OPINIÓN · 22 MARZO, 2022 05:45

La crisis de gobernabilidad

Ver más de

Antonio José Monagas

¿Cómo valoras esta información?

2
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Desde que el escritor y filósofo francés, Edmund Thiandiere, refirió que “la política es el arte de disfrazar de interés general el interés particular”, todo comenzó a reescribirse bajo el influjo de parámetros poco dilucidados hasta entonces. La política apostaba para dar con la felicidad del hombre, aún en medio de las más borrascosas circunstancias.

Actualmente, el arte de la política, habida cuenta que es igualmente calificada como una ciencia social,  se ha visto conculcada por consideraciones baladíes que han conducido al hombre a ser víctima de sus pasiones, egoísmos y envidias.

Ahora la política se ha asociado a prácticas envenenadas por negocios que rompen las barreras de virtudes y valores. Complicaciones que resienten razones y enturbian la autoridad moral para gobernar. Se emplea un lenguaje que lacera la dignidad y responsabilidad ciudadana. 

El ejercicio de la política se contamina de enfermedades que perjudican la gobernabilidad. Tanto como el equilibrio de los poderes públicos y la confianza sobre la cual debe descansar la perseverancia de la política.

El político de hoy, generalmente tiene una visión borrosa, confundida o disminuida de las realidades. Esto sucede mayormente, en el fragor de gobiernos que poco o nada comprenden los alcances de la gobernanza. O las repercusiones de la ingobernabilidad. Su precaria formación los atrapa a consecuencia de la desesperación que padecen ante los tiempos por venir. El reloj se convierte para ellos en un enemigo implacable.

No tienen idea alguna de lo que en esencia es la política. No entienden que el ejercicio de la política debe buscar la convivencia en toda su amplitud. En consecuencia, la política debe ser capaz de demostrar las razones que sustentan su ideario. De motivar según las capacidades y proyectos que cada quien tenga para sí. De procurar que se disfrute la historia política como basamento ideológico, que inspire nuevos desarrollos políticos. De acuciar reflexiones que conduzcan a concienciar la importancia de compartir la política como ejercicio de vida social y económica.

El ejercicio político que se desenvuelve en sociedades integradas por su pluralismo, debe ser la bandera que debe izarse en cada evento. Pues más que abatir con discursos que rayan en lo repetitivo y tedioso, el propósito debe ser exaltar la ciudadanía como fundamento de integración, consolidación y unificación de la sociedad.

Pero las realidades son otra cosa. Evidencian las equivocaciones que, reiteradamente, son utilizadas como dinamos de los tiempos en curso. De esa forma, la política se disfraza de cuánta ideología es posible con la finalidad de aparentar lo que resulta absurdo mostrar. Aunque el problema se acrecienta cuando la política intenta desvirtuar las realidades.

La política en su contradictorio juego por convencer las emociones de una colectividad, bien puede representarla Venezuela con su carga de conflictos y engaños , donde el gobierno se rige por una “ineptocracia”. Este género ideológico, es “un sistema de gobierno en el que los menos preparados para gobernar son elegidos por los menos preparados para producir y por los más incapaces para triunfar a partir del esfuerzo propio”. Así lo conceptúa el escritor Jean d’Ormesson, quien fuera miembro natural de la Academia Francesa. A decir por las realidades analizadas, la gestión política imperante ha hecho de Venezuela la más descarada vergüenza bolivariana. O sea, el reino de lo absurdo.

***

Las opiniones expresadas en esta sección son de entera responsabilidad de sus autores.

Del mismo autor: La ironía de la historia

ESPECIALES · 25 SEPTIEMBRE, 2021

Qué pasa en la frontera sur de Estados Unidos

Texto por Ivan Reyes | @IvanEReyes

ESPECIALES · 4 SEPTIEMBRE, 2021

Salud sexual en Venezuela: guía para jóvenes

Texto por Albany Andara Meza | @AlbanyAndara

ESPECIALES · 1 JULIO, 2021

Venezolanos en el Río Grande

Texto por Luz Mely Reyes | @LuzMelyReyes

ESPECIALES · 29 JUNIO, 2021

#PandemiaEnVenezuela

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 15 MARZO, 2021

#UnAñoDePandemia

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 20 FEBRERO, 2021

Explosión Monagas

Texto por Ronny Rodríguez Rosas | @ronnyrodriguez

ESPECIALES · 4 FEBRERO, 2021

Cáncer en Venezuela

Texto por Mariana Souquett Gil | @nanasouquett

ESPECIALES · 7 NOVIEMBRE, 2020

INVESTIGACIÓN | Finanzas dispersas: el rompecabezas del Gobierno interino

Texto por Equipo de Investigación (*)

ESPECIALES · 5 JULIO, 2020

Civiles que hicieron historia

Texto por Efecto Cocuyo

ESPECIALES · 14 ENERO, 2020

INVESTIGACIÓN | Metro Dirección Colapso

Texto por María Victoria Fermín Kancev | @vickyfermin

ESPECIALES · 17 DICIEMBRE, 2019

INVESTIGACIÓN | 102 toneladas de droga esfumadas en manos del Estado

Texto por Cristina González | @twdecristina

ESPECIALES · 16 DICIEMBRE, 2019

INVESTIGACIÓN | Vargas: Tragedia y olvido

Texto por Efecto Cocuyo

ESPECIALES · 22 OCTUBRE, 2019

INVESTIGACIÓN | Infancia de luto

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 24 ENERO, 2019

Parir y nacer en la Venezuela del hambre

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 24 ENERO, 2019

Misses y santos

Texto por Ana Griffin y Reynaldo Mozo Zambrano

ESPECIALES · 15 JULIO, 2020

INVESTIGACIÓN | Arco Minero del Orinoco: crimen, corrupción y cianuro

Texto por Julett Pineda y Edgar López

ESPECIALES · 30 MAYO, 2019

El amargo cacao venezolano: entre el delito y el asedio oficial

Texto por Vanessa Moreno Losada | @MoreLosada24

OPINIÓN · 16 AGOSTO, 2022 05:13

De las huellas que deja un amigo “peludo”

In memóriam a mi perro Roy Toda buena amistad deja huellas que construyen sueños y motivan realidades. Huellas que aleccionan para la vida. Lecciones que marcan emociones, momentos y experiencias. Igualmente, actitudes. Esto lo ofrecen sólo los amigos. Ellos saben brindar el socorro que clama la necesidad. Desde la más llana, hasta aquellas que no […]

OPINIÓN · 15 AGOSTO, 2022 05:29

Un nuevo virus se cierne sobre el horizonte

A principios de agosto, en medio de la amenaza militar china a Taiwan, un equipo internacional de científicos identificó un nuevo virus que probablemente se transmitió a los humanos, en otro posible contagio zoonótico en menos de tres años desde la pandemia de coronavirus. Desde el comienzo de la pandemia de coronavirus se ha estado […]

OPINIÓN · 14 AGOSTO, 2022 05:15

Colombia y Venezuela: ¿un nuevo comienzo?

Colombia y Venezuela ocupan un eje geográfico al norte de Suramérica con una historia común pero llena de ambigüedades e intereses contrapuestos. Una región cuyo intercambio comercial por la década de los noventa llegó a estar por el orden de los diez mil millones de dólares al año, con una generación de empleos a ambos […]

OPINIÓN · 13 AGOSTO, 2022 05:35

La supuesta impotencia ante la violencia machista

Pareciera que estamos ante otra epidemia entre las varias que nos atacan mundialmente. Esta vez no es un virus ni una bacteria el transmisor, es una persona, más específicamente: un tipo de hombre que se cree dueño del universo y sobre todo de las mujeres, en particular, de la “suya”, a quien golpea psicológica y […]

OPINIÓN · 13 AGOSTO, 2022

La crisis de gobernabilidad

Texto por Antonio José Monagas

Desde que el escritor y filósofo francés, Edmund Thiandiere, refirió que “la política es el arte de disfrazar de interés general el interés particular”, todo comenzó a reescribirse bajo el influjo de parámetros poco dilucidados hasta entonces. La política apostaba para dar con la felicidad del hombre, aún en medio de las más borrascosas circunstancias.

Actualmente, el arte de la política, habida cuenta que es igualmente calificada como una ciencia social,  se ha visto conculcada por consideraciones baladíes que han conducido al hombre a ser víctima de sus pasiones, egoísmos y envidias.

Ahora la política se ha asociado a prácticas envenenadas por negocios que rompen las barreras de virtudes y valores. Complicaciones que resienten razones y enturbian la autoridad moral para gobernar. Se emplea un lenguaje que lacera la dignidad y responsabilidad ciudadana. 

El ejercicio de la política se contamina de enfermedades que perjudican la gobernabilidad. Tanto como el equilibrio de los poderes públicos y la confianza sobre la cual debe descansar la perseverancia de la política.

El político de hoy, generalmente tiene una visión borrosa, confundida o disminuida de las realidades. Esto sucede mayormente, en el fragor de gobiernos que poco o nada comprenden los alcances de la gobernanza. O las repercusiones de la ingobernabilidad. Su precaria formación los atrapa a consecuencia de la desesperación que padecen ante los tiempos por venir. El reloj se convierte para ellos en un enemigo implacable.

No tienen idea alguna de lo que en esencia es la política. No entienden que el ejercicio de la política debe buscar la convivencia en toda su amplitud. En consecuencia, la política debe ser capaz de demostrar las razones que sustentan su ideario. De motivar según las capacidades y proyectos que cada quien tenga para sí. De procurar que se disfrute la historia política como basamento ideológico, que inspire nuevos desarrollos políticos. De acuciar reflexiones que conduzcan a concienciar la importancia de compartir la política como ejercicio de vida social y económica.

El ejercicio político que se desenvuelve en sociedades integradas por su pluralismo, debe ser la bandera que debe izarse en cada evento. Pues más que abatir con discursos que rayan en lo repetitivo y tedioso, el propósito debe ser exaltar la ciudadanía como fundamento de integración, consolidación y unificación de la sociedad.

Pero las realidades son otra cosa. Evidencian las equivocaciones que, reiteradamente, son utilizadas como dinamos de los tiempos en curso. De esa forma, la política se disfraza de cuánta ideología es posible con la finalidad de aparentar lo que resulta absurdo mostrar. Aunque el problema se acrecienta cuando la política intenta desvirtuar las realidades.

La política en su contradictorio juego por convencer las emociones de una colectividad, bien puede representarla Venezuela con su carga de conflictos y engaños , donde el gobierno se rige por una “ineptocracia”. Este género ideológico, es “un sistema de gobierno en el que los menos preparados para gobernar son elegidos por los menos preparados para producir y por los más incapaces para triunfar a partir del esfuerzo propio”. Así lo conceptúa el escritor Jean d’Ormesson, quien fuera miembro natural de la Academia Francesa. A decir por las realidades analizadas, la gestión política imperante ha hecho de Venezuela la más descarada vergüenza bolivariana. O sea, el reino de lo absurdo.

***

Las opiniones expresadas en esta sección son de entera responsabilidad de sus autores.

Del mismo autor: La ironía de la historia

¿Cómo valoras esta información?

2

QUÉ CHÉVERE

QUÉ INDIGNANTE

QUÉ CHIMBO

OPINIÓN · 16 AGOSTO, 2022 05:13

De las huellas que deja un amigo “peludo”

OPINIÓN · 15 AGOSTO, 2022 05:29

Un nuevo virus se cierne sobre el horizonte

OPINIÓN · 14 AGOSTO, 2022 05:15

Colombia y Venezuela: ¿un nuevo comienzo?