Límites de las tarjetas de crédito llegan a 1 bolívar tras la reconversión

ECONOMÍA · 4 OCTUBRE, 2021 18:24

Ver más de

Margaret López


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Como parte de la nueva expresión monetaria, algunas entidades bancarias públicas y privadas decidieron llevar los límites de las tarjetas de crédito a 1 bolívar, que es el equivalente a 1.000.000 de los viejos y apenas a 0,24 dólares calculados a la tasa oficial del Banco Central de Venezuela (BCV).

Los beneficiarios de este ajuste fueron los clientes que tuvieron sus tarjetas de crédito estancadas en límites de 5.000, 8.000, 10.000, 14.000 y 20.000 bolívares de los viejos durante los dos años anteriores. Sin embargo, este nuevo límite de crédito tampoco alcanza para la compra de un pan campesino o de un refresco pequeño en cualquier panadería.

El Banco de Venezuela fue una de las entidades que hizo el ajuste para aquellos clientes que todavía poseen su tarjeta de crédito. Durante el miércoles 29 y el jueves 30 de septiembre, algunos clientes se sorprendieron con una comisión de 49.500 bolívares de los viejos por el concepto de evaluación crediticia y empezaron a ver el monto de 1.000.000 de bolívares como saldo disponible en sus tarjetas. Luego pudieron ver como el nuevo límite llegó a 1 bolívar actual, tras la eliminación de los seis ceros a la moneda nacional.

Mercantil, Banesco y el Banco Occidental de Descuento (BOD) fueron algunas de las entidades privadas que también optaron por ascender los límites a ese mínimo de 1 bolívar, para aquellos plásticos que todavía están activos y vigentes en el país.

1 bolívar

Otras entidades como el Banco Provincial, en cambio, prefirieron solo convertir los límites de las tarjetas de crédito y allí quedaron en apenas un céntimo de bolívar. Es decir, 0,01 bolívar, sin importar si se tratan de tarjetas Visa o Mastercard en las categorías clásica o dorada.

¿Por qué cayeron los límites de las tarjetas de crédito?  

Los límites de las tarjetas de crédito tan bajos son consecuencia de una política que la administración de Nicolás Maduro empezó a aplicar en enero de 2019, cuando se decidió elevar el encaje legal bancario a su máximo posible. Esta medida económica obligó a la banca a reducir la entrega de toda clase de financiamientos en Venezuela y entre ellos, aquel ofrecido con las tarjetas para las personas naturales.

La consultora privada Ecoanalítica reportó que esta medida que obliga a los bancos a mantener buena parte de sus depósitos en bolívares guardados en las arcas del BCV fue lo que originó que “el crédito bancario cayera más que la economía” y ahora apenas representa “menos de 1 %” en el mundo bancario, como lo aseguró el economista Asdrúbal Oliveros en medio de una presentación de la firma.

Este límite de crédito de 1 bolívar supone, finalmente, el cumplimiento de la circular que la Superintendencia de las Instituciones del Sector Bancario (Sudeban) le envió el pasado 12 de noviembre de 2019 a la banca. En aquel momento, la autoridad bancaria le ordenada a las entidades públicas y privadas que fijaran el límite mínimo en 1.000.000 de bolívares.

La medida tardó en aplicarse en especial en los grandes bancos que recortaron primero los créditos hipotecarios y de vehículos y luego, todos aquellos asociados al consumo como los créditos nómina y las tarjetas.

En la medida en que la hiperinflación avanzó, los montos de los límites de las tarjetas de crédito se hicieron ínfimos. Salvo en algunas entidades como el Banco del Tesoro, el Bicentenario o Bancaribe que mantuvieron los aumentos periódicos de los límites de las tarjetas de crédito, para aquellos clientes con mayor cantidad de depósitos y movimientos.

Foto principal: Banco Mercantil | Twitter