Claves para entender la migración venezolana en Chile

VENEZUELA MIGRANTE · 30 SEPTIEMBRE, 2021 15:14

Ver más de

Reymar Reyes Moncayo | @MoncayoReymar


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Los migrantes venezolanos en Chile han sido víctimas de un clima de aporofobia y de abierto rechazo por parte de un grupo de personas en ese país. Los hechos registrados entre el 24 y 25 de septiembre en Iquique, al norte de la nación sureña, se suman a los hitos de la migración venezolana en Latinoamérica y dan cuenta de lo que ha sido su impacto en la región.

El desalojo de migrantes venezolanos en Iquique empezó el viernes, 24 de septiembre, cuando la policía levantó un campamento de más de 300 carpas, según medios locales, que se había instalado en la plaza Brasil de esa ciudad.

La orden de desalojo fue emitida el pasado 1 de julio de 2021 por parte del ex gobernador provincial René Muñoz. Ese mes también se declaró que la plaza Brasil de Iquique constituía una zona de riesgo sanitario por personas viviendo en condiciones insalubres donde no había baños, poco distanciamiento social y uso de mascarillas.

Para el desalojo se emplearon camiones, personal policial, equipos antimotines y hasta se recibió apoyo de habitantes de la comunidad. Sin embargo, esta decisión no estuvo acompañada de una política que le ofreciera asistencia o acompañamiento a los afectados, quienes han llegado hasta allí desde otros países en busca de mejores condiciones de vida para ellos y sus familiares en su lugar de origen.

Es así como, al día siguiente, la marcha contra la migración ilegal que se había convocado para el sábado 25 de septiembre acabó en la destrucción espontánea, que algunos chilenos decidieron hacer por sus propios medios, de otro campamento de migrantes.

Y es que Iquique es una de las primeras ciudades a la que llegan los migrantes, mayormente venezolanos, que entran a Chile a través de la frontera con Bolivia, pasando por Colchane, siendo Chile el tercer país de Latinoamérica con la mayor cantidad de migrantes venezolanos en su territorio -457.324, según el Departamento de Extranjería y Migración (DEM)-.

La diáspora venezolana en Latinoamérica

Para Chile, así como para los países de Latinoamérica, la migración venezolana fue creciendo hasta provocar crisis internas debido a que quienes salen de Venezuela no siempre cuentan con los recursos necesarios para ejercer su derecho a la migración de una forma planifica y seguirá.

La crisis humanitaria compleja que enfrenta Venezuela ha provocado que cerca de 6 millones de personas –hombres, mujeres y niños- salieran del país en busca de mejores condiciones de vida para ellos y sus familiares, a cuestas de su propia integridad.

Es por esto que la agencia de la ONU para los migrantes considera que “la mayoría de los venezolanos que huyen del país necesitan protección internacional como refugiados, dado el deterioro de la situación política, económica, de derechos humanos y humanitaria en su país”.

Es decir, la respuesta que se espera por parte de los países a la que logran llegar los migrantes venezolanos es la de la protección debido a las condiciones de vulnerabilidad a la que se enfrentan antes y durante el proceso migratorio.

Sin embargo, esta también es una situación difícil para los países de acogida, Estados soberanos, en donde cada uno ha aplicado diferentes medidas para enfrentar este problema que los atacó repentinamente y que ha demandado respuestas urgentes.

A continuación, apenas, algunas claves para atender la situación de los migrantes venezolanos en Chile:

1️⃣Gobierno chileno creó un visado especial para migrantes venezolano

El presidente chileno, Sebastián Piñera, anunció en abril de 2018 la creación de un visado especial para ciudadanos venezolanos que quieran migrar a Chile, llamado “visa de Responsabilidad Democrática”.

Esta visa otorga un permiso de residencia temporal de un año, prorrogable por 12 meses más y que posteriormente permite solicitar un visado de residencia definitiva en Chile.

 

Reprocha que no se contempla la posibilidad de apelación judicial

2️⃣Condiciones en las que ocurre la entrada irregular a Chile

Uno de los hitos más importantes ha sido el ingreso irregular de 1.800 inmigrantes que colapsó a la comuna de Colchane. El 1 de febrero se registró la llegada de cerca de 1.800 migrantes a Colchane, una pequeña localidad fronteriza con Bolivia, de apenas 1.700 habitantes, que colapsó debido a la sobrepoblación.

 

La crisis “sin precedentes” de la pequeña Colchane, el pueblecito chileno que tiene más migrantes que habitantes

 

La difícil situación que generó la llegada masiva, además, se vio agudizada tras la muerte de dos personas —de origen venezolano y colombiano— provocada, presuntamente, por las bajas temperaturas de esta zona, ubicada a 3.600 metros sobre el nivel del mar, y que en esta época del año registra altas temperaturas en el día y termómetros bajo cero por la noche.

En ese momento, se registró que 72 % de estos migrantes eran venezolanos. También había personas provenientes de Bolivia y Perú. La mayoría había ingresado al país por pasos irregulares debido a que la frontera entre ambos países se mantenía cerrada por la pandemia de coronavirus.

Luego de este evento, las autoridades aprobaron la nueva ley de migraciones y tomaron otras medidas para reforzar la vigilancia en la frontera.

En otra oportunidad, el 24 de junio de 2021 un grupo de 27 personas fue rescatado en la cordillera de Antofagasta. Entre ellos mujeres y niños, se quedaron atrapados durante horas en medio de una ventisca de nieve en la cordillera de Antofagasta, en el norte de Chile, en un paso habitual de migración irregular con Bolivia.

A casi 5.000 metros sobre el nivel del mar, en la oscuridad y con temperaturas de -20 grados, una unidad de rescate del cuerpo de Carabineros (Policía militarizada) de Chile desplegó un operativo que se extendió hasta la madrugada y del que todos los venezolanos salieron ilesos, según informaron fuentes oficiales.

 

Otros 24 venezolanos fueron salvados del desierto de Atacama. Un grupo de motociclistas encontró a estas personas, incluidos niños, que habían sido abandonados por los denominados «coyotes». Eso fue en septiembre de 2020. Este grupo de migrantes pasó tres noches de frío y dos días de calor intentando cruzar el desierto entre Perú y Chile. El desierto de Atacama es el desierto no polar más árido del mundo.

En estas condiciones, según medios locales, hasta agosto de 2021, al menos 11 personas han muerto intento entrar a Chile por pasos no habilitados

 

Si quieres saber más sobre este tema, lee también:

VENEZUELA MIGRANTE · 1 OCTUBRE, 2021 14:29

Salir por tierra y agua y regresar a la fuerza

VENEZUELA MIGRANTE · 29 SEPTIEMBRE, 2021 15:28

De la urgencia del refugio a las expulsiones