OPS pide al mecanismo Covax flexibilidad para que Venezuela pague vacunas

CORONAVIRUS · 10 FEBRERO, 2021 16:30

Ver más de

Efecto Cocuyo | @efectococuyo

Foto por Efe

¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
1
QUÉ CHIMBO

El subdirector de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Jarbas Barbosa, explicó que la instancia solicitó al mecanismo Covax mayor flexibilidad para que Venezuela tenga acceso a las vacunas de AstraZeneca.

En la rueda de prensa semanal de este miércoles, 10 de febrero, el funcionario dijo que aunque el país no hace parte de Covax y debió haber realizado el pago este 9 de febrero, le solicitaron ampliar los lapsos por la realidad venezolana.

“Estamos negociando desde Covax porque Venezuela aún no es parte de Covax y debiera haber realizado el pago ya, pero debido a la situación complicada en Venezuela está llevando más tiempo y estamos pidiendo a Covax que tenga un cronograma flexible para recibir el pago de Venezuela cuando esté disponible”, explicó Barbosa en una declaración por videoconferencia.

El pasado 3 de febrero Barbosa informó que Venezuela tenía asignadas 1.425.600 dosis de vacunas de AstraZeneca para la primera fase del mecanismo, que estima cubrir al 3% de la población: primero a profesionales de la salud y otros trabajadores en la primera línea de combate al COVID-19.

Un día antes el representante de la OPS en Venezuela, Paolo Paolo Balladelli, destacó que solo podría acceder a estas dosis si pagaban la cuota inicial el 9 de febrero.

“Venezuela tiene acceso a vacunas en mecanismo Covax. Han sido reservadas entre 1.425.000 y 2.409.600 dosis de vacuna AstraZeneca contra Covid que llegarían al final de febrero. Es imprescindible contar con el apoyo de todas las fuerzas y proceder al pago hasta el 9 de febrero”, escribió Balladelli en su cuenta en Twitter.

Aún sin acuerdos Maduro-Guaidó

No obstante, este 10 de febrero se dio a conocer la ampliación del plazo para que tanto la administración de Nicolás Maduro como la del líder opositor Juan Guaidó puedan ponerse de acuerdo para la obtención de recursos para la adquisición de estas vacunas.

Hasta ahora solo la representación de Guaidó, quien encabeza la Comisión Delegada Legislativa de la Asamblea Nacional de 2015, ha dicho que podría ayudar en la gestión de los recursos que el país tiene bloqueados en el exterior para el pago a través del mecanismo Covax.

En su sesión de este 9 de febrero reiteraron tal disposición. En la sesión el diputado de la AN de 2015, Winston Flores, acusó al gobierno de Maduro de la deuda de Venezuela con la OPS que le impide tener acceso a vacunas, mediante el Fondo Rotatorio de la organización.

“Los únicos que bloquean la solución son los miembros de la dictadura. Es urgente que hoy Venezuela pague sus deudas, es urgente que Maduro pague lo que le debe a la Organización Panamericana de la Salud, hablan de un supuesto bloqueo que no existe porque no les interesa la solución de la pandemia en Venezuela”, manifestó Flores.

Amplían pruebas de antígeno

En la misma conferencia de prensa de este miércoles, el director de emergencias médicas de la OPS, Ciro Ugarte, respondió que en Venezuela ha aumentado la aplicación de las pruebas de antígeno que envió la institución para acelerar la detección de casos de COVID-19.

“Hablamos de un incremento significativo en relación a la cifra anterior, se están analizando varios componentes del proceso”, expresó. El funcionario detalló que entre el primero de diciembre de 2020 y hasta el pasado 5 de febrero han aplicado “por ahora 10.000 pruebas”.

Ugarte aclaró que se trata de datos preliminares y que continúan resolviendo la logística, tanto de laboratorios como de personal técnico, para aplicar estas pruebas.

Mencionó la capacitación del personal, el uso de los centros para el diagnóstico y mejorar la difusión de la información para que “se puedan hacer los ajustes para tener una información más precisa y que esas pruebas se utilicen de acuerdo a lo que se había planificado”.

Expertos como los doctores Julio Castro y José Félix Oletta pidieron al gobierno de Maduro definir un plan de vacunación para contrarrestar el COVID-19, ante la falta de información oficial más allá de los anuncios de la llegada de las primeras 100.000 dosis de vacunas rusas que se esperan para el país la próxima semana.