Ante la crisis del Estado, ¿sociedad solidaria? - Efecto Cocuyo

OPINIÓN · 29 MARZO, 2020 04:34

Ante la crisis del Estado, ¿sociedad solidaria?

Ver más de

Mirla Perez | @mirlamargarita

¿Cómo valoras esta información?

6
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

“En la relación y en la familia radica nuestra fuerza, capacidad de resiliencia y liberación.”

“Hay sentimientos encontrados. Cuando uno sale a la calle, a uno le da impotencia, tristeza, le da rabia, le da dolor, por ejemplo, en la comunidad, nosotros salimos y la cantidad de niños pidiendo comida es impresionante. Hay hambre, nos estamos muriendo”. Esa es solo una parte de la historia que ya en 2019 contaba Delia.

Un corto relato de la Venezuela que ahora está forzada a vivir una pandemia sin estructuras, sin condiciones de vida, sin combustible, con un aparato productivo destruido, con hambre generalizada, sin servicios de agua, electricidad ni gas. Ese es el país que hemos venido presentando. Un país en caída libre. 

Como familia hemos vivido el aislamiento social antes de ser instruido por el régimen: “No puedo visitar a mi mamá porque no hay gasolina”, ese era el relato de Iris ya en el año 2019. Esto venía ocurriendo en varios estados del país tanto por la escasez de gasolina como por las condiciones del transporte público. Desde hace tres años, el tráfico entre estado y a lo interno de las ciudades y pueblos viene bajando sistemáticamente.

Los venezolanos hemos vivido un aislamiento creciente, hambre, desplazamiento migratorio forzoso y un sistema de salud destruido. ¿Podemos hablar de salud pública en Venezuela? Una de las prácticas de este régimen ha sido eliminar toda institucionalidad con la intensión de debilitarnos como sociedad, por lo tanto, no existe posibilidad alguna de que este grupo de poder actúe con responsabilidad y eficiencia. Este sistema hundió a Venezuela en la devastación y la muerte. 

Hospitales contaminados

“El centro de salud está contaminado completamente. El anatómico no tiene patólogos, no tienen los congeladores para preservar los cadáveres, alrededor mucha basura y escombros, son horrendos los olores, son olores catastróficos, nauseabundo, muy fuerte. Te asomas y ves pedazos de miembros del cuerpo”. Palabras también de Delia, en 2019, pero ahora describiendo el Hospital General del Sur, uno de los centros más grande de la región zuliana y que hoy cuenta como uno de los que ayudarán a resolver la eventual crisis a causa del coronavirus. ¿Cómo ayuda un centro de salud como este?

Las condiciones hospitalarias son precarias, sin tener en cuenta que el sistema preventivo no existe. Hace muchos años somos vulnerables. Ahora nos enfrentamos a las peores condiciones humanitarias y sanitarias que hayamos imaginado. El Estado no garantizó el bienestar. ¿Puede entonces proteger en unas condiciones límites como las que vivimos? La respuesta es directa e inequívoca: no pueden, no quieren y no les interesa.

Esta pandemia ha venido demostrando que el aparato de control-totalitario que viene madurando en Venezuela bajo la burocracia del poder comunal, sólo sirve para coartar, controlar, someter, pero de ninguna manera para prevenir ni brindar protección a la población. Hoy nuestros barrios y urbanizaciones están totalmente desamparados.  

En este sentido, la burocracia socialista se perfila en el poder tiránico, como un poder arbitrario: un gobierno en el cual no es preciso rendir cuentas, un gobierno que no se responsabiliza ante nadie.

En las tiranías no hay responsabilidad de proteger ni de garantizar la vida ni de preservar la seguridad de los ciudadanos. ¿Cuál ha sido la medida más drástica tomada por el régimen? El aislamiento. Afortunadamente es una de las medidas urgente a implementar que coincide con los protocolos internacionales, aunque el móvil sea la coacción y el control político junto con el aislamiento necesario por la falta de combustible. 

¿Qué reto nos plantea? 

Los venezolanos estamos solos, no tenemos un estado de protección y bienestar. La garantía está en el vivir juntos y en la solidaridad. Estamos en el punto original de la política. La comunidad, el espacio público, la unidad de hombres y mujeres como el verdadero espacio de protección.

Por esta razón, la coincidencia, convivencia en el espacio comunitario y social, es lo que nos puede conducir a la superación de la pandemia y de las condiciones de supresión de la libertad. Todo en un mismo acontecimiento. Somos vulnerables institucionalmente porque el régimen nos trajo hasta aquí. 

Pero también somos fuertes como comunidad porque partimos de una cultura solidaria y de convivencia. Somos convives. En la relación y en la familia radica nuestra fuerza y capacidad de resiliencia y liberación. En las crisis, durante los momentos más oscuros tenemos al vecino que como dicen en mi barrio: “es tu familia más cercana”.

¡La auctoritas está en la relación afectiva de nuestras comunidades! Poder del pequeño grupo y de un sujeto que ha tenido una historia de desencuentros. ¿Pasó del poder resiliente a poder para la liberación?

***

Las opiniones expresadas en esta sección son de entera responsabilidad de sus autores.

 

De la misma autora: Normalización de lo ilícito

ESPECIALES · 20 FEBRERO, 2021

Explosión Monagas

Texto por Ronny Rodríguez Rosas | @ronnyrodriguez

ESPECIALES · 7 NOVIEMBRE, 2020

INVESTIGACIÓN | Finanzas dispersas: el rompecabezas del Gobierno interino

Texto por Equipo de Investigación (*)

ESPECIALES · 5 JULIO, 2020

Civiles que hicieron historia

Texto por Efecto Cocuyo

ESPECIALES · 14 ENERO, 2020

INVESTIGACIÓN | Metro Dirección Colapso

Texto por María Victoria Fermín Kancev | @vickyfermin

ESPECIALES · 17 DICIEMBRE, 2019

INVESTIGACIÓN | 102 toneladas de droga esfumadas en manos del Estado

Texto por Cristina González | @twdecristina

ESPECIALES · 16 DICIEMBRE, 2019

INVESTIGACIÓN | Vargas: Tragedia y olvido

Texto por Efecto Cocuyo

ESPECIALES · 22 OCTUBRE, 2019

INVESTIGACIÓN | Infancia de luto

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 24 ENERO, 2019

Parir y nacer en la Venezuela del hambre

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 24 ENERO, 2019

Misses y santos

Texto por Ana Griffin y Reynaldo Mozo Zambrano

ESPECIALES · 15 JULIO, 2020

INVESTIGACIÓN | Arco Minero del Orinoco: crimen, corrupción y cianuro

Texto por Julett Pineda y Edgar López

ESPECIALES · 30 MAYO, 2019

El amargo cacao venezolano: entre el delito y el asedio oficial

Texto por Vanessa Moreno Losada | @MoreLosada24

OPINIÓN · 20 JUNIO, 2021 05:04

El humor, base de la resistencia

El humor será siempre un recurso para reírnos del poder, aunque, cuando es tiránico, va contra quienes se resisten riéndose de él. La burla da lugar a la libertad, la recrea, abre una puerta de salida al temor. En la Venezuela de hoy constituye un recurso -inadvertido- de las comunidades ante las acciones que rechazan […]

OPINIÓN · 19 JUNIO, 2021 05:12

Criptopolítica

Se ha abierto un interesante debate en términos globales, a propósito de la decisión del actual presidente de El Salvador, Nayib Bukele, de promover un proyecto de ley que permita la adopción del bitcoin, como moneda de curso legal en ese país. Las repercusiones de una decisión de esa naturaleza se podrían perder de vista […]

OPINIÓN · 18 JUNIO, 2021 05:51

Isabel, La Monja, Senegal y Jorgito

Oscar [email protected] Isabel Hace un par de semanas estaba con mi amiga, hermana de la vida, Isabel Ferrer, en Barquisimeto, su tierra (bueno realmente es caroreña, para que no se me ponga brava). Salíamos de visitar a una gran empresa agroalimentaria, paradigma del buen hacer empresarial en Venezuela. Isabel, muy a su estilo, mientras agitaba […]

OPINIÓN · 17 JUNIO, 2021 04:23

Paternidad en reconstrucción

Un nuevo Día del Padre toca la puerta en medio de la pandemia. Esta última no hará que la celebración colapse los restaurantes, ni las tiendas de souvenirs. En muchos hogares es un día como cualquier otro, pues, los padres están ausentes; en otros, aun con su presencia física no tiene comparación con lo acontecido […]