«Venezuela no está preparada para enfrentar consecuencias de tormentas», advierten expertos  

LA HUMANIDAD · 1 JULIO, 2022 16:41

Ver más de

Deisy Martínez


¿Cómo valoras esta información?

4
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

El anuncio del posible paso del ciclón Bonnie por el norte costero venezolano, hecho por el gobierno de Nicolás Maduro el pasado 28 de junio, causó alarma en la población pese a que el Ejecutivo aseguró que estaba preparado para afrontar sus consecuencias.

La temporada de lluvias que comenzó en abril en Venezuela, y que el Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inameh) tenía previsto se extendiera hasta junio, ya había causado estragos en varios estados del país, como Mérida, donde se han producido deslaves, crecida de ríos y caídas de puentes, además de cortes de luz.

 ¿Cómo podría asegurar Maduro servicios como la electricidad y la activación efectiva de organismos de salvamento como Protección Civil (PC) ante un fenómeno natural mayor, si cuerpos de seguridad como los bomberos carecen de implementos básicos para trabajar, entre ellos vehículos? La historia de inundaciones por falta de limpieza de las cabeceras de ríos y quebradas y la ausencia de obras para contener el impacto de las aguas siempre es la misma con cada período lluvioso.

 «El país no está preparado para enfrentar fenómenos naturales de envergadura como la tormenta Bret y mucho menos un ciclón que no pasó de un coletazo. En muy pocas partes del país se hacen simulacros sobre cómo actuar o movilizarse ante desastres naturales, así como no se hace la limpieza de ríos, ni se evita la obstrucción de quebradas», señaló el profesor Valdemar Andrade, miembro del Instituto de Meteorología de la Universidad Central de Venezuela (UCV).

 En declaraciones a Efecto Cocuyo, el experto advierte que los planes públicos para enfrentar contingencias naturales en Venezuela se desconocen.

Qué hacer antes, durante y después del ciclón

 Organismos con carencias

 El ciclón tropical dos perdió fuerza a su paso por Trinidad y Tobago y no causó daños en Venezuela, aunque para el 29 de junio se advertía que se esperaban lluvias en varios estados, producto de «coletazos» del ciclón. Paraguaná, estado Falcón, llevaba para la mañana del jueves 12 horas sin servicio eléctrico y desde Mérida se reportó el bloqueo de vías hacia El Vigía. En La Guaira hubo inundaciones.

 «Los organismos de salvamento están muy mal dotados, deberían tener hasta drones. Los bomberos no cuentan con los implementos para combatir incendios urbanos ni forestales, cuando se les llama para una emergencia ellos mismos te dicen que trabajarán con lo poco que tienen», lamenta Andrade.

 Indica que otra medida de prevención que poco se cumple es el sobrevuelo después de las precipitaciones por las zonas norte y sur del cerro El Ávila, rebautizado por el chavismo como Waraira Repano.

Explica el especialista que con cada fuerte aguacero hay movimientos de masas y erosiones que ocasionan pequeñas represas con árboles caídos y escombros, que si no se remueven antes de otra lluvia generan desbordamientos aguas abajo.

 El recuerdo de la tormenta Bret

 El «fallido» ciclón Bonnie sobre Venezuela avivó el recuerdo del paso en 1993 de la tormenta Bret, causante de 153 muertesy más de 4.000 damnificados, la mayoría en Caracas.

 Andrade reitera que ni en ese entonces ni ahora el país está preparado para contrarrestar los efectos adversos de un fenómeno natural de ese tipo. Sostiene que los simulacros en caso de desastres naturales, coordinados entre organismos de salvamento, ministerios con competencia, escuelas y universidades deberían realizarse por lo menos dos veces al año. Mientras que las charlas y talleres deberían ser frecuentes.

 «Es importante que la gente sepa cómo evacuar en caso de una tormenta por ejemplo, evaluar los tiempos de reacción, respuesta y tomar correctivos», apuntó.

Inameh: Inestabilidad que dejó el ciclón provocará lluvias en todo el territorio #30Jun

Se mantiene la amenaza

Para este 1 de julio, el Inameh informó sobre la aproximación de la onda tropical número 14 en el oriente de Venezuela, que provocará lluvias dispersas en la zona nororiental y en el Delta Amacuro.

El exdirector nacional de Protección Civil, Antonio Rivero, advierte que se debe estar alerta, puesto que desde junio hasta octubre se mantendrá la amenaza de ciclones tropicales. 

«Los ciclones siempre comienzan como ondas tropicales y terminan en huracán, en este caso llegó a tormenta y se debilitó bastante, pudo haber causado bajo otras condiciones más severas un fuerte daño en Venezuela», dijo a Efecto Cocuyo. 

Enfatizó que la ruta de los ciclones tiene efectos sobre la costa norte de Venezuela, donde se concentra la mayor población, aeropuertos, puertos y principales vías de comunicación, por lo que un impacto mayor pudiera ocasionar serios daños. Alerta que la atención por los efectos adversos sería muy difícil  desde el oriente, donde comienza a pasar el fenómeno hasta la península de Paraguaná. 

 

 

 

LA HUMANIDAD · 16 AGOSTO, 2022

«Venezuela no está preparada para enfrentar consecuencias de tormentas», advierten expertos  

Texto por Deisy Martínez

El anuncio del posible paso del ciclón Bonnie por el norte costero venezolano, hecho por el gobierno de Nicolás Maduro el pasado 28 de junio, causó alarma en la población pese a que el Ejecutivo aseguró que estaba preparado para afrontar sus consecuencias.

La temporada de lluvias que comenzó en abril en Venezuela, y que el Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inameh) tenía previsto se extendiera hasta junio, ya había causado estragos en varios estados del país, como Mérida, donde se han producido deslaves, crecida de ríos y caídas de puentes, además de cortes de luz.

 ¿Cómo podría asegurar Maduro servicios como la electricidad y la activación efectiva de organismos de salvamento como Protección Civil (PC) ante un fenómeno natural mayor, si cuerpos de seguridad como los bomberos carecen de implementos básicos para trabajar, entre ellos vehículos? La historia de inundaciones por falta de limpieza de las cabeceras de ríos y quebradas y la ausencia de obras para contener el impacto de las aguas siempre es la misma con cada período lluvioso.

 «El país no está preparado para enfrentar fenómenos naturales de envergadura como la tormenta Bret y mucho menos un ciclón que no pasó de un coletazo. En muy pocas partes del país se hacen simulacros sobre cómo actuar o movilizarse ante desastres naturales, así como no se hace la limpieza de ríos, ni se evita la obstrucción de quebradas», señaló el profesor Valdemar Andrade, miembro del Instituto de Meteorología de la Universidad Central de Venezuela (UCV).

 En declaraciones a Efecto Cocuyo, el experto advierte que los planes públicos para enfrentar contingencias naturales en Venezuela se desconocen.

Qué hacer antes, durante y después del ciclón

 Organismos con carencias

 El ciclón tropical dos perdió fuerza a su paso por Trinidad y Tobago y no causó daños en Venezuela, aunque para el 29 de junio se advertía que se esperaban lluvias en varios estados, producto de «coletazos» del ciclón. Paraguaná, estado Falcón, llevaba para la mañana del jueves 12 horas sin servicio eléctrico y desde Mérida se reportó el bloqueo de vías hacia El Vigía. En La Guaira hubo inundaciones.

 «Los organismos de salvamento están muy mal dotados, deberían tener hasta drones. Los bomberos no cuentan con los implementos para combatir incendios urbanos ni forestales, cuando se les llama para una emergencia ellos mismos te dicen que trabajarán con lo poco que tienen», lamenta Andrade.

 Indica que otra medida de prevención que poco se cumple es el sobrevuelo después de las precipitaciones por las zonas norte y sur del cerro El Ávila, rebautizado por el chavismo como Waraira Repano.

Explica el especialista que con cada fuerte aguacero hay movimientos de masas y erosiones que ocasionan pequeñas represas con árboles caídos y escombros, que si no se remueven antes de otra lluvia generan desbordamientos aguas abajo.

 El recuerdo de la tormenta Bret

 El «fallido» ciclón Bonnie sobre Venezuela avivó el recuerdo del paso en 1993 de la tormenta Bret, causante de 153 muertesy más de 4.000 damnificados, la mayoría en Caracas.

 Andrade reitera que ni en ese entonces ni ahora el país está preparado para contrarrestar los efectos adversos de un fenómeno natural de ese tipo. Sostiene que los simulacros en caso de desastres naturales, coordinados entre organismos de salvamento, ministerios con competencia, escuelas y universidades deberían realizarse por lo menos dos veces al año. Mientras que las charlas y talleres deberían ser frecuentes.

 «Es importante que la gente sepa cómo evacuar en caso de una tormenta por ejemplo, evaluar los tiempos de reacción, respuesta y tomar correctivos», apuntó.

Inameh: Inestabilidad que dejó el ciclón provocará lluvias en todo el territorio #30Jun

Se mantiene la amenaza

Para este 1 de julio, el Inameh informó sobre la aproximación de la onda tropical número 14 en el oriente de Venezuela, que provocará lluvias dispersas en la zona nororiental y en el Delta Amacuro.

El exdirector nacional de Protección Civil, Antonio Rivero, advierte que se debe estar alerta, puesto que desde junio hasta octubre se mantendrá la amenaza de ciclones tropicales. 

«Los ciclones siempre comienzan como ondas tropicales y terminan en huracán, en este caso llegó a tormenta y se debilitó bastante, pudo haber causado bajo otras condiciones más severas un fuerte daño en Venezuela», dijo a Efecto Cocuyo. 

Enfatizó que la ruta de los ciclones tiene efectos sobre la costa norte de Venezuela, donde se concentra la mayor población, aeropuertos, puertos y principales vías de comunicación, por lo que un impacto mayor pudiera ocasionar serios daños. Alerta que la atención por los efectos adversos sería muy difícil  desde el oriente, donde comienza a pasar el fenómeno hasta la península de Paraguaná. 

 

 

 

¿Cómo valoras esta información?

4

QUÉ CHÉVERE

QUÉ INDIGNANTE

QUÉ CHIMBO