Banca redujo a tres meses el plazo de financiamiento de las tarjetas de crédito

ECONOMÍA · 31 ENERO, 2022 17:25

Ver más de

Margaret López


¿Cómo valoras esta información?

10
QUÉ CHÉVERE
2
QUÉ INDIGNANTE
2
QUÉ CHIMBO

Comprar un televisor con la tarjeta de crédito y pagarlo en múltiples cuotas dejó de ser una posibilidad en Venezuela. La banca nacional no solo redujo los límites de las tarjetas de crédito en los cinco años más recientes, sino que ahora el plazo del financiamiento también viene acortándose.

“Hemos incrementado el límite de tu tarjeta de crédito (…) Recuerda que tus tarjetas de crédito ahora tienen un plazo de financiamiento de tres meses” es el mensaje que recibieron algunos clientes de Bancaribe para enterarse del cambio en las condiciones de su crédito al consumo.

Plazo de Financiamiento

Este nuevo plazo de financiamiento a solo tres meses implica que los tarjetahabientes ahora enfrentan un pago mínimo más alto cada mes y que tienen un lapso más corto para disfrutar de este crédito.

Por ejemplo, una persona que realice una compra en el supermercado de 50 bolívares deberá enfrentar un pago mínimo de 16,67 bolívares en los siguientes 20 días. Esto supone la cancelación de un tercio de su deuda en apenas un mes.

Antes el plazo de financiamiento de Bancaribe era de 12 meses, como lo marca el “Estudio comparativo de tarjetas de crédito y de débito” publicado por el Banco Central de Venezuela (BCV) en mayo 2021, que es el reporte más reciente en la estadística de la máxima autoridad.

A mediados del año pasado, otras entidades financieras privadas como 100% Banco ya habían reducido el plazo de financiamiento de sus tarjetas de crédito a los seis meses. Mientras que otros como el Banco Venezolano de Crédito ofrece un lapso máximo de 12 meses.

Solo las entidades públicas como el Bicentenario y el Banco del Tesoro mantienen un plazo de financiamiento más largo: a 60 meses con sus tarjetas de crédito, al igual que pasa con el Banco de Venezuela que otorga un lapso de 36 meses para la cancelación de la deuda.

Límites bajos y una tasa de interés alta  

El deterioro de las condiciones de las tarjetas de crédito en el país fue un capítulo que empezó de la mano de la hiperinflación en el año 2017, cuando las entidades bancarias dejaron de aumentar los límites de crédito al mismo ritmo al que avanzaban los precios de los alimentos y otros productos como los zapatos, los celulares o los televisores.

La consecuencia fundamental es que ahora hay un grupo amplio de clientes que poseen tarjetas de crédito que cuentan con un límite de apenas 1 bolívar, un monto que no es suficiente ni siquiera para la compra de un pan francés o del pago de un pasaje en el transporte público.

Límites de las tarjetas de crédito llegan a 1 bolívar tras la reconversión

La Superintendencia de las Instituciones del Sector Bancario de Venezuela (Sudeban) instó en varias oportunidades a las entidades a que elevaran los límites de las tarjetas de crédito entre el año 2018 y 2020. Sin embargo, solo un puñado de bancos logró hacer el ajuste para ofrecer límites que se mueven entre los 5 y 55 dólares, si se calcula su equivalente a la tasa oficial de cambio.

La otra medida de estímulo fue promovida por el BCV al ajustar la tasa de interés de las tarjetas de crédito a 60% durante febrero del año pasado. La máxima autoridad bancaria esperaba que esto pudiera facilitar que un mayor número de entidades incrementara los límites de crédito, pero eso tampoco ocurrió.

Solo un grupo reducido de los tarjetahabientes venezolanos cuenta con un límite de crédito que le permite una compra pequeña en los supermercados y este financiamiento ahora debe cancelarse en un tiempo más corto y con una tasa de interés más alta.

Foto principal: Pexels