Salida de Directv abre debate sobre las tarifas en el sector - Efecto Cocuyo

ECONOMÍA · 24 MAYO, 2020 20:03

Salida de Directv abre debate sobre las tarifas en el sector

Texto por Margaret López | @Jamsg Fotos por AFP

Ver más de

Margaret López | @Jamsg

¿Cómo valoras esta información?

879
QUÉ CHÉVERE
112
QUÉ INDIGNANTE
80
QUÉ CHIMBO

Las sanciones de los Estados Unidos son mencionadas tanto en el comunicado oficial de la salida de Directv como en las declaraciones del equipo de Nicolás Maduro. En cambio, el diferencial de las tarifas que existía entre Venezuela con respecto a los otros países en donde opera la empresa internacional es menos publicitado, a pesar de que se trata de uno de los factores que socavaron el servicio de Directv en el país.

La tarifa mensual del paquete Oro de Directv Venezuela costaba 149.750 bolívares, que equivale a menos de un dólar calculado a la tasa oficial del Banco Central de Venezuela (BCV). Esto producto del control de tarifas que aplicó el gobierno a todas las empresas de televisión por suscripción y también al resto de las operadoras de telecomunicaciones, al menos, en los cinco años más recientes.

Venezuela no era un negocio rentable para Directv. Ellos sabían que estaban operando sin ningún tipo de atractivo financiero. Ellos no les apostaban al presente sino al futuro, más cuando era la empresa de servicio de televisión con más penetración en el país” explicó Henkel García, director de la firma Econométrica, en entrevista para Efecto Cocuyo.

La falta de rentabilidad es fácil de entender cuando se comparan los precios de los paquetes de Directv en otros países. Por el plan Oro con más de 200 canales se pagan 17,36 dólares en Argentina (1.593 pesos argentinos), si se calcula con el valor del dólar turista. Ese mismo paquete se cancela a 32,75 dólares mensuales en Colombia (123.900 pesos colombianos), a la tasa oficial del dólar publicada por el Banco de la República.

Salida de Directv

En los Estados Unidos, donde está la sede central de la compañía, el diferencial de precio es aún más grande. El paquete de canales más económico implica un pago de 59,99 dólares mensuales y se tiene que firmar un contrato por un año. A eso hay que sumarle otros 19,95 dólares por la activación del servicio y los impuestos correspondientes a cada estado.

Salida de Directv

La consecuencia de estas tarifas de televisión por suscripción tan alejadas del mercado internacional es que ahora las otras empresas de televisión satelital en Venezuela tienen muy pocos estímulos económicos para captar la demanda de esos 1.993.789 suscriptores que antes estaban con Directv, de acuerdo a las cifras publicadas por la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) al corte del II trimestre del año pasado.

“Las empresas que quedan en el país no tienen ni la infraestructura ni cómo invertir para incrementarla con estas tarifas (actuales). Cuando tienes que abrir una calle para meter un cable o comprar repetidoras o armas estaciones de transmisión estás hundiendo capital acá y para eso no hay incentivo” apuntó García.

El camino en el descenso de clientes

Las mínimas tarifas mensuales de Directv Venezuela también tuvieron consecuencias en la calidad del servicio prestado. En su mejor momento existieron más de cinco oficinas de atención comercial de la empresa repartidas en varias zonas de Caracas, pero al momento de su cese de operaciones solo ofrecía atención directa en una oficina en el Paseo Las Mercedes que trabajaba medio turno de lunes a viernes.

Para Luisa Torrealba, profesora del Instituto de Investigaciones de la Comunicación de la Universidad Central de Venezuela (Ininco), no hay que olvidar que “la crisis económica también tiene un correlato en la falta de inversión y de infraestructura que se ve en todo el sector de las telecomunicaciones”, dijo en entrevista telefónica para Efecto Cocuyo.

“Esta situación de bajas inversiones son propicias para que empiece a armarse un mercado negro desde hace algún tiempo en el país. Las ofertas para la venta de decodificadores y la instalación de antenas se emiten desde un sector distinto de las empresas prestadoras del servicio” detalló Torrealba.

En Instagram estaban esas ofertas de decodificadores en Alta Definición que se vendían entre los 70 y 120 dólares, pero por fuera de la atención oficial de Directv Venezuela. Al punto que cuando un equipo decodificador o una antena satelital se dañaban no se podía acudir directamente a las oficinas de la empresa para repararla o comprar una nueva.

La poca disponibilidad de equipos decodificadores y piezas de reparación se vivió con mayor intensidad justo entre 2017 y 2018, cuando empezó la hiperinflación en Venezuela. Esto incluso se muestra con una caída en la cantidad de clientes de estos servicios de televisión en las estadísticas de Conatel.

Un total de 659.735 clientes de la televisión por suscripción se desconectaron entre el pico de finales del año 2015 y julio de 2019, que es la estadística más actualizada publicada por Conatel. Hay que destacar, además, que la penetración en los hogares venezolanos de este servicio llegó a ser 68,43% justo en diciembre de 2015. Mientras que el año pasado estaba en 56,47%.

El descenso de los clientes no fue inmediato ni brusco, pero cuando lo sumas es importante. Incluso no sabemos si hubo personas que aparecen ese grupo de clientes que pudieran mantener la suscripción, aunque tienen el equipo dañado y no disfrutaban del servicio” apuntó Torrealba.

La salida de Directv dejó a más de 10 millones de venezolanos afectados con una menor oferta informativa y de entretenimiento, pero para que las otras empresas de televisión de suscripción que quedan en el mercado sigan activas también es momento de preguntarse ¿si sus tarifas actuales son rentables y les permiten mantener un óptimo servicio?