Reclusos de cárcel en Mérida se declaran en huelga de hambre, denuncian ONG

SUCESOS · 6 NOVIEMBRE, 2021 18:50

Ver más de

Efecto Cocuyo | @efectococuyo


¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Unos 600 reclusos del Centro Penitenciario de la Región Andina (Cepra), en el estado Mérida, se declararon en huelga de hambre desde este viernes 5 de noviembre por las condiciones en las que viven.

Las ONG Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP) y Una Ventana a la Libertad (Uval), ambas dedicadas a la defensa de los derechos humanos de personas privadas de libertad, explicaron que los reclusos reclaman por la falta de alimentos, brotes de enfermedades y la escasa asistencia médica.

Parte de los privados de libertad dijeron a OVP que la nueva directiva del Cepra decidió reducir los horarios de la visita, además de los espacios donde pueden recibir a los familiares, lugares donde no hay salas sanitarias.

«Los perjudicados exponen que en su mayoría se trata de madres y abuelas, personas de la tercera edad, quienes no pueden postergar hacer sus necesidades», resalta la OVP sobre los motivos de la huelga de hambre en esta cárcel de Mérida.

Una Ventana a la Libertad sostuvo que en este centro penitenciario hay al menos 600 reclusos que cumplen penas por diferentes delitos. La cárcel se encuentra en el sector San Juan de Lagunillas, municipio Sucre de la entidad andina.

37 fallecidos en seis meses por enfermedades

Esta ONG que también hace seguimiento a las condiciones en las que viven los privados de libertad presentó un informe el pasado mes de octubre, en el que detalló que entre abril y septiembre de este 2021 murieron 37 presos en varias cárceles preventivas venezolanas.

«Entre abril y septiembre de 2021, al menos 37 privados de libertad de 119 Centros de Detención Preventiva (CDP) de cinco regiones del país (Caracas, Miranda, Nueva Esparta, Vargas y Zulia)», que «fallecieron por complicaciones de salud».

 Uval señaló que 31 fallecieron por tuberculosis; es decir, el 83,8% del total de casos. Pero además, «entre octubre de 2020 y abril del año en curso, primera fase del proyecto de jornadas médicas, el equipo de UVL registró que fallecieron 24 privados de libertad con tuberculosis, tres con VIH,  tres con complicaciones respiratorias, uno con una afección gastrointestinal y uno con un infarto».

Foto: OVP