En Venezuela se hacen más de 600 pruebas PCR diarias para COVID-19, según la OPS #ConLaLuz

CORONAVIRUS · 22 MAYO, 2020 21:44

En Venezuela se hacen más de 600 pruebas PCR diarias para COVID-19, según la OPS #ConLaLuz

Texto por Ibis Leon | @ibisL

Ver más de

Ibis Leon | @ibisL

¿Cómo valoras esta información?

17
QUÉ CHÉVERE
5
QUÉ INDIGNANTE
2
QUÉ CHIMBO

Entre 600 y 700 pruebas PCR diarias para COVID-19 se realizan en el país, afirmó el representante de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), el médico Gerardo De Cosio, quien fue el invitado de la emisión del #ConLaLuz de este viernes 22 de mayo.

El también representante de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en Venezuela precisó que cuatro o cinco semanas antes solo se hacían 100 pruebas de laboratorio, pero el sistema de Naciones Unidas reforzó la capacidad del Estado que cuenta con un único centro acreditado para hacer las PCR, el Instituto Nacional de Higiene Rafael Rangel.

“Quisiéramos, como OPS, que se hagan más PCR y estamos trabajando para ello. Para nosotros la prueba diagnóstica PCR nos ayuda a tomar medidas de control”, señaló.

Durante el programa, que condujeron la directora general de Efecto Cocuyo, Luz Mely Reyes, y la periodista especializada en salud, Mariana Souquett, se consultó al especialista sobre la credibilidad de las cifras aportadas por el gobierno de Nicolás Maduro sobre el número de contagios y muertes.

Cifras oficiales: podemos decir que si son válidas

De Cosio respondió que las estadísticas “son aceptables desde el punto de vista que sí son los casos que se han detectado como positivos, podemos decir que sí son válidas”.

Pero advirtió que es posible que existan más contagios que aún no han sido detectados en el territorio, porque más del 50% de las personas infectadas con coronavirus no presenta síntomas: “Creo que sí hay más casos, pero hay que encontrarlos para reducir la pandemia”, añadió.

Retorno de migrantes impactará

El retorno de venezolanos también impactará en las cifras, estima la OPS. “Muchos viajaron durante el periodo de incubación, otros de forma asintomática, y tal vez las condiciones en las que viajaban no eran las más ideales para mantener medidas de higiene y de  distanciamiento”, explicó.

Por esta razón, el médico valoró la importancia de contar con modelos estadísticos que permitan tener proyecciones sobre la evolución del virus, como el que hizo la Academia de Ciencias Físicas, Matemáticas y Naturales de Venezuela.

“Leí el informe que publicaron y hacen unas proyecciones de varios cientos de casos y como todos los modelos de predicción nos ayuda a identificar cuál va a ser la tendencia. Todos los modelos estadísticos hacen una serie de supuestos y esos supuestos nos permiten aumentar o disminuir los casos. Nos ayuda a saber cuál debe ser la capacidad que debemos tener instalada”, opinó.

Lucha por recursos

El representante de la OPS-OMS advirtió que Venezuela está compitiendo con el resto del mundo para obtener recursos. “Por desgracia, el resto del mundo está entrando en recesión y ya hablamos de una depresión económica mundial lo que quiere decir que habrá menos recursos para proporcionar ayuda humanitaria”, indicó.

El especialista aseveró que “aún no hemos visto lo peor del COVID-19 en las Américas” y por eso es probable que un escenario hipotético en el que aumenten el número de casos en Venezuela el sistema de salud se vea sobrepasado como ocurrió con otros sistemas de salud en países como España e Italia.

Exhortó a los actores políticos a trabajar juntos para salvar vidas. “Si hay que trabajar con la derecha, con la izquierda, con los rojos, con los blancos, por qué no hacerlo, vale la pena”, manifestó.

Flexibilización gradual

Para la flexibilización de la cuarentena, el médico recomendó hacerlo de forma gradual y tomar en cuenta tres factores: el comportamiento epidemiológico del virus, la capacidad de los servicios de salud para responder y la capacidad de mantener o no ciertas medidas de salud públicas que son las  “no farmacológicas” como el distanciamiento físico, el uso de mascarillas, el lavado de manos frecuente o el uso de gel.

Vea el programa completo aquí: