Papa concede indulgencia a quienes crucen puerta de iglesia Sagrado Corazón de Jesús en Caracas

LA HUMANIDAD · 26 JUNIO, 2022 12:26

Ver más de

Manuel Tomillo C. | @ManuelTomilloC


¿Cómo valoras esta información?

21
QUÉ CHÉVERE
2
QUÉ INDIGNANTE
4
QUÉ CHIMBO

El papa Francisco concedió indulgencia plenaria a los feligreses venezolanos que, hasta el 5 de noviembre próximo, ingresen a la iglesia Sagrado Corazón de Jesús, en el marco del centenario de la edificación de este templo católico de Caracas. 

Según informa la Arquidiócesis de Caracas, además de tener que atravesar por la Santa Puerta, quien desee el indulto «deberá estar en gracia, realizar la confesión sacramental, comunión eucarística y oración por el Sumo Pontífice».

Explica la representación eclesiástica que en la tradición de las Puertas Santas, estas son únicamente para entrar y no para salir. «Los fieles que entren a la iglesia Sagrado Corazón de Jesús deberán salir por las puertas laterales».

El decreto de este indulto lo leyó Ignacio Ceffalia, encargado de negocios de la Nunciatura Apostólica en Venezuela.

La iglesia Sagrado Corazón de Jesús ya inició en su sede del centro de Caracas los preparativos de su  año jubilar, que conmemora los 100 años de su inauguración, uno de los templos más emblemáticos de la ciudad capital.

Este templo, creación del ingeniero Guillermo Muñoz Tébar, está ubicado en la esquina de Corazón de Jesús con Avenida Universidad, cerca del sector La Hoyada.

¿Qué es una indulgencia plenaria?

La Enciclopedia Católica de ACI Prensa (EC) explica que “por indulgencia plenaria se entiende la remisión de toda la pena temporal merecida por el pecado, de tal modo que no es necesaria ninguna otra expiación en el Purgatorio”.

Una indulgencia, precisa la EC, “no es un permiso para pecar, ni un perdón para pecados futuros: ninguna de estas dos cosas pueden ser concedidas por poder alguno”.

“No es tampoco el perdón de la culpa del pecado”, pues requiere que el pecado haya “sido ya perdonado con anterioridad”.

“Al contrario, significa una satisfacción más completa de la deuda que el pecador tiene ante Dios”, indica.

“En el Sacramento de la Penitencia se remueve la culpa del pecado y, conjuntamente con ella, también la pena eterna merecida por el mismo; pero el castigo temporal requerido por la justicia divina permanece, y este requerimiento debe ser satisfecho sea en esta vida o en la vida futura, es decir, en el Purgatorio”, añade.

“La indulgencia ofrece al pecador arrepentido la posibilidad de saldar o aligerar esta deuda durante su vida en la tierra”, precisa.

 

LA HUMANIDAD · 16 AGOSTO, 2022

Papa concede indulgencia a quienes crucen puerta de iglesia Sagrado Corazón de Jesús en Caracas

Texto por Manuel Tomillo C. | @ManuelTomilloC

El papa Francisco concedió indulgencia plenaria a los feligreses venezolanos que, hasta el 5 de noviembre próximo, ingresen a la iglesia Sagrado Corazón de Jesús, en el marco del centenario de la edificación de este templo católico de Caracas. 

Según informa la Arquidiócesis de Caracas, además de tener que atravesar por la Santa Puerta, quien desee el indulto «deberá estar en gracia, realizar la confesión sacramental, comunión eucarística y oración por el Sumo Pontífice».

Explica la representación eclesiástica que en la tradición de las Puertas Santas, estas son únicamente para entrar y no para salir. «Los fieles que entren a la iglesia Sagrado Corazón de Jesús deberán salir por las puertas laterales».

El decreto de este indulto lo leyó Ignacio Ceffalia, encargado de negocios de la Nunciatura Apostólica en Venezuela.

La iglesia Sagrado Corazón de Jesús ya inició en su sede del centro de Caracas los preparativos de su  año jubilar, que conmemora los 100 años de su inauguración, uno de los templos más emblemáticos de la ciudad capital.

Este templo, creación del ingeniero Guillermo Muñoz Tébar, está ubicado en la esquina de Corazón de Jesús con Avenida Universidad, cerca del sector La Hoyada.

¿Qué es una indulgencia plenaria?

La Enciclopedia Católica de ACI Prensa (EC) explica que “por indulgencia plenaria se entiende la remisión de toda la pena temporal merecida por el pecado, de tal modo que no es necesaria ninguna otra expiación en el Purgatorio”.

Una indulgencia, precisa la EC, “no es un permiso para pecar, ni un perdón para pecados futuros: ninguna de estas dos cosas pueden ser concedidas por poder alguno”.

“No es tampoco el perdón de la culpa del pecado”, pues requiere que el pecado haya “sido ya perdonado con anterioridad”.

“Al contrario, significa una satisfacción más completa de la deuda que el pecador tiene ante Dios”, indica.

“En el Sacramento de la Penitencia se remueve la culpa del pecado y, conjuntamente con ella, también la pena eterna merecida por el mismo; pero el castigo temporal requerido por la justicia divina permanece, y este requerimiento debe ser satisfecho sea en esta vida o en la vida futura, es decir, en el Purgatorio”, añade.

“La indulgencia ofrece al pecador arrepentido la posibilidad de saldar o aligerar esta deuda durante su vida en la tierra”, precisa.