OPINIÓN · 7 FEBRERO, 2016 12:02

El Ministerio de la oscuridad

Ver más de

Hector Briceño | @HectorBriceno

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Los ministros del gabinete económico no asistieron a la comparecencia ante la Asamblea Nacional. No rindieron cuentas. No informaron de las actividades realizadas ni de los proyectos futuros. En su defecto propusieron en secreto al Presidente de la Asamblea Nacional, realizar una comparecencia privada. Irónicamente, los enemigos de la iniciativa privada prefieren privacidad en la rendición de cuentas del erario público.

La razón la dio a conocer el nuevo vicepresidente: Los temas económicos no pueden debatirse públicamente, pues eso pondría en riesgo al país, sentenció. Y esto lo afirma en el medio de una crisis que el Gobierno se afana en denominar con el eufemismo de “Guerra Económica”.

Pero no se trata de una guerra económica, al menos no como la plantea el Gobierno. Se trata en realidad del desprecio a la libertad y al derecho a la información, pues, un ciudadano bien informado es dueño de su propio destino.

La práctica no es nueva ni se intensifica exclusivamente, como algunos piensan, con la llegada de la crisis. Todo lo contrario. La disposición del Gobierno a negar cualquier información es parte constitutiva del chavismo. Desde su mitología fundacional, su ascenso y hasta la muerte de su líder máximo está íntimamente relacionada con el secretismo. Y todo apunta a que su caída también lo estará.

Ejemplos de esto es como la Asamblea Nacional anterior se negó a elaborar una Ley de Acceso a la información Pública, aunque sí se apuró en modificar, en diciembre pasado, la Ley del Banco Central (BCV) para librarlo de la obligación de presentar indicadores económicos periódicos. También, en días recientes, el Ministerio de Planificación bajó de la web el portal www.sisov.mpd.gob.ve que brindaba indicadores sociales y económicos, por supuesto obsoletos desde 2013. El Instituto Nacional de Estadística (INE) no ha dado a conocer los datos de ingresos de los hogares del Censo Nacional del año 2011. Tampoco las cifras de pobreza por ingreso (LP) desde el 2013.

Así sucesivamente, los momentos más importantes de la historia del chavismo han sucedido en la oscuridad de la noche y en lugares secretos. Ocultos no sólo al escrutinio de los ojos del ciudadano común, sino muy especialmente al escrutinio de la razón. Ello con una doble función: por un lado, ocultar la magnitud de sus continuos fracasos, y por el otro, alimentar las fantasías conspirativas de la élite gobernante.

No es casual entonces, que el informe de Transparencia Internacional 2015 registre a Venezuela como el país más corrupto del continente y uno de los 10 más corruptos del mundo. Sólo superado por Somalia, Corea del Norte, Afganistán, Sudán, Irak Libia y Angola.

La corrupción solo es posible allí donde hay ciudadanos desinformados. Donde el Estado no presenta los indicadores de su desempeño y no rinde cuentas de los recursos públicos, manteniendo una gestión oscura e inaccesible, blindada al escrutinio, y por tanto imposible de seguir y evaluar objetivamente.

Pero toda esta oscuridad adquiere un mayor significado, cúspide del cinismo y de la ironía, porque es hecha por un gobierno que se autodenomina revolucionario, que dice promover la participación ciudadana en la gestión pública, cuando ésta sólo es posible con un ciudadano bien informado.

Atando los dos cabos es posible entonces entender la naturaleza más profunda del sistema político denominado Socialismo del Siglo XXI. Únicamente es posible manipular y utilizar un ciudadano cuando se mantiene en la oscuridad de las tinieblas.

ESPECIALES · 25 SEPTIEMBRE, 2021

Qué pasa en la frontera sur de Estados Unidos

Texto por Ivan Reyes | @IvanEReyes

ESPECIALES · 4 SEPTIEMBRE, 2021

Salud sexual en Venezuela: guía para jóvenes

Texto por Albany Andara Meza | @AlbanyAndara

ESPECIALES · 1 JULIO, 2021

Venezolanos en el Río Grande

Texto por Luz Mely Reyes | @LuzMelyReyes

ESPECIALES · 29 JUNIO, 2021

#PandemiaEnVenezuela

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 15 MARZO, 2021

#UnAñoDePandemia

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 20 FEBRERO, 2021

Explosión Monagas

Texto por Ronny Rodríguez Rosas | @ronnyrodriguez

ESPECIALES · 4 FEBRERO, 2021

Cáncer en Venezuela

Texto por Mariana Souquett Gil | @nanasouquett

ESPECIALES · 7 NOVIEMBRE, 2020

INVESTIGACIÓN | Finanzas dispersas: el rompecabezas del Gobierno interino

Texto por Equipo de Investigación (*)

ESPECIALES · 5 JULIO, 2020

Civiles que hicieron historia

Texto por Efecto Cocuyo

ESPECIALES · 14 ENERO, 2020

INVESTIGACIÓN | Metro Dirección Colapso

Texto por María Victoria Fermín Kancev | @vickyfermin

ESPECIALES · 17 DICIEMBRE, 2019

INVESTIGACIÓN | 102 toneladas de droga esfumadas en manos del Estado

Texto por Cristina González | @twdecristina

ESPECIALES · 16 DICIEMBRE, 2019

INVESTIGACIÓN | Vargas: Tragedia y olvido

Texto por Efecto Cocuyo

ESPECIALES · 22 OCTUBRE, 2019

INVESTIGACIÓN | Infancia de luto

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 24 ENERO, 2019

Parir y nacer en la Venezuela del hambre

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 24 ENERO, 2019

Misses y santos

Texto por Ana Griffin y Reynaldo Mozo Zambrano

ESPECIALES · 15 JULIO, 2020

INVESTIGACIÓN | Arco Minero del Orinoco: crimen, corrupción y cianuro

Texto por Julett Pineda y Edgar López

ESPECIALES · 30 MAYO, 2019

El amargo cacao venezolano: entre el delito y el asedio oficial

Texto por Vanessa Moreno Losada | @MoreLosada24

OPINIÓN · 3 OCTUBRE, 2022 05:30

Tratar la miopía con un cambio de aire

Una generación de miopes -de Mr. Magoo– está surgiendo. Una epidemia de miopía, en parte no reconocida, está afectando a los ojos de los niños. Aquellos con miopía pueden ver claramente objetos de cerca, como las palabras escritas en esta página. Pero su visión de lejos se vuelve borrosa y es probable que se necesite […]

OPINIÓN · 2 OCTUBRE, 2022 05:30

¿Por qué están prosperando tanto las autocracias?

El término autocracia se define como un «régimen político en el que una sola persona gobierna sin someterse a ningún tipo de limitación y con la facultad de promulgar y modificar leyes a su voluntad». También como una «forma de gobierno en la cual la voluntad de una sola persona es la suprema ley» es […]

OPINIÓN · 1 OCTUBRE, 2022 05:00

La Ruta Verde

La Ruta Verde no es una iniciativa de ecologistas en países ricos tan preocupados en estos tiempos por la crisis ambiental que atraviesa el mundo, no. La Ruta Verde, así con ese nombre tan ecológico, es un conjunto de acciones de mujeres en Venezuela para exigir la despenalización del aborto y la aprobación de una […]

OPINIÓN · 30 SEPTIEMBRE, 2022 05:30

913 sanciones

El pasado 16 de septiembre, el gobierno de Estados Unidos volvió a pronunciarse acerca de Venezuela, esta vez, emitiendo serias amenazas contra Maduro. El subsecretario de Estado de EE UU para el Hemisferio Occidental, Brian Nichols, ante la comisión de Relaciones Exteriores del Senado, comentó: «Nicolás Maduro comete un error grave si piensa que nuestra […]

OPINIÓN · 30 SEPTIEMBRE, 2022

El Ministerio de la oscuridad

Texto por Hector Briceño | @HectorBriceno

Los ministros del gabinete económico no asistieron a la comparecencia ante la Asamblea Nacional. No rindieron cuentas. No informaron de las actividades realizadas ni de los proyectos futuros. En su defecto propusieron en secreto al Presidente de la Asamblea Nacional, realizar una comparecencia privada. Irónicamente, los enemigos de la iniciativa privada prefieren privacidad en la rendición de cuentas del erario público.

La razón la dio a conocer el nuevo vicepresidente: Los temas económicos no pueden debatirse públicamente, pues eso pondría en riesgo al país, sentenció. Y esto lo afirma en el medio de una crisis que el Gobierno se afana en denominar con el eufemismo de “Guerra Económica”.

Pero no se trata de una guerra económica, al menos no como la plantea el Gobierno. Se trata en realidad del desprecio a la libertad y al derecho a la información, pues, un ciudadano bien informado es dueño de su propio destino.

La práctica no es nueva ni se intensifica exclusivamente, como algunos piensan, con la llegada de la crisis. Todo lo contrario. La disposición del Gobierno a negar cualquier información es parte constitutiva del chavismo. Desde su mitología fundacional, su ascenso y hasta la muerte de su líder máximo está íntimamente relacionada con el secretismo. Y todo apunta a que su caída también lo estará.

Ejemplos de esto es como la Asamblea Nacional anterior se negó a elaborar una Ley de Acceso a la información Pública, aunque sí se apuró en modificar, en diciembre pasado, la Ley del Banco Central (BCV) para librarlo de la obligación de presentar indicadores económicos periódicos. También, en días recientes, el Ministerio de Planificación bajó de la web el portal www.sisov.mpd.gob.ve que brindaba indicadores sociales y económicos, por supuesto obsoletos desde 2013. El Instituto Nacional de Estadística (INE) no ha dado a conocer los datos de ingresos de los hogares del Censo Nacional del año 2011. Tampoco las cifras de pobreza por ingreso (LP) desde el 2013.

Así sucesivamente, los momentos más importantes de la historia del chavismo han sucedido en la oscuridad de la noche y en lugares secretos. Ocultos no sólo al escrutinio de los ojos del ciudadano común, sino muy especialmente al escrutinio de la razón. Ello con una doble función: por un lado, ocultar la magnitud de sus continuos fracasos, y por el otro, alimentar las fantasías conspirativas de la élite gobernante.

No es casual entonces, que el informe de Transparencia Internacional 2015 registre a Venezuela como el país más corrupto del continente y uno de los 10 más corruptos del mundo. Sólo superado por Somalia, Corea del Norte, Afganistán, Sudán, Irak Libia y Angola.

La corrupción solo es posible allí donde hay ciudadanos desinformados. Donde el Estado no presenta los indicadores de su desempeño y no rinde cuentas de los recursos públicos, manteniendo una gestión oscura e inaccesible, blindada al escrutinio, y por tanto imposible de seguir y evaluar objetivamente.

Pero toda esta oscuridad adquiere un mayor significado, cúspide del cinismo y de la ironía, porque es hecha por un gobierno que se autodenomina revolucionario, que dice promover la participación ciudadana en la gestión pública, cuando ésta sólo es posible con un ciudadano bien informado.

Atando los dos cabos es posible entonces entender la naturaleza más profunda del sistema político denominado Socialismo del Siglo XXI. Únicamente es posible manipular y utilizar un ciudadano cuando se mantiene en la oscuridad de las tinieblas.

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE

QUÉ INDIGNANTE

QUÉ CHIMBO

OPINIÓN · 3 OCTUBRE, 2022 05:30

Tratar la miopía con un cambio de aire

OPINIÓN · 2 OCTUBRE, 2022 05:30

¿Por qué están prosperando tanto las autocracias?

OPINIÓN · 1 OCTUBRE, 2022 05:00

La Ruta Verde