Venezuela con Biden pueden tomar un cariz multilateral, es decir, trabajar más con socios en la Unión Europea (UE) y Canadá, en lugar de hacerlo unilateral como  Trump, retomar negociaciones con Cuba, con el tema Venezuela”, señala.

El experto indica además que si bien Biden no es un hombre de enfrentamientos verbales con otros jefes de Estado, más si son enemigos, a diferencia de Trump, se continuará desde su gestión con la presión internacional y el trabajo para recuperar la democracia en Venezuela. La amenaza de opciones de fuerza como alguna vez lo insinuó Trump también quedarán de lado.

Biden no será blando con estos temas, ya cuenta con un equipo pesado en política exterior. De cualquier forma hay que esperar porque el giro del nuevo rumbo puede tomar tiempo, hay prioridades para el nuevo gobierno de EEUU como la economía y el tema del COVID-19″, sostiene.

¿Puente en la Cámara de Representantes?

 Tras las elecciones en EEUU, el demócrata Gregory Meeks se convirtió en presidente del Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes. De inmediato fue visualizado como antiguo amigo de Maduro al coincidir en el llamado Grupo de Boston y un posible puente con la gestión del también demócrata Joe Biden.

 Pero según la agencia AP, consultado sobre esa posibilidad, Meeks no se refiere al gobernante venezolano en términos tan cordiales y asegura estar listo para enfrentarlo. Esto, aclara,  si los aliados en América Latina, la UE y la administración Biden lo consideran útil. Señala que también estaría dispuesto a involucrar a Cuba y Rusia en eventuales negociaciones.

 “Tendríamos algunas conversaciones realmente duras sobre lo que ha sucedido y lo que debe suceder para deshacer algunas de las cosas autoritarias que han sucedido desde que se convirtió en presidente”, declara.

La nota de AP firmada por el periodista Joshua Goodman, también menciona un antecedente negativo para un encuentro entre Meeks y Maduro, la petición de liberación de Leopoldo López por parte de Meeks que el gobernante no atendió.

 “Maduro no confía en su propia sombra. Pero podría confiar en Gregory Meeks (…) Si alguien puede hacer avanzar las cosas, será Meeks. No tengo ninguna duda de que será un activo invaluable para la administración de Biden “, apuesta por su parte el excongresista Bill Delahunt, cercano a Meeks.