Víctor Salmerón: La crisis cambiaria demostró que se resquebraja el plan antiinflación de Maduro #CocuyoClaroyRaspao

ECONOMÍA · 1 SEPTIEMBRE, 2022 22:15

Ver más de

Irene Sarabia M. | @irenesarabiam


¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
1
QUÉ CHIMBO

Venezuela atravesó la semana pasada una crisis cambiaria que dejó de manifiesto que el plan antiinflacionario de Nicolás Maduro comienza a resquebrajarse, así lo afirmó el periodista especializado en la fuente de economía Víctor Salmerón. 

“Si hay un plan, no se ha hecho ningún anuncio, pero obviamente hay una estrategia en marcha: 1) contención del gasto público, no hay aumento de salarios, 2) la asfixia del crédito y que  los bancos están obligados a congelar el 73% de los bolívares, 3) la venta de dólares en el mercado oficial”, enumeró Salmerón para describir la política económica que durante los últimos meses ha imperado en Venezuela y que mantuvo el precio del dólar estable. 

Qué hay detrás de la abrupta devaluación del bolívar y qué dice de la incipiente recuperación de la dolarizada economía en Venezuela

Entre las razones que incidieron en el aumento del precio del dólar se encuentra el repentino flujo de bolívares que tuvo que liberar el gobierno para pagar las justas bonificaciones salariales, la compra de dólares con esos fondos y la respuesta errática del Banco Central de Venezuela ante la demanda de la divisa extranjera. 

“Esto ha sido un ajuste severo muy duro sobre los pobres, los pensionados y los trabajadores públicos”, afirmó Salmerón. El comunicador enfatizó que la suba del precio de la divisa no se debe al pago de las remuneraciones de los trabajadores sino a que, en esencia, el bolívar es una moneda que no genera confianza en la población

“Los bolívares emitidos (usados para pagar las bonificaciones) se quedaron en las cajas y la gente comenzó a comprar dólares. El BCV trató de controlar la situación con una emisión de bonos, pero el dólar seguía disparando, como en el mercado oficial no había dinero para cubrir la demanda de la divisa, se trasladó al mercado paralelo y comenzó a subir”, explicó Salmerón. 

Ante el discurso de Nicolás Maduro sobre el uso del dólar paralelo y los factores que están detrás del impulso del precio de la divisa, Salmerón reflexionó que es difícil que se presente un nuevo escenario marcado por el control de precios y el control cambiario debido a que el gobierno necesita que la empresa privada utilice sus dólares para abastecer los mercados.

¿Venezuela se arregló? 

Aunque el comunicador reconoce que el plan del gobierno, el cual no es público, ha generado cierto bienestar para un sector de la población, también advierte que tiene “un techo muy bajo”. 

El gobierno cedió a la protesta laboral para responder los justos reclamos salariales y tuvo que entregar los bolívares, para ahorrar dinero de cara al último trimestre del año quiso cortar la cantidad de dólares que había vendido el Banco Central y causó esta crisis. 

“Una de las debilidades del plan de ajuste es que el petróleo sigue siendo la principal fuente de ingreso”, indicó Salmerón. “Hay una mejora para una franja de la población, se terminó la escasez y  la economía avanzó. Pero este fenómeno no permea a la mayoría de la población. Aunque el plan inflacionario logró sacar al país de la hiperinflación, no lo ha podido sacar de la inflación”, señaló. 

Una vez más ¿Venezuela se arregló?

El comunicador ejemplifica que los datos porcentuales del crecimiento de los principales indicadores económicos en Venezuela, no edifican en sí mismo lo que se requiere para lograr una mejora real de la situación. 

“La economía venezolana sufrió una tragedia y se contrajo 80%, comenzó a caer en 2014 y no cesó hasta 2021. Con lo cual si una economía que quedó al 20% de su capacidad se recupera este año en 20% no llegaría a 40% sino a 22%”.

Salmerón subraya que para lograr el restablecimiento de la economía nacional no hay fórmulas mágicas, ni siquiera con la recuperación plena del mercado petrolero. “El país necesita un plan de ajuste de calidad, este plan pasa porque el gobierno tenga financiamiento de organismos multilaterales, pero también eso pasa por una solución política”, insistió. 

Lo que se viene en el último trimestre del año 2022

Salmerón indicó que los venezolanos no quieren bolívares en sus cuentas, debido a la falta de confianza en la moneda y que el ingreso de bolívares durante el último trimestre del año —que se da tradicionalmente debido al pago de bonos navideños— va a empujar la compra de dólares. 

“No solo los aguinaldos, sino la presión sindical y de los excluidos de la burbuja se va a incrementar y veremos cómo se va a resquebrajar ese plan anti inflación (..) Viene el último trimestre del año y el gobierno va a tener que aumentar el gasto e inyectar bolívares. El año que viene es un año electoral y va a seguir aumentando el gasto”, sentenció. 

Salmerón estima que el Banco Central de Venezuela intente mantener el dólar entre 10 y 12 bolívares para el fin de año, pero esto se hará a costa del ingreso de una gran cantidad de dólares en el mercado. “Mientras el gobierno siga poniendo bolívares más cantidad de dólares va a tener que poner”, sostiene. 

“La posibilidad de que haya nuevos episodios como los que vimos está presente y está allí por lo que hemos hablado, primero por el anclaje del tipo cambiario. Si bien no estamos en un cuadro de inflación. En una economía donde no hay confianza en la moneda está propensa a una inestabilidad constante y perenne”, culminó. 

ECONOMÍA · 30 SEPTIEMBRE, 2022

Víctor Salmerón: La crisis cambiaria demostró que se resquebraja el plan antiinflación de Maduro #CocuyoClaroyRaspao

Texto por Irene Sarabia M. | @irenesarabiam

Venezuela atravesó la semana pasada una crisis cambiaria que dejó de manifiesto que el plan antiinflacionario de Nicolás Maduro comienza a resquebrajarse, así lo afirmó el periodista especializado en la fuente de economía Víctor Salmerón. 

“Si hay un plan, no se ha hecho ningún anuncio, pero obviamente hay una estrategia en marcha: 1) contención del gasto público, no hay aumento de salarios, 2) la asfixia del crédito y que  los bancos están obligados a congelar el 73% de los bolívares, 3) la venta de dólares en el mercado oficial”, enumeró Salmerón para describir la política económica que durante los últimos meses ha imperado en Venezuela y que mantuvo el precio del dólar estable. 

Qué hay detrás de la abrupta devaluación del bolívar y qué dice de la incipiente recuperación de la dolarizada economía en Venezuela

Entre las razones que incidieron en el aumento del precio del dólar se encuentra el repentino flujo de bolívares que tuvo que liberar el gobierno para pagar las justas bonificaciones salariales, la compra de dólares con esos fondos y la respuesta errática del Banco Central de Venezuela ante la demanda de la divisa extranjera. 

“Esto ha sido un ajuste severo muy duro sobre los pobres, los pensionados y los trabajadores públicos”, afirmó Salmerón. El comunicador enfatizó que la suba del precio de la divisa no se debe al pago de las remuneraciones de los trabajadores sino a que, en esencia, el bolívar es una moneda que no genera confianza en la población

“Los bolívares emitidos (usados para pagar las bonificaciones) se quedaron en las cajas y la gente comenzó a comprar dólares. El BCV trató de controlar la situación con una emisión de bonos, pero el dólar seguía disparando, como en el mercado oficial no había dinero para cubrir la demanda de la divisa, se trasladó al mercado paralelo y comenzó a subir”, explicó Salmerón. 

Ante el discurso de Nicolás Maduro sobre el uso del dólar paralelo y los factores que están detrás del impulso del precio de la divisa, Salmerón reflexionó que es difícil que se presente un nuevo escenario marcado por el control de precios y el control cambiario debido a que el gobierno necesita que la empresa privada utilice sus dólares para abastecer los mercados.

¿Venezuela se arregló? 

Aunque el comunicador reconoce que el plan del gobierno, el cual no es público, ha generado cierto bienestar para un sector de la población, también advierte que tiene “un techo muy bajo”. 

El gobierno cedió a la protesta laboral para responder los justos reclamos salariales y tuvo que entregar los bolívares, para ahorrar dinero de cara al último trimestre del año quiso cortar la cantidad de dólares que había vendido el Banco Central y causó esta crisis. 

“Una de las debilidades del plan de ajuste es que el petróleo sigue siendo la principal fuente de ingreso”, indicó Salmerón. “Hay una mejora para una franja de la población, se terminó la escasez y  la economía avanzó. Pero este fenómeno no permea a la mayoría de la población. Aunque el plan inflacionario logró sacar al país de la hiperinflación, no lo ha podido sacar de la inflación”, señaló. 

Una vez más ¿Venezuela se arregló?

El comunicador ejemplifica que los datos porcentuales del crecimiento de los principales indicadores económicos en Venezuela, no edifican en sí mismo lo que se requiere para lograr una mejora real de la situación. 

“La economía venezolana sufrió una tragedia y se contrajo 80%, comenzó a caer en 2014 y no cesó hasta 2021. Con lo cual si una economía que quedó al 20% de su capacidad se recupera este año en 20% no llegaría a 40% sino a 22%”.

Salmerón subraya que para lograr el restablecimiento de la economía nacional no hay fórmulas mágicas, ni siquiera con la recuperación plena del mercado petrolero. “El país necesita un plan de ajuste de calidad, este plan pasa porque el gobierno tenga financiamiento de organismos multilaterales, pero también eso pasa por una solución política”, insistió. 

Lo que se viene en el último trimestre del año 2022

Salmerón indicó que los venezolanos no quieren bolívares en sus cuentas, debido a la falta de confianza en la moneda y que el ingreso de bolívares durante el último trimestre del año —que se da tradicionalmente debido al pago de bonos navideños— va a empujar la compra de dólares. 

“No solo los aguinaldos, sino la presión sindical y de los excluidos de la burbuja se va a incrementar y veremos cómo se va a resquebrajar ese plan anti inflación (..) Viene el último trimestre del año y el gobierno va a tener que aumentar el gasto e inyectar bolívares. El año que viene es un año electoral y va a seguir aumentando el gasto”, sentenció. 

Salmerón estima que el Banco Central de Venezuela intente mantener el dólar entre 10 y 12 bolívares para el fin de año, pero esto se hará a costa del ingreso de una gran cantidad de dólares en el mercado. “Mientras el gobierno siga poniendo bolívares más cantidad de dólares va a tener que poner”, sostiene. 

“La posibilidad de que haya nuevos episodios como los que vimos está presente y está allí por lo que hemos hablado, primero por el anclaje del tipo cambiario. Si bien no estamos en un cuadro de inflación. En una economía donde no hay confianza en la moneda está propensa a una inestabilidad constante y perenne”, culminó. 

¿Cómo valoras esta información?

1

QUÉ CHÉVERE

QUÉ INDIGNANTE

1

QUÉ CHIMBO