Consejo de DDHH cierra un año complicado por la pandemia y los conflictos

INTERNACIONALES · 16 DICIEMBRE, 2021 08:30

Ver más de

Efe | @EFEnoticias


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

El Consejo de Derechos Humanos de la ONU cierra mañana viernes, 17 de diciembre, con una sesión especial sobre Etiopía, un año en el que la complicada situación internacional y las limitaciones por la pandemia hicieron su trabajo más difícil que nunca, aunque también se lograron resultados, valoró este 16 de diciembre su presidenta.

En una rueda de prensa para hacer balance de 2021, la embajadora de Fiji Nazhat Shameem Khan, encargada de presidir este año el organismo, subrayó que la intensidad de trabajo en este ejercicio «muestra que el Consejo de Derechos Humanos sigue siendo relevante para la comunidad internacional «.

En 2021, el consejo ha aprobado 84 resoluciones, y además de las tres sesiones ordinarias (que duran aproximadamente un mes cada una) ha tenido que convocar cinco especiales: la citada de Etiopía y otras cuatro dedicadas a Afganistán, Palestina, Birmania y Sudán, por las crisis vividas en los cinco territorios este año.

Shameem Khan, quien en 2022 pasará a ser fiscal adjunta en la Corte Penal Internacional, destacó como uno de los principales logros del consejo este año la aprobación de una resolución que reconoce como parte de los derechos humanos el derecho a un medio ambiente sano.

Este reconocimiento, junto a la creación de un relator de la ONU para derechos humanos ante el cambio climático, «fueron pasos cruciales en el establecimiento de una relación entre la acción climática y las personas», valoró la jurista.

No todo fueron éxitos para un consejo que, entre otras cosas, no consiguió renovar el mandato para actualizar el grupo de expertos encargado de investigar violaciones de derechos humanos en Yemen, pese a la persistencia de la guerra civil en ese país.

Tampoco se logró que la resolución aprobada tras la toma de Afganistán por los talibán creara una comisión especial de seguimiento ante posibles abusos del nuevo régimen.

Y el Consejo de Derechos Humanos, formado por 47 países elegidos en la Asamblea General de la ONU, ha seguido siendo frecuente foco de críticas, a menudo en su seno, por la actual presencia en el de países con un expediente cuando menos dudoso en la materia, cuentos como China, Rusia, Venezuela o Cuba.

Noticia destacada este año en el consejo fue el regreso como país observador de Estados Unidos, que había abandonado la institución en 2018, durante la presidencia de Donald Trump, pero volvió con su sucesor Joe Biden, en el contexto de una nueva agenda más multilateralista de la Casa Blanca.

La presidencia del Consejo de Derechos Humanos, que cambia anualmente, será responsabilidad en 2022 del embajador argentino ante la ONU en Ginebra, Federico Villegas. 

Foto: Archivo Efecto Cocuyo

INTERNACIONALES · 3 OCTUBRE, 2022

Consejo de DDHH cierra un año complicado por la pandemia y los conflictos

Texto por Efe | @EFEnoticias

El Consejo de Derechos Humanos de la ONU cierra mañana viernes, 17 de diciembre, con una sesión especial sobre Etiopía, un año en el que la complicada situación internacional y las limitaciones por la pandemia hicieron su trabajo más difícil que nunca, aunque también se lograron resultados, valoró este 16 de diciembre su presidenta.

En una rueda de prensa para hacer balance de 2021, la embajadora de Fiji Nazhat Shameem Khan, encargada de presidir este año el organismo, subrayó que la intensidad de trabajo en este ejercicio «muestra que el Consejo de Derechos Humanos sigue siendo relevante para la comunidad internacional «.

En 2021, el consejo ha aprobado 84 resoluciones, y además de las tres sesiones ordinarias (que duran aproximadamente un mes cada una) ha tenido que convocar cinco especiales: la citada de Etiopía y otras cuatro dedicadas a Afganistán, Palestina, Birmania y Sudán, por las crisis vividas en los cinco territorios este año.

Shameem Khan, quien en 2022 pasará a ser fiscal adjunta en la Corte Penal Internacional, destacó como uno de los principales logros del consejo este año la aprobación de una resolución que reconoce como parte de los derechos humanos el derecho a un medio ambiente sano.

Este reconocimiento, junto a la creación de un relator de la ONU para derechos humanos ante el cambio climático, «fueron pasos cruciales en el establecimiento de una relación entre la acción climática y las personas», valoró la jurista.

No todo fueron éxitos para un consejo que, entre otras cosas, no consiguió renovar el mandato para actualizar el grupo de expertos encargado de investigar violaciones de derechos humanos en Yemen, pese a la persistencia de la guerra civil en ese país.

Tampoco se logró que la resolución aprobada tras la toma de Afganistán por los talibán creara una comisión especial de seguimiento ante posibles abusos del nuevo régimen.

Y el Consejo de Derechos Humanos, formado por 47 países elegidos en la Asamblea General de la ONU, ha seguido siendo frecuente foco de críticas, a menudo en su seno, por la actual presencia en el de países con un expediente cuando menos dudoso en la materia, cuentos como China, Rusia, Venezuela o Cuba.

Noticia destacada este año en el consejo fue el regreso como país observador de Estados Unidos, que había abandonado la institución en 2018, durante la presidencia de Donald Trump, pero volvió con su sucesor Joe Biden, en el contexto de una nueva agenda más multilateralista de la Casa Blanca.

La presidencia del Consejo de Derechos Humanos, que cambia anualmente, será responsabilidad en 2022 del embajador argentino ante la ONU en Ginebra, Federico Villegas. 

Foto: Archivo Efecto Cocuyo

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE

QUÉ INDIGNANTE

QUÉ CHIMBO