Conductores lidian con "colas paralelas" y cobros en divisas en la espera por surtirse de gasolina - Efecto Cocuyo

LA HUMANIDAD · 18 ENERO, 2020 18:02

Conductores lidian con “colas paralelas” y cobros en divisas en la espera por surtirse de gasolina

Texto por Mariana Souquett Gil | @nanasouquett Fotos por José Perales

Ver más de

Mariana Souquett Gil | @nanasouquett

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
1
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Aún no cesan las colas para surtir de gasolina los tanques de los vehículos. A mediados de enero de 2020, cientos de conductores en todas las regiones de Venezuela esperan por horas, e incluso días, en las afueras de las estaciones de servicio, donde presencian fenómenos como la formación de “colas paralelas“, la “venta” de puestos y el cobro de gasolina en divisas.

“En Guayana tenemos tres meses en esa situación. El proceso dura tres días. Tienes que llegar por ejemplo el miércoles, dormir en la cola para que te anoten el jueves y puedas surtir el viernes”, dice José Perales, habitante de Ciudad Guayana, estado Bolívar, este sábado 18 de enero.

Perales asegura que hay personas que “venden” los puestos en las filas y se colocan por delante de los demás conductores. “A veces puedes estar de primero en la cola pero no puedes llenar el tanque”, añade.

En la región centroccidental del país, en el estado Lara, Manuel Sánchez relata que los conductores deben intentar en reiteradas ocasiones y pueden tardar más de 14 horas en fila para poder llenar los tanques de sus vehículos.

“Un día me fui a las 4:30 am y estuve hasta las 12 del mediodía y no pude echar gasolina. Volví al día siguiente y estuve desde las 3 am hasta la 1 pm y tampoco pude. Aquí hacemos las colas ‘a la buena de Dios’ y bajo el riesgo de que la cisterna nunca llegue”, explica.

Sánchez afirma que la mayoría de las estaciones de servicio que ha visitado en su ciudad trabajan desde las 7 am hasta el mediodía porque el combustible se acaba. Los conductores además son testigos de “colas paralelas” en las que cobran más bolívares, e incluso divisas, para surtir sus tanques y otras en las que venden una pimpina de 20 litros entre 10 y 15 dólares.

Desde finales de diciembre, los únicos días en los que el habitante de Barquisimeto observó una mejoría en la situación fue durante las festividades de la Divina Pastora: la espera en las colas se redujo a dos horas. Sin embargo, afirma que los problemas regresaron justo después de que las fiestas concluyeron y ya las colas, en promedio, superan las cinco cuadras.

En Los Andes venezolanos también se enfrentan a las fallas del suministro de gasolina. El estado Táchira no es el único con problemas para surtir los tanques de los vehículos, pues en Mérida las largas filas no desaparecen.

“La última vez que pude cargar gasolina fue porque las colas bajaron de cinco días a dos horas. En esa semana aproveché, pero ya se me acabó y tengo los carros parados, pero la mayoría de las personas empiezan a hacer la cola temprano en la madrugada y si tienen suerte pueden cargar ese día, pero generalmente se quedan a dormir en los carros “, cuenta Anthonny Arias, quien vive en la ciudad de Mérida.

Arias afirma que en la región de Los Andes algunas personas pagan para que otras se queden a dormir en sus carros en las colas. Además, al igual que en Barquisimeto, también se forman “colas paralelas” y hay personas que venden pimpinas de gasolina de 20 litros en 20 dólares.

“Hacen lo que llaman colas ‘VIP’. Pagan 10, 20 y 30 dólares y hacen una cola paralela a la cola normal de la gasolina. Uno pasa por las avenidas y ve que hay dos colas. Pasan por otro lado”, explica.

En Anzoátegui, al oriente del país, habitantes de Guanta afirman que la espera por el combustible ha disminuido desde la segunda semana de enero. “Ahora hay menos colas. Ha mejorado y ya está más normal”, señala Simón López, vecino del puerto. Sin embargo, en Monagas, estado que limita con Anzoátegui, la situación no ha cambiado y desde este 13 de enero racionan la gasolina y la distribuyen de acuerdo con los números de placa de los vehículos en Maturín. Bolívar y Zulia, son los otros dos estados donde también se ha aplicado racionamiento.

Desde finales de diciembre de 2019, las colas en las estaciones de servicio se agudizaron en todo el país. Voceros como Iván Freites, secretario de Profesionales y Técnicos de la Federación Unitaria de Trabajadores Petroleros de Venezuela (Fuptv), atribuyen este hecho a la paralización de las refinerías, el envío de combustible a Cuba y al contrabando del combustible. La escasez se ha extendido y afectado a varios sectores, entre ellos al representado por los productores agropecuarios.