Crisis en El Ávila: déficit de guardaparques y bomberos forestales alcanza el 50 %

LA HUMANIDAD · 5 ABRIL, 2022 16:11

Ver más de

Albany Andara Meza | @AlbanyAndara


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
1
QUÉ CHIMBO

Un día tardaron los bomberos y guardaparques en sofocar el incendio en El Ávila, que alcanzó Piedra El Indio, a 1.600 metros a nivel del mar.

El domingo 3 de abril se reportó un incendio de gran magnitud en la montaña que rodea a la capital de Venezuela (también llamada Waraira Repano), que dejó en evidencia la falta de recursos y equipos de los cuerpos de seguridad, prevención y gestión ambiental. 

De acuerdo con Marlene Sifontes, secretaria del sindicato del Instituto Nacional de Parques (Inparques), al menos un 50 % de guardaparques y bomberos forestales han abandonado sus puestos debido a las precarias condiciones laborales. 

«Muchos guardaparques se han ido por los bajos salarios. Hasta hace poco se ganaba 7 bolívares. Han dejado de ir por no contar con los recursos, por las malas condiciones y por los maltratos. Por ejemplo, en El Ávila, el puesto de Catuche es una pocilga: el techo se está cayendo, no tiene luz», dijo a Efecto Cocuyo.

Agregó que Caracas no tiene suficientes bomberos forestales, por lo que han tenido que traer personal de otros estados del país desde finales del año pasado. 

Hasta ahora no hay versiones oficiales de lo que causó el incendio del 3 de abril. Sin embargo, Sifontes explicó que no se han realizado los mantenimientos preventivos que se requieren cada vez que viene una temporada de incendio.

«Si bien es cierto que el fuego no se puede predecir, lo que sí podemos hacer como institución es prepararnos mejor para el combate», puntualizó. Entre 2 mil y 3 mil hectáreas resultaron afectadas, según reportes preliminares de Claudio Martínez, coronel de los Bomberos de Distrito Capital. 

Incendio en El Ávila: restringen paso por la Cota Mil este #4Abr

En la montaña y sin recursos

A los guardaparques y los bomberos forestales les faltan pantalones de seguridad, chaquetas, botas, guantes y otros insumos básicos para combatir un incendio de gran magnitud. Sin estos, el riesgo de lastimarse o herirse mientras realizan su labor es alto. Así mismo, carecen de seguro médico en caso de accidentes, afirmó Sifontes.

El equipamiento y los recursos para apagar llamas también brillan por su ausencia. Por ejemplo, conseguir el agua para controlar el fuego es una tarea difícil durante las emergencias como las del 3 de abril.  

«Era un incendio que requería un combate cuerpo a cuerpo. Nuestros compañeros tuvieron que subir a la zona más alta por accesos que están muy deteriorados. A veces cuando llegan con las asperjadoras que tienen que cargar en los sistemas hídricos, las llaves están rotas o están partidos los tubos y tienen que ir a los pozos o quebradas más cercanos a recargar», señaló la secretaria sindical de Inparques. 

Director de Protección Civil asegura que controlaron 70 % del incendio en El Ávila

Para controlar el incendio del pasado domingo, se contó con la participación de al menos 150 bomberos, voluntarios y guardaparques, aseguró Remigio Ceballos, ministro de Relaciones Interiores, Justicia y Paz en entrevista en el canal VTV, el 4 de abril. Para ese lunes, el siniestro fue controlado al 100 %. 

Un guardaparques, que prefirió resguardar su identidad por motivos de seguridad, indicó que la infraestructura para el personal que trabaja en la montaña «se está cayendo» por falta de mantenimiento. 

«Hay puestos sin luz, sin agua. Baños que no funcionan. Además, la inseguridad está aumentando bastante. Ya uno se pregunta si de verdad vale la pena seguir aquí, solo por los años de servicio», comentó. 

«Hay un maltrato al guardaparques, en especial al personal de trayectoria. El guardaparques es la primera respuesta mientras llegan los bomberos. Por eso es importante que esté preparado y cuente con los recursos»

Marlene Sifontes, secretaria del sindicato de Inparques

Vocación y servicios 

La organización Venezuela Verde reportó, desde 2019, el descenso del número de bomberos forestales en el país. Sifontes agrega que los pocos que quedan hacen su trabajo por vocación y no por beneficios. 

«Los bomberos prácticamente no tienen vehículos. Con lo del incendio hubo un llamado urgente a todo el personal de Inparques, de guardaparques y bomberos forestales: se estaba pidiendo, así estuviesen en su día libre, que se presentaran porque había emergencia», explicó Sifontes. 

También dijo que las medidas de prevención necesarias en temporada de incendio no se han anunciado oficialmente desde Inparques.

«El acceso del parque está permitido. En redes sociales anda circulando que está prohibido el acceso a El Ávila, pero eso no es así. Todo acto tiene que estar motivado. Tiene que haber un comunicado oficial de Inparques que le diga a la colectividad que, por estar período de incendio, se restringe el paso a ciertos sectores del parque nacional», expresó. 

Despliegue

Remigio Ceballos anunció, este 5 de abril, que se activó la Brigada Motorizada de Bomberos Forestales para atender las emergencias en El Ávila mientras pasa la temporada de incendios. 

Actualmente no hay informes oficiales del número exacto de hectáreas, plantas o animales que resultaron afectados por el fuego del 3 de abril. 

«El Ávila se encuentra en un estado muy precario. Es necesario que se haga un trabajo preventivo y constante para evitar tragedias», apuntó Marlene Sifontes.