Ni EEUU levantará sanciones ni Maduro romperá con Putin, estima Benigno Alarcón  

POLÍTICA · 8 MARZO, 2022 17:45

Ver más de

Deisy Martínez


¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
1
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

El director del Centro de Estudios Políticos y de Gobierno de la Universidad Católica Andrés Bello (Cepyg -Ucab), Benigno Alarcón, descarta que el acercamiento entre el gobierno de Estados Unidos y Miraflores se deba a un cambio radical de la política de la administración de Joe Biden hacia la gestión de Nicolás Maduro.

A propósito de la reunión sostenida entre funcionarios de ambos gobiernos el fin de semana en Caracas, confirmada por la Casa Blanca y Maduro, el analista político también desestima por tanto, que en caso de reiniciarse un diálogo EE. UU.-Venezuela, Biden vaya a decretar el levantamiento de sanciones contra la gestión madurista.

«No creo que sea un cambio de EE. UU. hacia Maduro sino un intento por lograr lo mismo por un camino distinto. El tema de los presos estadounidenses (directivos de Citgo), que siempre se ha tratado directamente con Maduro para que los deje en libertad, fue un motivador importante para esa reunión», señaló en declaraciones a Efecto Cocuyo. 

La portavoz del gobierno de EE. UU., Jen Psaki declaró este 7 de marzo que en el primer encuentro se trataron varios temas, entre ellos la seguridad energética y la condición de salud de ciudadanos estadounidenses detenidos en Venezuela. Esto último, en alusión a los seis directivos de Citgo, condenados a 13 años de prisión por presuntos ilícitos durante la firma de contratos de Pdvsa.

Biden y Maduro se mueven por razones estratégicas, señalan internacionalistas

 

Maduro debe ceder

Sobre funcionarios venezolanos pesan sanciones internacionales por incurrir supuestamente en violaciones de derechos humanos, corrupción y narcotráfico. Pdvsa también es objeto de medidas restrictivas, lo que le impide comercializar libremente el poco petróleo que se produce.

Alarcón advierte que es un error afirmar que con la última movida, EEUU busca un camino para levantar tales sanciones «a cambio de nada».

«Eso es falso, creo que EE. UU. no retirará sanciones sin concesiones del gobierno venezolano y la vez meterá presión para que Venezuela no se meta en el conflicto Rusia-Ucrania», apunta.

En todo caso, aclara, hay interés de todas las partes para que varias empresas petroleras, entre ellas Chevron, permanezcan en el país a través de la extensión de la licencia de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (Ofac), para que mantengan inversiones, tal como ha sucedido hasta ahora.

La última extensión (suman ocho) se hizo el pasado 24 de noviembre de 2021, con vigencia hasta el 1 de junio de 2022, a favor de Chevron Corp, Halliburton Co., Schlumberger, Baker Hughes Co. y Weatherford International Plc. Les ha sido impuesta como condición que operen al mínimo.

«El motivador de Maduro son las sanciones porque ha perdido dinero y el alza del petróleo no lo beneficia por los elevados descuentos que debe hacer para poder venderlo, por lo que el tema de mejorar los ingresos le interesa mucho», asegura Alarcón.

No marca distancia con Putin

Para el también abogado, si bien Maduro adopta una actitud pragmática al alejarse un poco de Rusia y su conflicto con Ucrania por intereses económicos, no implica que su gobierno se distancie demasiado o rompa con el de Vladimir Putin.

Estima que en el discurso Maduro seguirá apoyando a Rusia, pero en la práctica no hará nada que moleste a EE. UU. y la Unión Europea. No duda tampoco que el giro en la posición del gobernante venezolano no guste a Putin.

Pudiera suceder también, coincide, que Rusia no esté presente en la reanudación de las negociaciones entre Maduro y la oposición venezolana en México, por encontrarse en una posición incómoda.

Con respecto a México, Alarcón precisa que la reanudación ya estaba planteada antes de la visita de la delegación estadounidense a Venezuela, solo que Maduro aprovechó la reunión para dar su respuesta positiva a una condición ya puesta por el gobierno de EE. UU. y formalizar el compromiso de volver a la mesa.

Destaca además que se retoma a México con una reconfiguración de la agenda que pasa por ampliar a los actores participantes y acordar los temas de discusión. Para el analista político sigue siendo difícil que Maduro acepte realizar elecciones presidenciales en Venezuela antes de 2024.

Maduro anuncia «reformateo» del diálogo nacional y que continuará conversaciones con EEUU

 ¿Maduro asa dos conejos a la vez?

«Puede ser; pero los dos conejos no son tontos. EE. UU. juega pragmáticamente para que Venezuela no se meta (conflicto Rusia-Ucrania), se porte bien y dé concesiones. Maduro debe deshojar la margarita porque está en una situación complicada y el tema del petróleo le interesa mucho», responde Alarcón.