Bancos recuperan liquidez en cuarentena con escasez de créditos

COCUYO CHEQUEA · 9 MAYO, 2020 13:46

Bancos recuperan liquidez durante la cuarentena

Texto por Jeanfreddy Gutierrez | @Jeanfreddy

Ver más de

Jeanfreddy Gutierrez | @Jeanfreddy

¿Cómo valoras esta información?

15
QUÉ CHÉVERE
2
QUÉ INDIGNANTE
1
QUÉ CHIMBO

Liquidez coyuntural. Las restricciones a los créditos y el aumento de los riesgos financieros de éstos está generando un fenómeno no visto desde marzo de 2019: los bancos venezolanos tienen recursos sobrantes que no han sido destinados ni a la cobertura del encaje legal impuesto por el Banco Central de Venezuela (BCV) ni al financiamiento del sector productivo.

Así lo revelan los datos más recientes publicados por la Superintendencia de Bancos (Sudeban), que revelan que el valor de las reservas bancarias excedentes se ubicaron en 1,4 billones (Bs. 1.485.672.279.000) de bolívares durante el mes de abril. Con ello se revierte una tendencia negativa en las finanzas de la banca nacional, que llegó a alcanzar los Bs. 19,2 billones en negativo justo antes de la declaración de “cuarentena total” por la pandemia del COVID-19.

Cuarentena y prudencia

La razón de esta situación, según explicaron economistas a Efecto Cocuyo, radica en la caída de la demanda de créditos en medio del decreto de cuarentena y la cautela al momento de otorgarlos.

“Ahí confluyen varias cosas. El sector privado tiene mucha cautela de tomar créditos en una situación donde estos están siendo indexados a la tasa de cambio y, además, donde producto de la paralización productiva por la cuarentena pueden tener afectaciones en su flujo de caja”, dijo Asdrúbal Oliveros, director de la consultora Ecoanalítica.

La última vez que la banca nacional exhibió un saldo positivo en sus reservas excedentarias fue el 29 de marzo de 2019, después de que en enero el BCV cambiara el nivel encaje marginal desde 61% hasta 100%. Esta medida ocasionó que los bancos fueran obligados a transferir todo el dinero destinado a créditos que no fuese asignado.

Pero ahora, con negocios, empresas e industrias en restricciones de liquidez y gastos, incrementa la precaución de los bancos sobre los riesgos de impagos por parte del sector.

“Los bancos han tomado precaución por su limitada cartera de créditos. ¿Por qué? Porque la parálisis derivada de esta situación deteriora los negocios y están restringiendo el crédito en estas circunstancia”, aseguró Orlando Ochoa, economista y asesor independiente.

Cambió el encaje

Adicional a la cuarentena, el BCV implementó dos cambios fundamentales: se eliminó la penalización indexada a la variación del tipo de cambio oficial, que anteriormente la mayoría de los bancos venezolanos pagaban por el incumplimiento del encaje legal y presentó un coeficiente de encaje bancario único de 93% como parte de las medidas de mitigación de impactos económicos por el COVID-19 en Venezuela. Desde el 1° de abril los bancos podrían conservar el 7% de los nuevos depósitos.

Para Henkel García, analista financiero y director de Econométrica, esas medidas disminuyeron la necesidad de liquidez de bolívares que existía y señala que pudiera haber una expansión del crédito en los próximos meses.

Las nuevas reservas excedentarias equivalen a 8,4  millones de dólares a la tasa oficial del 30 de abril, que se ubicó ese día en Bs. 176.538,04.

Liquidez, sin créditos

El Boletín Mensual de la Sudeban para marzo de 2020 revela que los créditos bancarios agrícolas, manufactura y al turismo son más pequeños que un mes antes. Específicamente los agrícolas bajaron de 2,17 billones a 1,82 billones. Una caída de 348 mil millones de bolívares, lo que equivale al 16,04% de esta cartera para finales del año anterior. Así mismo, con una tasa oficial de 80.945,72 Bs, implicó una caída de 4,3 millones de dólares.

La manufactura mostró una caída entre esos dos meses de 280 mil millones de bolívares, lo que equivale a 12,33% o 3,46 millones de dólares menos mientras que el turismo cayó entre febrero y marzo 1.200 millones de bolívares, un cambio de 4,7% o 14.282 dólares menos.

Por otro lado, los créditos hipotecarios crecieron 5,41%, los de vehículos 13,72%, tarjetas de crédito 35,57%, comerciales 50,89% (que están indexados a la tasa de cambio) y microempresarios 69%.

Considerando una inflación para el mes de marzo de 21.2%, según la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional, y de 13,32% según el BCV, todos los créditos crecieron de forma real menos la compra de viviendas y vehículos, que no pudieron superar el aumento general de precios.

Y esto señala una doble caída en los asignados a agricultura, turismo y manufactura, pues cayeron de forma nominal y por tanto, también de forma real.

Esta nota fue elaborada junto a Alessandro Di Stasio.

Si quieres saber más sobre este tema, lee también: