Reportan 1.560 asesinados por las Faes entre enero y mayo de 2019 - Efecto Cocuyo

LA HUMANIDAD · 20 JULIO, 2020 13:16

Reportan 1.560 asesinados por las Faes entre enero y mayo de 2019

Texto por Deisy Martínez

Ver más de

Deisy Martínez

¿Cómo valoras esta información?

5
QUÉ CHÉVERE
2
QUÉ INDIGNANTE
1
QUÉ CHIMBO

El comisionado para los derechos humanos, designado por Juan Guaidó, Humberto Prado, presentó este lunes 20 de julio su informe de DDHH 2019, denominado Venezuela entre la oscuridad y la esperanza. Entre las cifras reflejadas destaca el asesinato de 1.560 personas a manos de las Fuerzas de Acciones Especiales (Faes) entre enero y mayo del año pasado, bajo la figura de la “resistencia a la autoridad”.

Esta actuación fue calificada por la Comisión de DDHH como alarmante porque evidencia un patrón de conducta por parte del organismo de seguridad adscrito a la Policía Nacional Bolivariana (PNB), el cual consiste en muchos casos simular enfrentamientos para cometer ejecuciones extrajudiciales. Del número total, 100 muertes ocurrieron solo durante siete días de enero del año pasado.

“También han incurrido en todo tipo de crímenes, al momento de generar represión. El 95% de casos de tortura evidencian prácticas de violencia sexual”, denunció la Comisión.

La alta comisionada de Naciones Unidas, Michelle Bachelet recomendó el año pasado la eliminación de las Faes por considerarlo un “grupo de exterminio”. Denuncian que la sugerencia no solo no ha sido acatada por el gobierno de Nicolás Maduro sino que se han ampliado las funciones de este cuerpo policial.

De acuerdo con informaciones recabadas también se evidenció responsabilidad de otros cuerpos como la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y colectivos armados. Durante la presentación del informe se destacó  que hasta marzo de este 2020 se registraron 158 ejecuciones extrajudiciales en el país.

Más de dos mil detenciones arbitrarias

En cuanto a detenciones arbitrarias se reportaron 2.219, la mayoría ocurrida en enero (49,5%), atribuido a que fue un mes de alta conflictividad política. “Están relacionados con el ejercicio de la libertad de expresión. La mayoría de las víctimas fueron trabajadores públicos y de la prensa, tanto nacionales como extranjeros, siendo algunos de estos expulsados del país tras su liberación”, reza el informe.

Los ataques a la libertad de expresión en Venezuela también se materializaron en la salida de la programación de televisión por cable de seis canales internacionales, el cierre de 20 emisoras de radio por orden de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel). Además se registraron más de 28 casos de bloqueos y ataques cibernéticos a sitios web informativos, en plataformas de redes sociales, durante la transmisión de discursos o movilizaciones políticas opositoras.

Un apartado del informe también hace referencia a la persecución contra diputados de la Asamblea Nacional. Desde 2015, la comisión contabilizó 18 casos de hostigamiento y persecución, tanto por parte de organismos de seguridad del Estado como por colectivos armados afectos al chavismo. 33 legisladores permanecen en el exilio, cuatro están refugiados en embajadas, cinco en la clandestinidad y 14 fueron despojados de su pasaporte.

Muertes entre privados de libertad

La Comisión de DDHH contabilizó igualmente más de 149 muertes entre privados de libertad en centros de detención preventiva de 15 estados en el transcurso del primer semestre, como consecuencia  de la falta de aseo y de atención médica. Se detectó un hacinamiento de 500% en dichos calabozos, producto de la detención de personas en manifestaciones públicas y del retardo procesal. Se alertó que no existe diferenciación entre detenidos, procesados y penados.

La instancia del gobierno interino designada por Guaidó hizo un monitoreo del funcionamiento de los servicios públicos en el país, en el cual se observó  la profundización del deterioro en el suministro de agua. Al menos 4.3 millones de venezolanos no tuvieron  acceso al agua potable de calidad durante 2019.

En cuanto a la electricidad, 48% de los consultados manifestó haber permanecido al menos tres días sin energía eléctrica, mientras que 33% informó que pasan cuatro días sin el servicio y otro 4% respondió que pasa más de 7 días sin electricidad. Se observó además que 70% de las personas cambiaron su rutina por fallas eléctricas y que se produjeron 174 muertes en hospitales, asociadas a interrupciones del servicio eléctrico.

Por último, Prado destacó que el informe sería elevado a la oficina de la alta comisionada de DDHH de Naciones Unidas, Michelle Bachelet y a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (Cidh). El objetivo, destacó Prado es contrarrestar el silencio del régimen de Nicolás Maduro con respecto a cifras de interés público, así como la censura que imponen frente a aquellos que intentan publicarlas.

“Esto no es más que una síntesis de todo lo ocurrido en el 2019, para que la Cidh lo tome como suministro oficial del gobierno encargado de Venezuela y que la situación a la que las víctimas han sido sometidas no quede impune”, agregó.