Reviva los momentos dorados que dejó #Río2016 para la historia Olímpica - Efecto Cocuyo

DEPORTES · 22 AGOSTO, 2016 05:09

 Reviva los momentos dorados que dejó #Río2016 para la historia Olímpica

Texto por Ivan Reyes | @IvanEReyes

Ver más de

Ivan Reyes | @IvanEReyes

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Luego de tres emocionantes semanas, se acabaron los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016. Muchos atletas ya se han ido de Brasil y otros tantos se quedaron para la ceremonia de clausura, así como para festejar el final de esta cita deportiva y ver cómo le entregaban el testigo a Tokio, que organizará los próximos en 2020.

Río ha dejado una gran imagen positiva, a pesar de que unas semanas antes de comenzar la justa, llovían dudas sobre la ciudad y sobre Brasil; incluso, se pensaba que serían uno de los peores Juegos Olímpicos. Sin embargo, no hubo problemas por el zika, ni por la “súper bacteria” del agua en las competencias que se realizaron en la bahía de Guanabara, ni tampoco no hubo terrorismo. La metrópolis suramericana demostró ser una gran sede y dejó una buena imagen de su país y de América Latina.

Momentos para atesorar

Cada semana tuvo sus protagonistas. La primera fue para Michael Phelps, Simone Biles, Katinka Hosszú, Katie Ledecky, Paula Pareto y Juan Martín del Potro, entre otros. En la segunda y última semana llegó el atletismo y brillaron Usain Bolt, Caterine Ibargüen, Yulimar Rojas, Mohamed Farah, Allyson Felix, Elaine Thompson y la selección de fútbol masculina del país anfitrión, tras ganar la tan esquiva medalla de oro olímpico para Brasil, que era la única deuda de balompié mundial que perseguía a la “canarinha”.

Phelps33

 

 

Phelps confirmó que es un dios en las piscinas y que si lo comparan con el hijo de Poseidón o Neptuno, no estarían tan alocados. “La bala de Baltimore” logró finalizar su participación en los Juegos Olímpicos con 6 medallas, 5 de oro y una de plata. Justamente su única medalla de plata en Río la consiguió en un triple empate, luego de llegar con el mismo tiempo del sudafricano Chad le Clos y del húngaro László Cseh, todos por detrás del singapurense Joseph Schooling.

Para la historia quedará que acumula a sus 31 años un total de 28 preseas olímpicas: 23 doradas, tres de plata y 2 de bronce. Es el atleta con más medallas olímpicas y con mayor cantidad de medallas de oro. El de Baltimore logró romper el récord de títulos olímpicos individuales, que era propiedad de Leónidas de Rodas, quien fue atleta de los Juegos Olímpicos Antiguos y ganó 12 títulos individuales en competencias de atletismo, hace más de 2.000 años.

Ledecky

Katie Ledecky fue otra extraterrestre en las piscinas de Río 2016. La también estadounidense tiene solo 19 años de edad y en dos experiencias olímpicas, ya ha conseguido cuatro medallas de oro y una de plata. Creció viendo al de Baltimore romper las marcas mundiales y ahora logró hacerse protagonista de estos Juegos Olímpicos, al ganar tres doradas y una plateada, pero especialmente por romper récords como si de cualquier cosa se tratara.

Ledecky instauró nuevo récord mundial en los 400 metros estilo libre, al marcar tiempo de 3:56,46 el 7 de agosto; luego, cinco días después, la nadadora estadounidense ganó la final de los 800 metros estilo libre con tiempo de 8:04,79 y para que lo imaginen –quienes no lo vieron- tuvo tiempo de llegar a la meta, voltearse y ver llegar a sus competidoras, pues les sacó 12 segundos de ventaja, algo realmente impresionante.

Hosszu

También en la piscina, Katinka Hosszú estuvo sensacional en Río 2016. “El milagro húngaro” obtuvo tres medallas de oro y una de plata. Hosszú ganó en los 100 metros estilo espalda, en los 200 metros combinados y en los 400 metros combinados; en los dos últimos, marcó récord olímpico y récord mundial, respectivamente.

(Foto Hosszú)

Pasamos de la natación para la gimnasia artística, donde el equipo de femenino de Estados Unidos fue el más laureado y puso a vibrar a propios y extraños. Dentro de ese equipo de gimnastas estrellas, destacó la más pequeña de todas: Simone Biles, quien con 1.45 de estatura, logró ganar un total de cinco medallas en sus primeros Juegos Olímpicos.

Biles

Cosechó 4 preseas de oro y 1 de bronce, pero con lo que la joven gimnasta deslumbró más fue con piruetas complejas y fascinantes, que de inmediato hicieron recordar a Nadia Comaneci o Larisa Latynina, aunque a Biles no le gusten del todo estas comparaciones.

El futuro de Biles se ve brillante, casi más brillante que su sonrisa. La gimnasta tiene apenas 19 años y si no se lesiona y mantiene su gran nivel, puede aspirar a superar las 10 preseas de oro en los venideros Juegos Olímpicos.

Cuando se trata del atletismo, sobre él se acumulan las miradas de los seguidores del evento, porque reúne la esencia de los Juegos Olímpicos y es, para muchos, el deporte más importante de la justa. Y allí reina indiscutiblemente Usain Bolt.

Decir que Bolt es más importante para el atletismo mundial que el atletismo para Bolt, puede ser arriesgado, pero no menos cierto. Tras el escándalo dos años después de que en Atenas 2004, Justin Gatlin, quien había ganado los 100 metros planos, diera positivo en dopaje, la reputación del atletismo se puso en entredicho.

Así llegó 2008, donde apareció un joven jamaiquino llamado Usain St. Leo Bolt, quien rechazó becas en universidades estadounidenses y dijo sentirse más cómodo entrenando en Kingston, en unas viejas instalaciones deportivas. Y en Beijing, comenzó su extraordinario palmarés: ganó medallas de oro en los 100 metros, en los 200 y en el relevo 4×100, acompañado del gran Asafa Powell. El reinado de Bolt siguió en los mundiales de 2009 y 2011.bolt

En los Juegos Olímpicos de Londres 2012 arrasó de nuevo en los 100 metros, en los 200 y en el relevo 4×100, esta misma hazaña se repitió en Río 2016 y Bolt se convirtió en el primer atleta en ganar el “triple-triple”, es decir las tres medallas de oro en las pruebas de velocidad de atletismo en tres Juegos Olímpicos consecutivos.

Al igual que en el caso de Phelps, se supone que Bolt se retira luego de Río, pero todos pedimos lo mismo: que al menos conceda el beneficio de la duda sobre si volverá a correr como “un rayo” en Tokio 2020.

Además del espectáculo ofrecido por Bolt, el atletismo en Río 2016 tuvo otras actuaciones memorables como la de su compatriota Elaine Thompson, quien ganó en los 100 metros y en los 200 metros planos a su coterránea y campeona olímpica Shelly-Ann Fraser-Price. Un verdadero batacazo en estos Juegos Olímpicos, que podrían haber sido la consagración final para Fraser-Price, campeona de los 100 metros planos en Beijing 2008 y Londres 2012.

thompson
El salto triple femenino tuvo un escenario verdaderamente nuevo. La medalla de oro fue para la colombiana Caterine Ibargüen y la de plata para la venezolana Yulimar Rojas. Por primera vez en la historia de esta disciplina, las dos mejores atletas eran latinoamericanas.

ibarguen22
Ibargüen consiguió la primera medalla de oro para Colombia en el atletismo olímpico, mientras que la criolla Rojas se colgó la primera presea de plata para una mujer venezolana y la primera medalla de plata en el atletismo olímpico venezolanoyulimar rojas22

Otras participaciones destacadas en el atletismo fueron la del sudafricano Wayde van Niekerk, quien ganó contra todo pronóstico la carrera de los 400 metros planos, derrotando al campeón de Londres 2012, Kirani James y pulverizando el récord mundial de 43.18 segundos impuesto por Michael Johnson en el Campeonato Mundial de Atletismo Sevilla 1999.

miller

Por su parte, Shaunae Miller conquistó una victoria in extremis en los 400 metros planos femenino. La bahameña marcó tiempo de 49.44 segundos para ganar su primera presea dorada “por una cabeza”. La atleta trastabilló a pocos metros de la meta y para evitar que la estadounidense Allyson Felix llegara primera, se impulsó hacia delante y consiguió que su torso cruzara primero la línea de llegada para hacerse con la medalla de oro de una forma impresionante.

farahMohamed Farah también entró en los registros históricos. El atleta británico nacido en Somalia, ganó en Londres 2012 los 10.000 y 5.000 metros planos, hazaña que repitió en Río 2016. Uno de los momentos más emocionantes del atletismo de la cita que terminó ayer ocurrió en la carrera de los 10.000 metros, pues Farah se cayó cuando lideraba, mas se puso de pie rápidamente e hizo un remate fabuloso para conseguir el oro en una de las pruebas más exigentes del atletismo.

brasilLa guinda en el pastel para Brasil la colocó la selección masculina de fútbol, que de la mano de Neymar finalmente obtuvo el primer oro olímpico para el país. Era la única deuda que tenía la “verdeamarelha” en el fútbol mundial y además, la consiguió tras “romper el maleficio” histórico del Maracanazo y con un mérito aún mayor: ante Alemania, el equipo ante el cual fue vergonzosamente eliminada de la Copa Mundial de Fútbol de la que también fueron anfitriones, en 2014.