Gasolina en Venezuela aumentó 8.333.332,900 % en plena cuarentena por COVID-19
Gasolina en Venezuela aumentó 8.333.332,900 % en plena cuarentena por COVID-19 (Foto: AFP) Credit: AFP

La gasolina en Venezuela pasó de ser la más barata del mundo a venderse a precios del mercado internacional y situarse en la media. En plena cuarentena por COVID-19, la administración de Nicolás Maduro anunció ese aumento.

Desde el 1 de junio la gasolina en el país tiene dos precios: Uno que el gobierno llama “subsidiado” que es de 5.000 bolívares por litro y otro a precio internacional de 50 centavos de dólar cada litro.

En el año 2016, Maduro había aumentado la gasolina. En ese entonces un litro de 91 octanos pasó a 1 bolívar por litro y el de 95 octanos a 6 bolívares por litro.

Con la reconversión monetaria de 2018, al restarle cinco ceros al bolívar, esos montos quedaron en 0,00001 y 0,00006 bolívares respectivamente. Ni un centavo de dólar.

Pero ahora a 5.000 bolívares el litro, el aumento de la gasolina representa un incremento de 8.333.332,900 %.  Llenar un tanque de 40 litros para un vehículo promedio pasó de 0,0004 bolívares a 200 mil bolívares si llena el tanque con gasolina de 91 octanos. Y si es de 95 octanos de 40 bolívares, también a 200.000 bolívares.

En el discurso, el gobierno de Maduro habla de “mejorar la distribución justa y necesaria del combustible“, como lo dijo este domingo, 31 de mayo, el ministro de Petróleo, Tareck El Aissami.

Pero el aumento será mayor cuando a los vehículos particulares se les acabe el cupo mensual de 120 litros y a las motos de 60 litros. Entonces, o deja su vehículo en casa y opta por el transporte público o acude a una de las 200 estaciones de gasolina que venderán el combustible a 50 centavos de dólar cada litro.

Pasará de pagar 5.000 bolívares a 99.055,225 el litro. Es decir otro aumento de 1.881 %.  Esto variará cuando se actualice la tasa oficial del Banco Central de Venezuela (BCV) que para este 1 de junio es de Bs. 198.110,59 por dólar.

¿Cuándo y cómo importaron gasolina?

Todavía el chavismo no ha aclarado cómo dejó importar y comercializar gasolina a esos 200 dueños de estaciones privadas.

Sobre todo porque la comercialización, transporte y distribución le corresponde por ley a Pdvsa. Sin embargo, no está claro cómo se permitió la importación a privados porque la Ley venezolana le da el monopolio a Pdvsa para el mercado petrolero interno. Se debería reformar la Ley de Reordenamiento del Mercado Interno de Combustibles Líquidos, lo que pasa por la Asamblea Nacional.

Periodista venezolano. Escribo con la esperanza de mover conciencias que promuevan cambios. Activista social y defensor de derechos humanos.