OPINIÓN · 17 AGOSTO, 2021 05:30

Las mujeres en la acción humanitaria

Ver más de

Susana Reina | @feminismoinc

¿Cómo valoras esta información?

2
QUÉ CHÉVERE
1
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Escribo este artículo horrorizada por la toma de poder de los talibanes en Afganistán, consciente de lo que esto significa para sus habitantes, sobre todo para sus mujeres y niñas, habitual botín de todas las guerras conocidas. Impotente también, porque ya sabemos lo que les va a pasar sin que podamos hacer mucho, más que poner la noticia en primer plano por todos los medios a nuestro alcance para no olvidarlas, para no dejarlas tan solas.

Este 19 de agosto se celebra el Día Internacional de la Acción Humanitaria, fecha instituida por la Asamblea General de Naciones Unidas en diciembre de 2008. La acción humanitaria, según el Diccionario de Acción Humanitaria y Cooperación al Desarrollo, es “el conjunto diverso de acciones de ayuda a las víctimas de desastres (desencadenados por catástrofes naturales o por conflictos armados) orientadas a aliviar su sufrimiento, garantizar su subsistencia, proteger sus derechos fundamentales y defender su dignidad, así como a frenar el proceso de desestructuración socioeconómica de la comunidad y prepararlos ante desastres naturales”.

Toda crisis impacta fuertemente la vida de las personas. Usualmente han sido fuente de dolor y causa de profundos cambios físicos o psicológicos a nivel personal y comunitario. Se ha demostrado que las redes habituales de protección familiar y social quedan alteradas y desestructuradas al ocurrir un evento estresante como migraciones, desastres naturales, emergencias humanitarias complejas o conflictos armados. 

Impacto diferenciado de las crisis

Al mismo tiempo, como en todo fenómeno social, el impacto que sufren hombres, mujeres, niñas y niños no es el mismo, porque los recursos y fortalezas de afrontamiento varían de acuerdo a la edad y el sexo, pero también por otros factores como la raza, la clase social, la orientación sexual, la etnia, la presencia de discapacidades o lugar donde se vive.

Algunos hechos reportados por ONU Mujeres nos pueden ayudar a comprender por qué hablamos de impacto diferenciado y negativo sobre las mujeres. Aproximadamente un 35% de las mujeres ha sido víctima de violencia física o sexual en todo el mundo y en entornos en conflicto esta cifra se agrava. Más del 70% de las mujeres ha vivido situaciones de violencia de género en algunos entornos en crisis. El 60% de los casos de muerte materna que se pueden prevenir se producen en conflictos, desplazamientos y desastres naturales.

Cada día mueren 500 mujeres y niñas adolescentes debido a complicaciones durante el embarazo y el parto en contextos de emergencia. Las niñas adolescentes que viven en zonas de conflicto tienen un 90% más de probabilidades de no asistir a la escuela en comparación con las niñas que viven en otros países donde no hay conflictos.

Diversos estudios han puesto de manifiesto que, debido al papel de las mujeres como cuidadoras, durante los desastres naturales tienen más probabilidades de hacer sacrificios, como ingerir menos alimentos por el bienestar de su familia. Asimismo, corren mayores riesgos de vulnerabilidad económica, puesto que estos desastres suelen provocar la migración de los hombres. Esto, entre muchos otros problemas que les toca vivir a las mujeres por ser eso, mujeres.

Por ello, un programa integral de ayuda y defensa de las víctimas de desastres o situaciones de emergencia humanitaria debe reconocer esa realidad y trascender al androcentrismo que caracteriza a muchas intervenciones, que parten del supuesto tácito de que las necesidades masculinas son el eje en torno al cual se vertebran todas las acciones. Cuando esto pasa, se deja por fuera una amplia gama de grupos que requieren soporte adaptado a sus particularidades humanas. Como en todo, un enfoque “talla única” no funciona, ni garantiza equidad, igualdad ni justicia.

Incorporar perspectiva feminista a la acción humanitaria

Conscientes de esto, muchas agencias de cooperación internacional que se dedican a la acción humanitaria han establecido normativas y principios que guían las intervenciones dirigidas a la prevención de crisis, la preparación y respuesta a la reducción de la vulnerabilidad, el afrontamiento de riesgos, la promoción de la resiliencia y el aprovechamiento del liderazgo, enfocado en las mujeres.

Sus marcos de acción involucran desde jefas de hogares en contextos de guerra, desplazamientos, catástrofes o pandemias, así como atención a mujeres refugiadas, buscando proporcionarles soluciones que tomen en cuenta sus especiales condiciones de vida, evitando caer en estereotipos y roles tradicionales de género.

Para que los derechos de las mujeres sean protegidos y respetados es necesario incorporar mirada feminista en las acciones que se emprendan tanto externamente, escuchando sus voces e incorporando a las beneficiarias en la toma de decisiones, como internamente, en la composición paritaria de líderes que conforman los equipos de respuesta.

Como dice el viejo adagio, las crisis son fuente de oportunidad y transformación, que bien aprovechadas pueden construir nuevos caminos para el desarrollo. Al transversalizar estrategias de género, las agencias de ayuda humanitaria pueden ofrecer a las mujeres nuevas y mejores oportunidades, obtener un mayor impacto social y abrir caminos al necesario y urgente cierre de las brechas que ha generado la histórica desigualdad entre hombres y mujeres, con crisis o sin ellas.

***

Las opiniones expresadas en esta sección son de entera responsabilidad de sus autores.

De la misma autora: ¡Bienvenida la Generación de Cristal!

ESPECIALES · 25 SEPTIEMBRE, 2021

Qué pasa en la frontera sur de Estados Unidos

Texto por Ivan Reyes | @IvanEReyes

ESPECIALES · 4 SEPTIEMBRE, 2021

Salud sexual en Venezuela: guía para jóvenes

Texto por Albany Andara Meza | @AlbanyAndara

ESPECIALES · 1 JULIO, 2021

Venezolanos en el Río Grande

Texto por Luz Mely Reyes | @LuzMelyReyes

ESPECIALES · 29 JUNIO, 2021

#PandemiaEnVenezuela

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 15 MARZO, 2021

#UnAñoDePandemia

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 20 FEBRERO, 2021

Explosión Monagas

Texto por Ronny Rodríguez Rosas | @ronnyrodriguez

ESPECIALES · 4 FEBRERO, 2021

Cáncer en Venezuela

Texto por Mariana Souquett Gil | @nanasouquett

ESPECIALES · 7 NOVIEMBRE, 2020

INVESTIGACIÓN | Finanzas dispersas: el rompecabezas del Gobierno interino

Texto por Equipo de Investigación (*)

ESPECIALES · 5 JULIO, 2020

Civiles que hicieron historia

Texto por Efecto Cocuyo

ESPECIALES · 14 ENERO, 2020

INVESTIGACIÓN | Metro Dirección Colapso

Texto por María Victoria Fermín Kancev | @vickyfermin

ESPECIALES · 17 DICIEMBRE, 2019

INVESTIGACIÓN | 102 toneladas de droga esfumadas en manos del Estado

Texto por Cristina González | @twdecristina

ESPECIALES · 16 DICIEMBRE, 2019

INVESTIGACIÓN | Vargas: Tragedia y olvido

Texto por Efecto Cocuyo

ESPECIALES · 22 OCTUBRE, 2019

INVESTIGACIÓN | Infancia de luto

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 24 ENERO, 2019

Parir y nacer en la Venezuela del hambre

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 24 ENERO, 2019

Misses y santos

Texto por Ana Griffin y Reynaldo Mozo Zambrano

ESPECIALES · 15 JULIO, 2020

INVESTIGACIÓN | Arco Minero del Orinoco: crimen, corrupción y cianuro

Texto por Julett Pineda y Edgar López

ESPECIALES · 30 MAYO, 2019

El amargo cacao venezolano: entre el delito y el asedio oficial

Texto por Vanessa Moreno Losada | @MoreLosada24

OPINIÓN · 29 SEPTIEMBRE, 2022 05:30

El acoso escolar, una realidad que no puede esperar

Un año escolar que se inicia es un espacio determinante para fijar los pilares de la convivencia, entre ellos los límites a cualquier tipo de violencia y discriminación. Ser nuevo en el centro educativo, haber sido transferido de otra sección, las condiciones de los uniformes o útiles escolares pueden dar pie a que un estudiante […]

OPINIÓN · 28 SEPTIEMBRE, 2022 05:30

Aborto legal, seguro y gratuito

Nuevamente, hoy 28 septiembre, Día de Acción Global por un aborto legal y seguro, los grupos de mujeres de movimientos feministas en el mundo nos levantamos para exigir a los gobiernos la despenalización y legalización del aborto y la facilitación del acceso al mismo, con el objetivo de reducir las muertes por interrupciones inseguras del […]

OPINIÓN · 27 SEPTIEMBRE, 2022 05:32

Hundidos en la anarquía bolivariana

El humo de la democracia se ha ido esfumando rápidamente. Se oyen voces que pretenden reivindicar imposibles o erigir absurdos. Pero tan contradictorias intenciones, lejos de lograr algunas de las promesas en provecho del desarrollo, terminaron afectando propuestas de crecimiento que habría inspirado el progreso que presumía merecer el país. En los primeros 20 años […]

OPINIÓN · 26 SEPTIEMBRE, 2022 05:30

Alzheimer: ¿alteración en la investigación?

La demencia es un síndrome neurocognitivo que se refiere a un conjunto de síntomas relacionados con la pérdida de memoria y el deterioro de la función cognitiva, entre otros. Una de las formas más comunes de demencia es la enfermedad de Alzheimer, que afecta a millones de personas. Según los datos en 2020, unos 55 […]

OPINIÓN · 26 SEPTIEMBRE, 2022

Las mujeres en la acción humanitaria

Texto por Susana Reina | @feminismoinc

Escribo este artículo horrorizada por la toma de poder de los talibanes en Afganistán, consciente de lo que esto significa para sus habitantes, sobre todo para sus mujeres y niñas, habitual botín de todas las guerras conocidas. Impotente también, porque ya sabemos lo que les va a pasar sin que podamos hacer mucho, más que poner la noticia en primer plano por todos los medios a nuestro alcance para no olvidarlas, para no dejarlas tan solas.

Este 19 de agosto se celebra el Día Internacional de la Acción Humanitaria, fecha instituida por la Asamblea General de Naciones Unidas en diciembre de 2008. La acción humanitaria, según el Diccionario de Acción Humanitaria y Cooperación al Desarrollo, es “el conjunto diverso de acciones de ayuda a las víctimas de desastres (desencadenados por catástrofes naturales o por conflictos armados) orientadas a aliviar su sufrimiento, garantizar su subsistencia, proteger sus derechos fundamentales y defender su dignidad, así como a frenar el proceso de desestructuración socioeconómica de la comunidad y prepararlos ante desastres naturales”.

Toda crisis impacta fuertemente la vida de las personas. Usualmente han sido fuente de dolor y causa de profundos cambios físicos o psicológicos a nivel personal y comunitario. Se ha demostrado que las redes habituales de protección familiar y social quedan alteradas y desestructuradas al ocurrir un evento estresante como migraciones, desastres naturales, emergencias humanitarias complejas o conflictos armados. 

Impacto diferenciado de las crisis

Al mismo tiempo, como en todo fenómeno social, el impacto que sufren hombres, mujeres, niñas y niños no es el mismo, porque los recursos y fortalezas de afrontamiento varían de acuerdo a la edad y el sexo, pero también por otros factores como la raza, la clase social, la orientación sexual, la etnia, la presencia de discapacidades o lugar donde se vive.

Algunos hechos reportados por ONU Mujeres nos pueden ayudar a comprender por qué hablamos de impacto diferenciado y negativo sobre las mujeres. Aproximadamente un 35% de las mujeres ha sido víctima de violencia física o sexual en todo el mundo y en entornos en conflicto esta cifra se agrava. Más del 70% de las mujeres ha vivido situaciones de violencia de género en algunos entornos en crisis. El 60% de los casos de muerte materna que se pueden prevenir se producen en conflictos, desplazamientos y desastres naturales.

Cada día mueren 500 mujeres y niñas adolescentes debido a complicaciones durante el embarazo y el parto en contextos de emergencia. Las niñas adolescentes que viven en zonas de conflicto tienen un 90% más de probabilidades de no asistir a la escuela en comparación con las niñas que viven en otros países donde no hay conflictos.

Diversos estudios han puesto de manifiesto que, debido al papel de las mujeres como cuidadoras, durante los desastres naturales tienen más probabilidades de hacer sacrificios, como ingerir menos alimentos por el bienestar de su familia. Asimismo, corren mayores riesgos de vulnerabilidad económica, puesto que estos desastres suelen provocar la migración de los hombres. Esto, entre muchos otros problemas que les toca vivir a las mujeres por ser eso, mujeres.

Por ello, un programa integral de ayuda y defensa de las víctimas de desastres o situaciones de emergencia humanitaria debe reconocer esa realidad y trascender al androcentrismo que caracteriza a muchas intervenciones, que parten del supuesto tácito de que las necesidades masculinas son el eje en torno al cual se vertebran todas las acciones. Cuando esto pasa, se deja por fuera una amplia gama de grupos que requieren soporte adaptado a sus particularidades humanas. Como en todo, un enfoque “talla única” no funciona, ni garantiza equidad, igualdad ni justicia.

Incorporar perspectiva feminista a la acción humanitaria

Conscientes de esto, muchas agencias de cooperación internacional que se dedican a la acción humanitaria han establecido normativas y principios que guían las intervenciones dirigidas a la prevención de crisis, la preparación y respuesta a la reducción de la vulnerabilidad, el afrontamiento de riesgos, la promoción de la resiliencia y el aprovechamiento del liderazgo, enfocado en las mujeres.

Sus marcos de acción involucran desde jefas de hogares en contextos de guerra, desplazamientos, catástrofes o pandemias, así como atención a mujeres refugiadas, buscando proporcionarles soluciones que tomen en cuenta sus especiales condiciones de vida, evitando caer en estereotipos y roles tradicionales de género.

Para que los derechos de las mujeres sean protegidos y respetados es necesario incorporar mirada feminista en las acciones que se emprendan tanto externamente, escuchando sus voces e incorporando a las beneficiarias en la toma de decisiones, como internamente, en la composición paritaria de líderes que conforman los equipos de respuesta.

Como dice el viejo adagio, las crisis son fuente de oportunidad y transformación, que bien aprovechadas pueden construir nuevos caminos para el desarrollo. Al transversalizar estrategias de género, las agencias de ayuda humanitaria pueden ofrecer a las mujeres nuevas y mejores oportunidades, obtener un mayor impacto social y abrir caminos al necesario y urgente cierre de las brechas que ha generado la histórica desigualdad entre hombres y mujeres, con crisis o sin ellas.

***

Las opiniones expresadas en esta sección son de entera responsabilidad de sus autores.

De la misma autora: ¡Bienvenida la Generación de Cristal!

¿Cómo valoras esta información?

2

QUÉ CHÉVERE

1

QUÉ INDIGNANTE

QUÉ CHIMBO

OPINIÓN · 29 SEPTIEMBRE, 2022 05:30

El acoso escolar, una realidad que no puede esperar

OPINIÓN · 28 SEPTIEMBRE, 2022 05:30

Aborto legal, seguro y gratuito

OPINIÓN · 27 SEPTIEMBRE, 2022 05:32

Hundidos en la anarquía bolivariana