Los opositores confían más que los oficialistas en las redes sociales

COCUYO CHEQUEA · 8 JULIO, 2020 19:59

Los opositores confían más que los oficialistas en las noticias en redes sociales

Texto por Eugenio Martínez

Ver más de

Eugenio Martínez

¿Cómo valoras esta información?

6
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

En medio de la hegemonía comunicacional y el cierre de opciones de información las redes sociales se han convertido en la segunda referencia informativa de los venezolanos, desplazando a los canales de información 24 horas y las versiones digitales de los periódicos .

Según el estudio El fenómeno de la Desinformación Digital realizado por Transparencia Venezuela e investigadores de la Universidad de Navarra en España, 25% de los venezolanos consideran a las redes sociales su principal fuente de información.

Este dato cobra mayor relevancia cuando se analiza exclusivamente por autodefinición política:  “

Para los venezolanos que se definen como oficialistas la fuente primaria de información son los noticieros o programas de televisión (51,4%), seguidos por las redes sociales (14,7%) y los canales de televisión de 24 horas (13,8%).

No obstante, entre los opositores son las redes sociales (39,0%) la fuente principal de información, seguidos por los noticieros (26,3%) y los periódicos en internet o a través de sus APP (12,7%).”

En el caso de quienes se dicen independientes (el segmento más grande en este momento de ciudadanos en Venezuela) 4 de cada 10 consideran a los noticieros como la fuente primaria, mientras 2 de cada 10 se decantan por los perfiles en redes sociales y uno de cada 10 consulta principalmente canales de noticias 24 horas.

Este estudio, cuyo trabajo de campo corresponde a la firma More Consulting, se realizó durante el mes de enero de 2020, por lo que no mide el impacto de la salida de Directv del mercado venezolano, ni los cambios en los patrones de consumo digital que ha provocado el período de confinamiento por el COVID-19.

Según el resumen del estudio “en términos generales, los noticieros o programas de TV constituyen la fuente principal de noticias (38,7%), seguido de las redes sociales (25,3%) y, en tercer lugar y a mayor distancia, los canales de TV de noticias de 24 horas (10,0%).

Las redes sociales dominan hasta los 34 años

En los grupos etáreos existen amplias diferencias en las fuentes primarias de acceso a las informaciones. A mayor edad (especialmente a partir de los 35 años) es mayor el empleo de los noticieros de TV como fuente de información.

Los noticieros son la fuente principal de los ciudadanos de mayor edad (45,4% entre las personas de 55 y más años; frente al 29,1% de los participantes de entre 18 y 24 años). Por el contrario, las redes sociales son la fuente principal de información del 44,9% de los participantes más jóvenes y su uso decrece a medida que aumenta la edad, descendiendo hasta el 13,1% de los encuestados de más de 55 años.

También se da un diferente uso en razón del género. Los noticieros de TV son preferidos en mayor medida por hombres que por mujeres (40,4% versus 36,9%), mientras que ellas escogen las redes sociales como fuente principal con másfrecuencia que los hombres (28,2% frente al 22,5% de los varones).

Oficialistas, mas interesados en la política

En el estudio elaborado por Transparencia Venezuela e investigadores de la Universidad de Navarra se explica que “el interés por las noticias políticas varía en función de varios factores: Según la auto definición ideológica de los encuestados, existe un mayor interés  en las noticias políticas entre los oficialistas (48% dice estar extremadamente o muy interesado en noticias políticas) que entre los opositores (37%)”.

Desde el punto de vista de la edad, el interés es bastante mayor entre los participantes de más edad: el 44,1% de los encuestados de más de 55 años afirma estar extremadamente o muy interesado en noticias políticas, mientras que se reduce al 38% entre los ciudadanos de mediana edad (38 a 44 años) y cae al 20,5% en los participantes de 18 a 24 años. Por lo que respecta al género, el interés es mayor en los hombres que en las mujeres (40,4% frente al 35,3%).

Universidad de Oxford: Ciber-tropas se usan en Venezuela para desinformar

 

En contra del periodismo mediocre

En el trabajo de Transparencia Venezuela y la Universidad de Navarra se indica que entre la información problemática se incluyen prácticas muy diversas en intención y contenido, pero básicamente responden a tres categorías:

  • Información errónea: Información que es falsa, pero no creada con la intención de provocar daño, sino que puede ser atribuida a errores humanos (por ejemplo, por no cumplir con los procesos periodísticos de verificación de la información).
  • Desinformación: Información falsa y creada deliberadamente para dañar a una persona, grupo social, organización o país (y que incluye desde el contenido impostor -suplantación de identidad de una fuente reputada- al contenido fabricado ex profeso con intención malsana, pasando por información manipulada).
  • Información maliciosa: Información sensible real utilizada para infligir daño reputacional a una persona, organización o país (es el caso de las filtraciones de información, a veces obtenida mediante hackeo o espionaje, y de discursos que alimentan el odio o el hostigamiento).

En el estudio se pregunta a los encuestados por estas modalidades de “información problemática”.  Los resultados indican que tanto oficialistas como opositores lo más preocupante (55,7%) es el periodismo mediocre, esto es, errores de datos. noticias simplificadas, titulares engañosos o que sirven de señuelo).

La segunda modalidad más preocupante (52,3%) consiste en las noticias en las que los hechos están modificados o amañados para favorecer a intereses partidistas (siendo esta preocupación mayor entre los opositores que entre los oficialistas: 56,6% versus 52,9%.

Va seguido de las noticias que están totalmente inventadas por motivos comerciales o políticos, que preocupa al 49,3% de los participantes.

En cuarto lugar, y a poca distancia, para el 47% de los encuestados son motivo de preocupación las noticias falsas por parte de políticos u otras personas con ánimo desacreditar.

En cambio apenas preocupa al 30% aquellos titulares que tienen apariencia de noticia pero son en realidad anuncios publicitarios y sólo a 1 de cada 5 encuestados (19,9%) las sátiras o noticias que están totalmente inventadas para hacer reír a la gente.

En el estudio se refleja la fragmentación política de los encuestados con esta pregunta: “¿Cuál de los siguientes agentes de desinformación le parece a Ud más preocupante?” Según las conclusiones en el estudio de Transparencia Venezuela y de la Universidad de Navarra “los resultados difieren notablemente entre los participantes en función de su alineamiento ideológico:  Las acciones de periodistas o de medios de comunicación es lo más preocupante para los oficialistas (35,5%), pero en el caso de los opositores está en segundo lugar de preocupación (27,6%), muy por detrás de las acciones de los políticos o partidos políticos (41,7%).

Esto, de manera significativa, sólo preocupa en cambio al 19,6% de los oficialistas. Esta brecha social también se manifiesta en que las acciones de agentes extranjeros (injerencia internacional) preocupa al 31,2% de los oficialistas frente al 12,5% de los opositores.

¿Combaten la desinformación?

En el informe se destaca que “un 45,6% de los encuestados dejó de prestar atención a las noticias que alguien comparte por no estar seguro de confiar en la fuente. Por otra parte, un 33,6% confiesa consultar varias fuentes distintas, para verificar las noticias. Un 84,8% de los participantes cree que los periodistas deben dedicar más esfuerzos a la verificación de los contenidos, mientras que la exigencia hacia las plataformas tecnológicas como Google o Facebook es menor (77,3%)”

Por otra parte, cuando se pregunta “¿Qué tan susceptible es la sociedad venezolana al fenómeno de la desinformación?” Un 66,8% de los venezolanos usan las redes sociales y creen que se puede confiar en ellas, la mayor parte del tiempo, un 45,8%. Esta confianza es bastante mayor entre los opositores (59,9%) que entre los oficialistas (39,2%).

Por otra parte, el empleo de las redes sociales no es homogéneo entre la población encuestada. Existe importante disparidad de uso entre oficialistas (60,9%) y opositores (77,2%), así como entre los más jóvenes (90,6%) y los usuarios de mayor edad (41,2%). En el sector rural más pobre sólo un 58% las usa, mientras que en las grandes ciudades lo hace un 71%

Ficha técnica

Encuesta nacional telefónica de opinión pública, realizada entre el 20 y 29 de enero de 2020 (trabajo de campo realizado por More Consulting). • 1.200 entrevistas a nivel nacional, con cobertura rural y urbana. Error muestral: +/- 4,5%

Si quieres saber más sobre este tema, lee también: