¿Venezuela ha recibido dosis de la vacuna de Sinovac?

COCUYO CHEQUEA · 8 JUNIO, 2021 15:50

Ver más de

Ronny Rodríguez Rosas | @ronnyrodriguez


¿Cómo valoras esta información?

4
QUÉ CHÉVERE
6
QUÉ INDIGNANTE
2
QUÉ CHIMBO

Con el inicio de la segunda fase de vacunación contra el COVID-19 en Venezuela el pasado 29 de mayo, la desinformación ha proliferado mucho más rápido que el ritmo de las dosis que han colocado en los diferentes estados del país.

Una cadena que circula en grupos de Whatsapp invita a las personas a vacunarse en el puesto que se instaló en el hotel Alba Caracas de la capital venezolana el propio sábado 29 de mayo.

«Buenas tardes vecinos. En el hotel Alba Caracas están vacunando a las personas de 3ra edad y al personal de salud. Solo tienen que acercarse y hacer la cola, llevar su cédula y su carnet del área de la salud si aplica. En nuestra experiencia aconsejamos llegar a las 4 am que no hay casi gente. A eso de las 9 am es que se inicia la vacunación. Aconsejamos llevar sillas, comida e hidratación», dice la información.

Además, añade lo siguiente: «Las vacunas que están colocando son la rusa, Sputnik V, a la 3ra edad, que según estudios reportados en ‘The Lancet’, una de las revistas más prestigiosas de medicina a nivel mundial, le dan un 91.6% de efectividad. y la china, Sinovac. Al personal de salud le están colocando la china, Sinovac, la cual ha sido evaluada como segura a nivel internacional y con una efectividad de 86%».

La Unidad de Verificación de Datos y Fact-checking de Efecto Cocuyo revisó el contenido de la cadena, que también asegura que las personas pueden acercarse al Alba Caracas en los horarios a los que invita.

«No es necesario estar registrados en el sistema Patria o en el Ministerio de Salud. Solo con ir y hacer la cola es suficiente», dice el contenido que circula en Whatsapp. Tres conclusiones se obtienen de su contenido:

Sectores prioritarios

1. Sí, es cierto que en el hotel Alba Caracas comenzaron a vacunar contra el COVID-19. También que iniciaron con las personas mayores de 60 años y el personal de salud rezagado. Estas dos poblaciones son prioritarias según las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La OMS tiene un equipo denominado «Grupo de Expertos en Asesoramiento Estratégico (Sage por sus siglas en inglés), que propuso las recomendaciones y el marco de valores para el establecimiento de prioridades en el uso de vacunas contra COVID-19 en un contexto de suministros limitados, como el que vive el mundo actualmente.

En total definieron seis valores para priorizar: bienestar humano, igualdad, equidad mundial, equidad nacional, reciprocidad y legitimidad.

En primer lugar está el personal sanitario y los trabajadores de asistencia social. A ellos les siguen los adultos mayores de 60 años con enfermedades preexistentes, que también los hace personas con mayor riesgo si contraen la enfermedad.

Aunque Venezuela inició la vacunación del personal sanitario el 18 de febrero pasado y en marzo la de los adultos mayores, la vacunación de ambas poblaciones ha sido limitada. El gobierno de Nicolás Maduro no ha informado con exactitud las dosis colocadas a estos dos grupos.

Sólo han hablado de porcentajes. El ministro de Salud, Carlos Alvarado, aseguró el 24 de mayo que 90 % del personal médico había recibido las vacunas, algo que desmintieron los distintos gremios profesionales del área un día después.

Sin data actualizada a la OPS

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) dijo el 19 de mayo que no tenían información actualizada del gobierno chavista sobre las vacunas colocadas en el país.

El director de Emergencias en Salud de la OPS, Ciro Ugarte, aseguró que «no tenemos información actualizada sobre el avance de la vacunación en Venezuela«. Agregó que la última información disponible en el país era la aplicación de más de 316 mil dosis. De ese número, el 69% se colocó al personal sanitario que combate en primera línea el COVID-19.

Se calcula que 3 millones de adultos mayores necesitan vacunarse en el país, de una población meta total de 22 millones de personas. El propio ministro de Salud explicó que ésa era la cantidad de personas que debían recibir la vacuna para lograr 70% de inmunización, lo que generaría lo que se conoce como «inmunidad de rebaño«.

Sin embargo, el propio Alvarado aseguró el 28 de mayo, un día antes de la segunda fase de vacunación, que iban a comenzar a vacunar a menores de 60 años con enfermedades como VIH, renales o crónicas. No informó el número de personas a beneficiar.

Registro en el Sistema Patria o el MinSalud

2. En una entrevista en Venezolana de Televisión, Alvarado informó que quienes recibirían las vacunas debían estar inscritos en el Sistema Patria o un registro que habilitaría el Ministerio de Salud. Las personas debían esperar un mensaje de texto o correo electrónico donde le informarían la fecha y el puesto de vacunación al que debían acudir para recibir la dosis.

Por lo tanto, lo que afirma la cadena sobre que cualquiera puede ir a hacer la cola desde la madrugada, no es garantía de que la puedan recibir, aunque existen testimonios de la desorganización del proceso y de personas que hacen colas sin haber recibido su mensaje.

No ha llegado esa vacuna

3. La cadena afirma que se están administrando dosis de las vacunas rusa Sputnik V y la vacuna del laboratorio chino Sinovac. Al país sólo han llegado 2.730.000 dosis. De ellas, 1.800.000 provenientes de China del laboratorio Sinopharm, y otras 930.000 de Rusia.

La vacuna del laboratorio Sinopharm tiene el nombre comercial de VeroCell, mientras que la elaborada por Sinovac recibe el nombre de CoronoVac (que a la fecha, 8 de junio, aún no ha llegado al país).

Es decir, es falso que vacunen con las dosis de Sinovac en Venezuela, al no tener convenio con ese laboratorio.

El gobierno de Maduro solo ha informado sobre un acuerdo con la farmacéutica rusa Gerofarm para importar 10 millones de dosis de la vacuna EpiVacCorona, con la que se hicieron ensayos clínicos en el país el pasado mes de mayo.

En conclusión la cadena ofrece contenido falso sobre la vacuna de Sinovac y discutible sobre las personas que pueden ir a los puestos de inmunización.