El cuerpo de Jhojan José Pérez Díaz (20) fue encontrado en lo que presuntamente fue el terreno de guerra de dos bandas de Higuerote que se enfrentaron la noche del domingo 15 de noviembre. Junto a él se encontraban dos jóvenes más, heridos todos por disparos. Pérez Díaz es hijo de una funcionaria de la Policía de Miranda.

De acuerdo con información policial, funcionarios de la subdelegación de Higuerote del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc) llegaron al sector de Chirimena a las 10:00 pm,  luego de que los habitantes les notificaran que habían visto tres cadáveres en la zona.

Pérez Díaz presentó múltiples heridas por arma de fuego. A su lado, un joven de tez morena, contextura gruesa y de 1,70 metros de altura, también tenía proyectiles en su cuerpo y además su mano izquierda había sido mutilada. Él vestía un jean, franela blanca y zapatos deportivos de color marrón. No tenía documentos.

La tercera víctima tenía las mismas heridas que sus compañeros, pero estaba vivo. Los funcionarios lo trasladaron al Pronto Socorro de Higuerote, donde murió poco tiempo después. También estaba indocumentado, vestía un pantalón y camisa color blanco y zapatos deportivos. Era de piel morena, cabello crespo y medía aproximadamente 1.70 metros de altura.

Tres horas después de la remoción de los cuerpos, una comisión del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) llegó al sitio. Incautó una escopeta calibre 12, una granada y un carro marrón, placa ANU778.

Se conoció que Pérez Díaz era hijo de una funcionaria de Polimiranda adscrita a la estación policial de Higuerote y vivía en el sector La Costanera de la misma localidad.

Las primeras investigaciones policiales señalaron que el triple homicidio correspondía a un linchamiento, pues los habitantes los habían identificado como atracadores; sin embargo, al transcurrir las pesquisas se determinó que las muertes se deben a un enfrentamiento entre bandas rivales. Detectives continúan sus labores para dar con los implicados del crimen.

Deja un comentario