Proiuris: Saab responde con un "sticker", a denuncia de desaparición de Luis Carlos Díaz

Proiuris: Saab responde con un “sticker” a denuncia de desaparición de Luis Carlos Díaz

A las 12:30 pm de este martes 12 de marzo, las autoridades de la Fiscalía General de la República informaron a Naky Soto, esposa de Luis Carlos Díaz, que no sabían del paradero del periodista. Según informaciones extraoficiales fue detenido a las 5:00 pm del día anterior por funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin).

De acuerdo al portal de la organización de derechos humanos Proiuris, apunta que la falta de respuesta es un síntoma de una desaparición forzada. “Que hayan transcurrido 18 horas y que la institución encargada de garantizar el debido proceso haya prolongado la incertidumbre sobre el lugar y condiciones de detención del comunicador social, apunta a la comisión de uno de los delitos más graves establecidos en el ordenamiento jurídico venezolano: la desaparición forzada de personas”, expuso.

En el portal se relata que Naky Soto afirmó que desde la misma noche del lunes 11 de marzo se informó al fiscal general de la República designado por la Constituyente, Tarek William Saab, sobre la desaparición de Luis Carlos Díaz. “Solo recibimos como respuesta del fiscal unos stickers de mensajería telefónica”, aseguró.

El Defensor del Pueblo, Alfredo Ruiz, se sumó al silencio oficial, a pesar de que también le corresponde impedir excesos en la actuación de policías y militares .

Irregularidades

1. Datos sueltos:

Soto informó que, cuando allanaron su residencia, en la madrugada de este martes 12 de marzo, pudo ver un acta policial, que indicaba que su esposo fue detenido “en flagrancia”.

Pero la misma víctima pudo informar que fue interceptado cuando se desplazaba en bicicleta por un sector del Country Club, en Caracas.

“¿Cómo, entonces, el Sebin podría afirmar que fue detenido durante la comisión flagrante de un delito? Sería una forma de cubrir una falla de origen que podría viciar todo el procedimiento, pues Díaz fue detenido sin orden judicial, lo cual constituye una detención arbitraria”, advierte Proiuris.

Al parecer, la intervención de un juez penal fue posterior, aseguró la organización de derechos humanos. Explica que esto pudo darse a efectos de que los funcionarios del Sebin realizaran el registro en la residencia de la pareja de periodistas. Del inmueble se llevaron teléfonos, computadoras y, también, destacó Soto, dinero en efectivo y joyas.

2. Incomunicación

“El hecho de que Soto haya podido ver y conversar con Díaz, apenas durante 20 minutos, no salda totalmente la violación del debido proceso”, indica Proiuris.

¿Por qué? La organización pro derechos humanos explica que ni antes ni después del allanamiento a la residencia de la pareja las autoridades que practicaron la aprehensión informaron sobre el lugar donde estuvo y estaría recluido. Tampoco han indicado los motivos precisos de la acción policial en su contra.

Además no le permitieron la asistencia jurídica de un abogado.

3. Tratos crueles y amenazas

Naky Soto ofreció información que indica que Luis Carlos Díaz fue sometido a tratos crueles, inhumanos o degradantes: “Me dijo que lo golpearon con el casco que usa para manejar bicicleta. Que, para angustiarlo, le dijeron que yo estaba detenida y me habían trasladado al Hospital Militar, a propósito de mi condición oncológica”.

La periodista aseguró que los funcionarios del Sebin fueron enfáticos en su intento de aterrorizarla: “Me advirtieron que también me podían detener a mí. Que nos podían poner un muerto en la puerta de nuestra casa, para acusarnos de homicidio”.

Puede leer el artículo completo haciendo click aquí.

Lea también:

Quién es Luis Carlos Díaz, el periodista ‘geek’ preso arbitrariamente en el Sebin

Comentarios

No Comments Yet

Comments are closed

¡Suscríbete!