49 fases de las parlamentarias son de riesgo de contagio de COVID-19

COCUYO CHEQUEA · 10 JULIO, 2020 18:31

49 fases del cronograma para organizar las parlamentarias son de riesgo de contagio de COVID-19

Texto por Eugenio Martínez

Ver más de

Eugenio Martínez

¿Cómo valoras esta información?

3
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

La mitad de las fases que desplegará el Consejo Nacional Electoral (CNE) para organizar las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre constituyen riesgos de contagios de COVID-19 para los electores y los funcionarios electorales.

El cronograma de actividades divulgado por el CNE comprende 88 fases, de éstas 49 revisten un riesgo elevado de contagios. Las primeras dos fases que puede considerarse de riesgo para los electores y el personal electoral es la jornada de inscripción de Grupos de Electores y la actualización del Registro Electoral que se realizará entre el 13 y el 26 de julio.

En relación con la jornada para la inscripción y presentación de recaudos para la constitución de Grupos de Electores que debe realizarse entre el 9 y 15 de julio el CNE no ha indicado el procedimiento que debe realizarse, ni las normas sanitarias que se mantendrán.

En el caso de la jornada de actualización del Registro Electoral la presidenta del CNE Indira Alfonso ha indicado que se reunión a través de una videoconferencia “con los directores de las Oficinas Electorales Regionales (ORE) para verificar la recepción de las 551 máquinas y los kits de seguridad sanitaria a utilizar por los operadores que estarán atendiendo la jornada especial de registro electoral”.

Según el CNE, todos los funcionarios que participarán en la jornada de 13 días salieron negativos en las pruebas rápidas para COVID-19 que fueron administradas el 9 de julio (cuatro días antes del inicio de la jornada especial del RE).

También se anunciaron jornadas de desinfección el día 9 de julio en las áreas en donde se desplegarán los 551 equipos para actualizar el RE. No obstante, hasta la fecha el CNE no ha precisado la ubicación de estos puntos especiales de actualización del RE.

El CNE tampoco ha explicado las medidas sanitarias que se desplegarán durante la jornada de 13 días, ni ha anunciado el protocolo que deben seguir los ciudadanos que acudan a la actualización del RE.

49 fases del cronograma para organizar las parlamentarias son de riesgo de contagio de COVID-19

49 fases del cronograma para organizar las parlamentarias son de riesgo de contagio de COVID-19

Organizar elecciones en tiempos de pandemia

Al 10 de julio se han realizado más de 60 países. En el continente americano, algunos países como Bolivia, Chile, República Dominicana y Uruguay han agendado nuevas fechas para sus procesos. Otros han procedido de acuerdo con lo programado, como Guyana, Surinamy St. Kitts and Nevis.

Según el manual para organizar elecciones en tiempos de pandemia de la Organización de Estados Americanos (OEA) “más allá de las decisiones adoptadas, se debe reconocer que no existe el riesgo cero (…) Las autoridades deben ser conscientes de que el principal riesgo de una elección es que se convierta en una oportunidad de amplificación de la propagación de la COVID-19 en el país. Por ello, los Estados y los órganos electorales tienen una enorme responsabilidad. La pandemia implica una redefinición de todos los procedimientos y protocolos del proceso electoral, ante el riesgo de propagación del coronavirus hacia funcionarios electorales y ciudadanos”.

La OEA recuerda que “el principal dilema que ha provocado la pandemia en materia electoral es celebrar o postergar las elecciones. Mantener una fecha preestablecida puede tener implicancias sanitarias y poner en peligro la salud de las personas. Posponer la celebración acarrea consideraciones constitucionales y legales. En cualquiera de los casos hay también efectos políticos”.

Para optar por una postergación la OEA recomienda tomar en consideración cuatro factores: Condiciones de salud, marco jurídico, acuerdos políticos y la fecha. En relación con la postergación el grupo hemisférico indica que es “primordial definir una fecha o un rango de fechas que brinde certeza y permita adecuar las actividades electorales a un nuevo cronograma. Se debe evitar la postergación y la extensión de mandatos de manera indefinida y, de ser aplicable por medidas de emergencia, se deben considerar las disposiciones jurídicas para cualquier funcionamiento excepcional”.

Recomendaciones generales

Indica la OEA que “sin perjuicio de las recomendaciones técnicas específicas que se pueden emitir para un contexto de elecciones en pandemia, es primordial dar cumplimiento a las medidas de salud que contribuyan a mitigar el riesgo y el impacto de la pandemia en todas las actividades del proceso electoral”.

En este sentido se hace pertinente mantener las medidas de distancia física entre las personas, y aumentar las medidas de protección personal como higiene de manos, higiene respiratorio y uso de máscaras.

La OEA recomienda que quienes cumplen funciones electorales (miembros de mesa, personal de logística, personal de apoyo, delegados de partidos, observadores electorales, entre otros) utilicen máscara quirúrgica. La máscara quirúrgica también se recomienda para votantes mayores de 65 o quienes tengan afecciones subyacentes. Para el caso del resto de electores es suficiente la máscara no médica (tapabocas).

En relación con jornadas especiales de actualización del RE o de la propia jornada de votación se hace perentorio la desinfección constante de los lugares de trabajo, así como procurar espacios con buena ventilación en las diferentes etapas del proceso electoral, como en las operaciones logísticas. De igual manera para la jornada electoral, evitando la ubicación de mesas de votación en salas pequeñas y sin ventanas.

Recomendaciones específicas

 Según el documento de la OEA deben tomarse recomendaciones específicas para rediseñar los materiales de votación, los centros de votación, la capacitación electoral, el registro de partidos y grupos de electores, desarrollo de la campaña electoral, etc. Entre las principales recomendaciones específicas destacan:

  • Considerar la creación de una Comisión de seguimiento que, en forma permanente, verifique el cumplimiento de las medidas en materia electoral que se adopten en el contexto de la pandemia de COVID-19
  • Para verificar el cumplimiento de las medidas para evitar la propagación del COVID-19 se recomienda establecer los mecanismos de monitoreo correspondientes.
  • Rediseñar materiales de votación. Revisar el diseño de los materiales electorales a fin de encontrar soluciones que reduzcan la posibilidad de contacto físico o traspaso de objetos entre ciudadanos. Asimismo, evaluar el diseño de los mobiliarios para la ubicación de los miembros de mesas, materiales electorales y cabinas de votación, que permitan garantizar el distanciamiento físico. El órgano electoral podría disponer de pautas y modelos de ubicación de todos los componentes de las mesas de votación, que permita la estandarización en todo el país.
  • Aumentar el tiempo de inscripción y actualización del registro de votantes y promover la actualización de los registros para evitar que los electores deban trasladarse entre parroquias y municipios para votar.
  • Considerar la confección de pantallas de acrílico para las mesas de votación a fin de separar lo mayor posible el contacto entre miembros de mesas y electores.
  • Considerar que los espacios de votación sean de materiales que faciliten una adecuada desinfección.
  • Si bien se sugiere alentar a los electores a que porten sus propios lápices/bolígrafos para firmar el padrón y marcar el voto, se recomienda incluir suficientes lápices/bolígrafos en los materiales, para que puedan ser desinfectados regularmente.
  • Disponer de kits sanitarios para ser entregados a los miembros de mesas de votación. Es recomendable proporcionar la entrega al inicio de las funciones, previo a tener contacto con personas y superficies. Asimismo, contemplar los kits sanitarios para cada centro, que permita contar con insumos para los electores.
  • El kit debe al menos contener: máscaras, alcohol en gel, desinfectantes a base de alcohol o cloro para limpieza, jabón, toallas de papel, bolsa para residuos, entre otros.
  • Respecto a las máscaras, para efectos de todo el proceso electoral se recomienda que los trabajadores involucrados en operaciones electorales, así como quienes cumplen funciones de fiscalización y observación, usen máscara quirúrgica (logística electoral, miembros de mesa, técnicos y auxiliares, delegados de partidos políticos, observadores electorales, entre otros). Lo mismo debe regir para votantes mayores de 65 años o con condiciones de salud preexistentes.

Si quieres saber más sobre este tema, lee también: