Cabrera tras el 500: “Ahora puedo intentar seguir jugando mi beisbol”

DEPORTES · 23 AGOSTO, 2021 08:05

Ver más de

Manuel Tomillo C. | @ManuelTomilloC


¿Cómo valoras esta información?

6
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

El veterano toletero de los Tigres de Detroit Miguel Cabrera se convirtió en el jugador número 28 en la historia de la MLB en conectar 500 jonrones, este domingo en el Rogers Centre de Toronto.

El receptor del bullpen  de los felinos, Tim Remes, recuperó el hito de béisbol, que superó la pared y aterrizó cerca de la jaula de bateo visitante. La pelota ha sido autenticado por MLB y entregada a Cabrera; el jugador, de 38 años, dijo a la prensa deportiva local que apreciaba a Remes por cuidarlo.

“Lo voy a guardar en algún lugar de mi casa”, dijo Cabrera. “Estoy emocionado”.

Cabrera , quien había estado bajo una inmensa presión desde que conectó el jonrón 499 de su carrera en Baltimore el 11 de agosto, corrió alrededor de las bases el domingo en el Rogers Centre después de hacer un cambio del zurdo de los Azulejos de Toronto, Steven Matz.

“Vamos”, gritó Cabrera, golpeándose el pecho al cruzar el plato. Abrazó a Jeimer Candelario y Jonathan Schoop, luego recibió más abrazos y choques de manos de sus compañeros y entrenadores en el campo y en el banquillo. Los fanáticos en Toronto vitorearon como si Cabrera fuera uno de los suyos, incluso exigiendo un llamado a la cortina.

El jonrón convirtió a Cabrera en uno de los 28 jugadores en la historia de la MLB en alcanzar los 500 jonrones , un hito histórico agregado a su casi seguro currículum del Salón de la Fama en la primera boleta. También fue la pelota larga que más alivió el estrés que ha lanzado en su distinguida carrera. 

“Fue una buena sensación”, dijo Cabrera luego de que los Tigres celebraron una una victoria por 5-3 sobre los Azulejos en 11 entradas . “Fue algo muy lindo porque empató el juego. Eso fue grande para nosotros. Estábamos tratando de ganar la serie y salir de aquí 2-1”.

Cabrera admitió que la tensión de la persecución de esos 500 jonrones lo estaba desgastando. 

“Mucho”, dijo. “La semana pasada en Detroit fue difícil. Fue la primera vez en cinco o seis años que veo a la multitud emocionada con mucha energía. Fue agradable ver la energía de regreso en Comerica Park. Pero hubo muchas cosas en mi mente porque quería hacerlo en Detroit. Es difícil pegar jonrones allí. Siento que me quité un peso de encima”, agregó.

“Pero gracias a Dios lo golpeé aquí y terminé de una vez y ahora puedo intentar seguir jugando mi béisbol”, dijo.

¿Al Salón de la Fama?

“Miguel quiere la pelota. La prioridad de Miguel es la pelota. El Salón de la Fama del Béisbol ha solicitado el casco de bateo. Eso es todo lo que han pedido. Sospecho que cuando el polvo se asiente en la temporada, Miguel también estará feliz de tener tal vez el bat, tal vez la camiseta. Pero le pidió la pelota. Una de las principales razones por las que he estado viajando no es solo para asegurarnos de que autenticamos todo lo que está en esa lista, sino también para tener una conversación amistosa con un fan que, con suerte, está interesado al compartir la historia con el hombre que lo golpeó … Supongo que el bate o la camiseta irán a los archivos de nuestra empresa. Los elementos como sus tacos y sus guantes de bateo podrían estar disponibles en acción”, dijo tras el hito el gerente de los Tigres, A. J Hinch.

Con información de Detroit Free Press