OPINIÓN · 25 JUNIO, 2022 05:09

Refugiados, como en los barcos 

Ver más de

Leoncio Barrios | @Leonciobarrios

¿Cómo valoras esta información?

3
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Para mediados de 2022, según organismos internacionales, cerca de 100 millones de personas han emigrado de sus países. La migración es un problema con muchas aristas: personales, familiares, demográficas, políticas, económicas, jurídicas, sociales, entre otras. Pero, lo más grave es el drama humano que significa. Sobre todo, cuando de refugiados se trata.

No todo emigrante es un refugiado y no todos los refugiados, aunque tengan el mismo estatus legal, son tratados igual. Todos los continentes enfrentan el problema de la migración pero no lo hacen de la misma manera. Por lo que se ve en noticieros y redes, hay refugiados de primera, de segunda y hasta de tercera clase, como en los barcos.

Entre migrantes o refugiados te veas

Independientemente de la definiciones de los organismos internacionales, asumo, con simpleza, que inmigrante es quien sale de un sitio para instalarse en otro, independiente de las razones que le llevan a emigrar. Toda persona extranjera es inmigrante. También, en forma simplista, diría que se emigra, fundamentalmente, por dos razones: mejorar las condiciones de vida o por salvar la vida. Hay diferencia y no es poca cosa.

Entre quienes emigran por mejorar la vida, algunos lo hacen en forma planificada, deciden a dónde, cuándo salir, hacen una reservación aérea, llegan, legalmente, al país de destino y, aún cuando cayeran en la ilegalidad, tienen posibilidades de pasar a legales. Emigran volando entre nubes.

Hay quienes emigran con una mínima planificación, o sin ninguna. Acaso, reúnen el dinero para pagar un viaje ilegal. Se atreven a viajar sin visa, inclusive, sin pasaporte. Lo hacen a todo riesgo con tal de salir de donde están. En el periplo del viaje pueden perder sus pertenencias, a familiares, a amigos. Inclusive, su propia vida tratando de conseguir una mejor. Emigran por peligrosas travesías en camiones, buses, nadando o navegando. Entre ellos, están quienes huyen de conflictos bélicos y, el país receptor, en el mejor de los casos, les concede el estatus de refugiados.

La viña del refugiado

Ser refugiado tiene pros y contras. El mayor pro es la protección, que en casi todos los ámbitos, debería otorgarles el país donde llegan. La mayor contra es la categoría en sí misma. Refugiado tiene una connotación negativa: los de abajo, los que tienen menos, los parias de la tierra.

Dentro de la categoría de refugiados hay tipologías relacionadas con el país de donde provienen, las circunstancias políticas de la huida, el medio de transporte en que emigran, el país de refugio. A esto puede agregarse el sexo, la edad, el color de piel. No todo es igual bajo la viña del refugio.

Refugiado en Europa

La situación de refugiados en Europa se agudiza debido al trágico conflicto bélico en Ucrania de donde huyen millones a refugiarse en países vecinos. Al mismo tiempo, en mucho menor número, siguen llegando a ese continente inmigrantes de África y América Latina.

En los noticieros europeos se observa una reacción distinta por parte de grupos institucionales y en pobladores hacia quienes buscan refugio siendo del mismo continente y los que llegan cruzando mares, navegando o por los aires.

Los refugiados europeos son bienvenidos en cualquier otro país, atendidos de la mejor forma posible. Reciben la solidaridad que merecen y debería manifestarse con quienes huyen de su país por causas extremas.

Además, de las circunstancias por las que emigran, la guerra, los refugiados ucranianos tienen algunas características que los hacen ser bienvenidos. En su inmensa mayoría, son de piel blanca, ojos y cabellos claros. Se nota, en sus atuendos, una cierta capacidad adquisitiva y, muy probablemente, tengan una buena preparación académica. No son presentados como problema por más que sean decenas o centenas de miles.

Quienes buscan refugio en Europa y provienen de otros continentes, al llegar, reciben la atención humanitaria correspondiente pero son vistos como un problema y algunos grupos conservadores les acusan de ser la causa de los problemas que sufren los países que los acogen. No en vano, la mayoría de esos refugiados son pobres, hombres en edad (re) productiva pero con bajo nivel académico y de piel oscura. Algunos llegan saltando rejas, otros, navegando en frágiles embarcaciones con cadáveres de compañeros fallecidos en la travesía. Son recibidos pero no bienvenidos.

Refugiados en América

Una radiografía a través de los noticieros y las redes de lo que es ser inmigrante en el viejo y en el nuevo continente deja ver diferencias en el tratamiento. Quienes quieren escapar de las críticas condiciones socioeconómicas y políticas del país latinoamericano en que viven y lo hacen a otros países de la región pueden encontrar condiciones casi tan críticas como el que abandonan. Al emigrar sin mayores recursos económicas o capacitación, aumentan los riesgos de ser víctimas de discriminación por xenofobia y aporofobia. Precisamente, por ser pobres.

El lugar más codiciado para buscar refugio en América está al norte de ese continente y hacia allá se dirigen miles que viajan en avión pero muchos más lo hacen en transporte público o en caravanas de largas travesías o, a pie, subiendo montañas, atravesando ríos y selvas sembradas de peligros.

Quizás, el mayor de todos los peligros que enfrentan quienes buscan refugio en América son otras personas que los detienen, explotan o abusan de ellas. Incluso, a cuenta de autoridades. Los derechos humanos, a veces, se ignoran. Queda la solidaridad de la gente del país huésped.

La legalidad, el apoyo de grupos o personas, la tenacidad, y, ¿por qué no?, la suerte ayudan a alcanzar el sueño americano, cualquiera sea el país de ese continente donde se busque refugio. Sin embargo, ser refugiado, donde sea y como sea, es siempre difícil aunque lo sea más para algunos. Ciertas condiciones aplican.

***

Las opiniones expresadas en esta sección son de entera responsabilidad de sus autores.

Del mismo autor: Las fiestas de Junio en Venezuela

ESPECIALES · 25 SEPTIEMBRE, 2021

Qué pasa en la frontera sur de Estados Unidos

Texto por Ivan Reyes | @IvanEReyes

ESPECIALES · 4 SEPTIEMBRE, 2021

Salud sexual en Venezuela: guía para jóvenes

Texto por Albany Andara Meza | @AlbanyAndara

ESPECIALES · 1 JULIO, 2021

Venezolanos en el Río Grande

Texto por Luz Mely Reyes | @LuzMelyReyes

ESPECIALES · 29 JUNIO, 2021

#PandemiaEnVenezuela

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 15 MARZO, 2021

#UnAñoDePandemia

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 20 FEBRERO, 2021

Explosión Monagas

Texto por Ronny Rodríguez Rosas | @ronnyrodriguez

ESPECIALES · 4 FEBRERO, 2021

Cáncer en Venezuela

Texto por Mariana Souquett Gil | @nanasouquett

ESPECIALES · 7 NOVIEMBRE, 2020

INVESTIGACIÓN | Finanzas dispersas: el rompecabezas del Gobierno interino

Texto por Equipo de Investigación (*)

ESPECIALES · 5 JULIO, 2020

Civiles que hicieron historia

Texto por Efecto Cocuyo

ESPECIALES · 14 ENERO, 2020

INVESTIGACIÓN | Metro Dirección Colapso

Texto por María Victoria Fermín Kancev | @vickyfermin

ESPECIALES · 17 DICIEMBRE, 2019

INVESTIGACIÓN | 102 toneladas de droga esfumadas en manos del Estado

Texto por Cristina González | @twdecristina

ESPECIALES · 16 DICIEMBRE, 2019

INVESTIGACIÓN | Vargas: Tragedia y olvido

Texto por Efecto Cocuyo

ESPECIALES · 22 OCTUBRE, 2019

INVESTIGACIÓN | Infancia de luto

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 24 ENERO, 2019

Parir y nacer en la Venezuela del hambre

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 24 ENERO, 2019

Misses y santos

Texto por Ana Griffin y Reynaldo Mozo Zambrano

ESPECIALES · 15 JULIO, 2020

INVESTIGACIÓN | Arco Minero del Orinoco: crimen, corrupción y cianuro

Texto por Julett Pineda y Edgar López

ESPECIALES · 30 MAYO, 2019

El amargo cacao venezolano: entre el delito y el asedio oficial

Texto por Vanessa Moreno Losada | @MoreLosada24

OPINIÓN · 10 AGOSTO, 2022 05:31

Papá ¿dónde queda el Darién?

Marcos, de 7 años, se esmeraba dibujando El Ávila con sus creyones mientras escuchaba la radio de la cocina que tenía sintonizada su padre. La pregunta puso a correr a su papá Ernesto, quien tuvo que apelar a un mapa para ubicar la selva de Panamá. Ernesto trató de explicar en palabras sencillas lo dicho […]

OPINIÓN · 9 AGOSTO, 2022 05:38

Craso error: alimentar desconfianzas

La desconfianza ha sido uno de los grandes obstáculos que han tenido los partidos políticos opositores al gobierno de Nicolás Maduro para mostrarse cohesionados y, al mismo tiempo, representar una alternativa atractiva para sus electores. En los últimos años, tenemos una larga lista de episodios que han servido para alimentar la desconfianza política y, en […]

OPINIÓN · 8 AGOSTO, 2022 05:45

La prostasina: ¿un nuevo marcador de riesgo potencial de diabetes y cáncer?

Los médicos han identificado una proteína en la sangre que podría emplearse como una señal de advertencia temprana para los que corren el riesgo de padecer diabetes, cáncer o ambas enfermedades simultáneamente. Investigadores de Suecia y China tomaron muestras de sangre en más de 4500 adultos de mediana edad, como parte de un gran estudio […]

OPINIÓN · 7 AGOSTO, 2022 05:22

Los dientes de China

Esta semana ha estado llena de eventos importantes en la geopolítica mundial, pero sin duda, el más controvertido y que ha generado mayor preocupación internacional ha sido la visita de Nancy Pelosi, presidenta de la cámara de representantes del Congreso de los Estados Unidos, a Taiwán de manera oficial y en medio de reclamos diplomáticos […]

OPINIÓN · 7 AGOSTO, 2022

Refugiados, como en los barcos 

Texto por Leoncio Barrios | @Leonciobarrios

Para mediados de 2022, según organismos internacionales, cerca de 100 millones de personas han emigrado de sus países. La migración es un problema con muchas aristas: personales, familiares, demográficas, políticas, económicas, jurídicas, sociales, entre otras. Pero, lo más grave es el drama humano que significa. Sobre todo, cuando de refugiados se trata.

No todo emigrante es un refugiado y no todos los refugiados, aunque tengan el mismo estatus legal, son tratados igual. Todos los continentes enfrentan el problema de la migración pero no lo hacen de la misma manera. Por lo que se ve en noticieros y redes, hay refugiados de primera, de segunda y hasta de tercera clase, como en los barcos.

Entre migrantes o refugiados te veas

Independientemente de la definiciones de los organismos internacionales, asumo, con simpleza, que inmigrante es quien sale de un sitio para instalarse en otro, independiente de las razones que le llevan a emigrar. Toda persona extranjera es inmigrante. También, en forma simplista, diría que se emigra, fundamentalmente, por dos razones: mejorar las condiciones de vida o por salvar la vida. Hay diferencia y no es poca cosa.

Entre quienes emigran por mejorar la vida, algunos lo hacen en forma planificada, deciden a dónde, cuándo salir, hacen una reservación aérea, llegan, legalmente, al país de destino y, aún cuando cayeran en la ilegalidad, tienen posibilidades de pasar a legales. Emigran volando entre nubes.

Hay quienes emigran con una mínima planificación, o sin ninguna. Acaso, reúnen el dinero para pagar un viaje ilegal. Se atreven a viajar sin visa, inclusive, sin pasaporte. Lo hacen a todo riesgo con tal de salir de donde están. En el periplo del viaje pueden perder sus pertenencias, a familiares, a amigos. Inclusive, su propia vida tratando de conseguir una mejor. Emigran por peligrosas travesías en camiones, buses, nadando o navegando. Entre ellos, están quienes huyen de conflictos bélicos y, el país receptor, en el mejor de los casos, les concede el estatus de refugiados.

La viña del refugiado

Ser refugiado tiene pros y contras. El mayor pro es la protección, que en casi todos los ámbitos, debería otorgarles el país donde llegan. La mayor contra es la categoría en sí misma. Refugiado tiene una connotación negativa: los de abajo, los que tienen menos, los parias de la tierra.

Dentro de la categoría de refugiados hay tipologías relacionadas con el país de donde provienen, las circunstancias políticas de la huida, el medio de transporte en que emigran, el país de refugio. A esto puede agregarse el sexo, la edad, el color de piel. No todo es igual bajo la viña del refugio.

Refugiado en Europa

La situación de refugiados en Europa se agudiza debido al trágico conflicto bélico en Ucrania de donde huyen millones a refugiarse en países vecinos. Al mismo tiempo, en mucho menor número, siguen llegando a ese continente inmigrantes de África y América Latina.

En los noticieros europeos se observa una reacción distinta por parte de grupos institucionales y en pobladores hacia quienes buscan refugio siendo del mismo continente y los que llegan cruzando mares, navegando o por los aires.

Los refugiados europeos son bienvenidos en cualquier otro país, atendidos de la mejor forma posible. Reciben la solidaridad que merecen y debería manifestarse con quienes huyen de su país por causas extremas.

Además, de las circunstancias por las que emigran, la guerra, los refugiados ucranianos tienen algunas características que los hacen ser bienvenidos. En su inmensa mayoría, son de piel blanca, ojos y cabellos claros. Se nota, en sus atuendos, una cierta capacidad adquisitiva y, muy probablemente, tengan una buena preparación académica. No son presentados como problema por más que sean decenas o centenas de miles.

Quienes buscan refugio en Europa y provienen de otros continentes, al llegar, reciben la atención humanitaria correspondiente pero son vistos como un problema y algunos grupos conservadores les acusan de ser la causa de los problemas que sufren los países que los acogen. No en vano, la mayoría de esos refugiados son pobres, hombres en edad (re) productiva pero con bajo nivel académico y de piel oscura. Algunos llegan saltando rejas, otros, navegando en frágiles embarcaciones con cadáveres de compañeros fallecidos en la travesía. Son recibidos pero no bienvenidos.

Refugiados en América

Una radiografía a través de los noticieros y las redes de lo que es ser inmigrante en el viejo y en el nuevo continente deja ver diferencias en el tratamiento. Quienes quieren escapar de las críticas condiciones socioeconómicas y políticas del país latinoamericano en que viven y lo hacen a otros países de la región pueden encontrar condiciones casi tan críticas como el que abandonan. Al emigrar sin mayores recursos económicas o capacitación, aumentan los riesgos de ser víctimas de discriminación por xenofobia y aporofobia. Precisamente, por ser pobres.

El lugar más codiciado para buscar refugio en América está al norte de ese continente y hacia allá se dirigen miles que viajan en avión pero muchos más lo hacen en transporte público o en caravanas de largas travesías o, a pie, subiendo montañas, atravesando ríos y selvas sembradas de peligros.

Quizás, el mayor de todos los peligros que enfrentan quienes buscan refugio en América son otras personas que los detienen, explotan o abusan de ellas. Incluso, a cuenta de autoridades. Los derechos humanos, a veces, se ignoran. Queda la solidaridad de la gente del país huésped.

La legalidad, el apoyo de grupos o personas, la tenacidad, y, ¿por qué no?, la suerte ayudan a alcanzar el sueño americano, cualquiera sea el país de ese continente donde se busque refugio. Sin embargo, ser refugiado, donde sea y como sea, es siempre difícil aunque lo sea más para algunos. Ciertas condiciones aplican.

***

Las opiniones expresadas en esta sección son de entera responsabilidad de sus autores.

Del mismo autor: Las fiestas de Junio en Venezuela

¿Cómo valoras esta información?

3

QUÉ CHÉVERE

QUÉ INDIGNANTE

QUÉ CHIMBO

OPINIÓN · 10 AGOSTO, 2022 05:31

Papá ¿dónde queda el Darién?

OPINIÓN · 9 AGOSTO, 2022 05:38

Craso error: alimentar desconfianzas