CNE actuará con el TSJ para prevenir “sabotajes” a las elecciones del 30 de julio

A casi un mes de celebrarse las elecciones del 30 de julio para la Constituyente, la presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), Tibisay Lucena, alertó sobre posibles boicots por parte de un sector de la población. “Algunos factores políticos dicen que van a sabotear el proceso electoral; es un delito hacer un impedimento para que se instalen las mesas de votación o vayan a hacer algún daño al material”, dijo.

Las declaraciones las ofreció desde el programa José Vicente Hoy, transmitido por Televen este domingo 25 de junio. Durante la entrevista, José Vicente Rangel asomó en su pregunta la posibilidad de llamados a huelgas o a paros nacionales por parte de dirigentes de la oposición para el día de los comicios.

Lucena explicó que, anteriormente, el CNE actuaba junto al Ministerio Público para garantizar la normalidad del proceso. Sin embargo, “ahora que hay una situación con el MP y se ha pronunciado”, los miembros del órgano comicial acudirán al Tribunal Supremo de Justicia “para que nos indique cuáles son las medidas de protección para garantizar el ejercicio al sufragio como corresponde en una democracia”.

La jefa del Poder Electoral indicó que “atentar” contra el proceso es un delito y dijo que los miembros del CNE han recibido amenazas por cumplir con su trabajo. “Eso (las amenazas) es un delito tipificado en la ley. No vamos a permitir que se amenace impunemente”, aseguró.

Indicó que el CNE ya tiene preparada la batería para auditar el proceso electoral y que se invitará a participar a los distintos sectores en las auditorías.

Lucena afirmó que el país atraviesa una situación “políticamente difícil” y que hay grupos que “nos quieren llevar a una confrontación entre hermanas y hermanos”. Frente a esta situación, dijo, el gobierno aboga por un diálogo a través de la Asamblea Nacional Constituyente para salir de “una situación política severa” y “repensar el país”.