Bebé de tres meses es la tercera víctima mortal por difteria en Nueva Esparta

La difteria arrecia en Venezuela. Las muertes asociadas a la enfermedad aumentan sin cesar y médicos denuncia falta de la antitoxina diftérica, necesaria para atacarla. Entretanto, empezaron las jornadas de vacunación que lleva a cabo el Ministerio de Salud en todo el país para prevenir nuevos contagios.

Un bebé de tres meses es la última víctima de la epidemia en el estado Nueva Esparta. Este viernes, 10 de noviembre se confirmó el diagnóstico, aunque falleció días antes. Su hermana, de 16 años, también habría muerto por difteria, según informó José Narváez, presidente del Colegio de Médicos de Nueva Esparta. Suman tres fallecidos en ese estado.

En Anzoátegui, el director de Salud Pública en la entidad, Víctor Velásquez, confirmó el deceso de 8 personas por la enfermedad; mientras que en Monagas, el director regional de Epidemiología, Luis Jiménez, apuntó 5 fallecidos. Solo en el Hospital Dr. Raúl Leoni de San Félix, Bolívar, este año, suman 4 muertes. Misma cantidad que en el estado Carabobo. Médicos bolivarenses aseguran que en otros centros de salud van más. Las estadísticas oficiales permanecen silenciadas.

Este lunes 6 de noviembre, el ministro de Salud, Luis López, aseguró frente a cámaras que los casos de difteria en Venezuela “son controlables”. Calificó de “matriz mediática” el tratamiento que ha resultado de la cobertura de prensa sobre la enfermedad y dijo que la combatirían con un plan de vacunación “para evitar la angustia” del pueblo. No dio ni una sola cifra.

En agosto de este año la Organización Panamericana de la Salud (OPS), habría reconocido la presencia de la enfermedad en Venezuela. Entre la semana epidemiológica 28 de 2016 y la semana epidemiológica 24 de 2017 se notificaron 447 casos sospechosos de difteria (324 en 2016 y 123 en 2017), decía el informe aunque ningún Boletín Epidemiológico nacional haya sido publicado este año. Para la fecha, solo en el estado Monagas se calculan 115 casos sospechosos. 

Vacuna pero no medicación

Esta semana, en diversos estados del país se han desplegado jornadas de inmunización enmarcados en ese Plan Nacional de Vacunación impulsado por el ministro López. Pero las denuncias en hospitales nacionales continúan: carecen de la antitoxina necesaria para atacar la enfermedad.

Así lo denuncian los médicos del Hospital Dr. Raúl Leoni quienes confirmaron al Correo del Caroní que usan solo penicilina en vez de la antitoxina diftérica indicada para atender a los pacientes. El epidemiólogo, Andrés Barreto, también denunció que en los servicios de epidemiología distrital y regional no hay el medicamento.

La mayoría de los fallecidos son bebés, niños y adolescentes. Son pocos los estados que no presentan casos autóctonos o importados. En Caracas, en el Hospital Clínico Universitario, hay cuatro casos sin confirmar.  El Instituto Nacional de Higiene se tarda tres semanas en enviar respuesta a las pruebas. La mañana de este sábado 11 de noviembre, en el Centro Comercial Sambil se observaron colas para la jornada de vacunación.