Detención de Roland Carreño es un capricho del Gobierno, dice hermana del periodista

LA HUMANIDAD · 9 JUNIO, 2021 14:44

Ver más de

María Victoria Fermín Kancev | @vickyfermin


¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

El lunes 7 de junio Roland Carreño estaba cansado. “Ya no puedo más”, le dijo a su hijo Franklin luego de que este le llevara la comida del día al centro de detención preventiva de la Policía Nacional Bolivariana, en Maripérez (Caracas).

“No papá, tranquilo… dígame que está bien para yo seguir motivado”, alcanzó a responderle Franklin.

Hace siete meses y 14 días que el periodista permanece detenido, luego de que el Ministerio Público le imputó supuestos delitos de terrorismo, “por alterar la paz de la República”.

Aun no tiene fecha para su audiencia preliminar, hecho que viola el artículo 309 del Código Orgánico Procesal Penal, que establece que máximo 20 días después de la acusación (que fue el 12 de diciembre de 2020) debe fijarse la fecha para esta audiencia.

El juez a cargo, José Mascimino Márquez García, solo argumenta que no ha recibido instrucciones para establecer la fecha de su audiencia.

De ánimo Roland Carreño “a veces está bien”, pero hay momentos en que la ansiedad hace de las suyas, contó a Efecto Cocuyo su hijo en una entrevista telefónica este miércoles 9 de junio.

Lo que más le preocupa es su estado de salud y que se pueda contagiar de coronavirus.

Hace alrededor de un mes requirió de asistencia médica porque se le subió la tensión. Los cambios de clima le afectan, ese día se mareó e incluso vomitó.

A veces está solo en su celda, donde tiene un colchón que le dieron sus parientes. En momentos se queja del dolor de espalda y de cuello. Hay días en que le toca compartir el espacio con presos comunes.

Desde que está privado de libertad sus familiares y abogados han podido verlo con frecuencia, el tiempo a veces depende del día y de los custodios a cargo. Sin embargo, siempre le reciben los alimentos que le llevan, así como sus medicinas para controlar la hipertensión y sus problemas de azúcar.

Mary Carreño afirmó que “sus ideales por una Venezuela libre y de todos siguen intactos”.

Aunque no resulta fácil por la distancia y la escasez de gasolina, cada 20 días los hermanos de Roland Carreño viajan alrededor de seis horas desde la ciudad de Barquisimeto (Lara) hasta Caracas para verlo, máximo 30 minutos.

Comparten con él en un cuartico con un custodio presente. “No es mucho lo que se puede hablar… con el tapabocas menos se escucha”, explicó Mary a Efecto Cocuyo.

“Para nadie es un secreto que este es un caso político. A Roland no se le ha podido comprobar nada. Como se lo dije a él y a todo el que me pregunta: esto es un capricho del Gobierno, hasta que al Gobierno no se le pase este capricho Roland no sale”, aseveró.

Su abogado Joel García señaló que el caso se encuentra “en un limbo”. Que se está violando su derecho al debido proceso y que aún sin juicio tienen al periodista cumpliendo una condena.

“Le pido al señor Nicolás Maduro que se pongan la mano en el corazón, que se ponga en el lugar de nosotros que estamos sufriendo. Hay noches que no dormimos cuando sabemos que está mal, que está enfermo”, expresó su hermana y pidió que le otorguen al menos una medida cautelar que le permita a Roland estar en su casa, atendido por sus médicos de cabecera y su familia.

Franklin Carreño dijo que buscan mantenerse optimistas y esperan que pronto puedan tener a su papá en la calle para luchar juntos por un mejor país.