Del Hospital al Sebin: El doctor que fue detenido por recibir donación de insumos - Efecto Cocuyo

SUCESOS · 2 DICIEMBRE, 2016 17:59

Del Hospital al Sebin: El doctor que fue detenido por recibir donación de insumos

Texto por Mariel Lozada | @marielozadab

Ver más de

Mariel Lozada | @marielozadab

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

El 1 de diciembre el doctor Gonzalo Müller, gineco obstetra, operó hasta altas horas de la madrugada en el hospital Los Magallanes, de Catia. Para él eso no es algo atípico. Es el jefe del servicio de Ginecología y del postgrado de Ginecología y Obstetricia de la Universidad Central de Venezuela, de donde se graduó como médico cirujano. Además es considerado uno de los médicos con más experiencia en fertilidad en el país.

Lo que sí es atípico es que ese día, cuando salió del quirófano, lo estaba esperando una comisión del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) para llevárselo detenido. ¿El motivo? Horas atrás había recibido una donación de insumos para el hospital de manos de Lilian Tintori, esposa del dirigente opositor detenido Leopoldo López.

Antes de su detención también se habían llevado al sindicalista José Espitian, trabajador del hospital, que estaba presente al momento de las donaciones.

“Que me las mande Lilian Tintori, que me las mande Ramos Allup. A mí no me interesa. Lo que me interesa es los insumos para que mis pacientes se operen. Estamos en una situación crítica”

El jueves 1 en la tarde los diputados a la Asamblea Nacional por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), José Manuel Olivares y Miguel Pizarro, se trasladaron hasta la sede del Sebin en el Helicoide, entre las parroquias San Pedro y San Agustín, y pudieron comprobar que el doctor estaba allí. Al final de la tarde del viernes de Espitian no se sabía nada.

La noticia consternó al gremio médico, donde Müller es conocido como una persona de mucho prestigio y con una especial pasión por la profesión, especialmente por su ejercicio en el servicio de salud pública. Suma ya 47 años de trabajo en el Magallanes de Catia y, a pesar de que ya está en edad de jubilarse, no daba muestras de querer irse.

A pesar de que en más de una ocasión ha sido víctima de robos y que su hijo varón y sus nietos viven en España, sumarse a las filas de emigrantes no estaba en sus planes. “Él dice que prefiere seguir formando gente y luchando por el país”, aseguró el doctor Raimundo Kafruni, con quien Müller sostiene una amistad de 24 años.

Ambos se conocieron en los salones de la UCV, donde Müller era profesor de técnicas quirúrguicas y de microcirugía. Además coincidían en la tolda política: eran social cristianos y militaban en Copei. Los años pasaron y luego Kafruni y Müller terminaron convirtiéndose en compañeros en quirófano, y el primero terminó siendo el profesor universitario del segundo.

“Es un excelente ginecologo y una excelente persona”, dice Kafruni, notablemente molesto por la situación. Recuerda que en los tiempos que coincidieron ejerciendo, “sus pacientes lo adoraban y él adoraba a sus pacientes”, y que la dedicación de su compañero era tal que “si se tenía sacar un bolívar del bolsillo para dárselo a un paciente que no podía comprar sus medicinas, lo hacía”.

Una rápida vista por las redes sociales del galeno comprueba esto. Comentarios como “No se puede negar que es una bella persona y como doctor es único. Muchos saludos mi doctor bello dios te bendiga siempre”, se mezclan con los de gente que le agradece que los ayudara al momento de nacimiento de sus hijos. “Tan bello mi tio bello gracias por estos dos seres hermosos que me ayudaste a traer al mundo te queremos muchooooooo que dios te bendiga siempre” y otros de este estilo, abundan.

photo

Para la doctora Carmen González el doctor Müller, a quien conoce desde hace ya varios años, es una “persona cumplida, muy seria y muy dedicada a su profesión”, pero sobre todo a sus pacientes. Cuenta que en los pasillos de la UCV es común ver que alguno de sus pacientes llegue a buscarlo.

El doctor Ramiro Morales trabajó a su lado durante 8 años, cuando se desempeñaba como jefe del servicio de traumatología del Magallanes. Estuvo en ese puesto hasta el 2008, cuando Juan Barreto ganó la Alcaldía Metropolitana. Presiones políticas lo hicieron renunciar y aunque ya no veía a Müller tan seguido, solían coincidir los domingos en el Parque Los Caobos, donde ambos se ejercitan.

Como sus otros colegas, coincide en que Müller es alguien muy abnegado a su carrera. “Siempre hacía eso de quedarse operando hasta la madrugada. Pasaba en el hospital 70, 80 horas semanales”.

Müller no es afecto al Gobierno nacional y en sus redes sociales lo deja en claro, pero sus colegas lo catalogan como “alguien que ama el servicio público” y no se para a distinguir a quién ayudar.

En uno de sus últimos posts  en Facebook -referente a la polémica protesta en Panamá contra la emigración de venezolanos- se lee: “Volveremos a ser los mismos de siempre y en nombre de todo el pueblo Venezolano, JURO SOLEMNEMENTE que seguiremos abriendo nuestros brazos a los pueblos del mundo para que sus hijos se refugien de sus tragedias en estos 916.445 km2 de amor, comprensión y sentido de la solidaridad”. 

doctor-mullerPara Morales, así como para Kafruni, se debe culpar al Gobierno por lo que está sucediendo. “Esto es un gobierno totalitario, comunista, militar. Los civiles no pueden hacer nada si no están respaldados por los militares”, denunció Kafruni.

Este viernes la Federación Médica Venezolana emitió un comunicado condenando el hecho y exigiendo su liberación, y el diputado Olivares aseguró a través de su cuenta de Twitter que si la misma no se producía antes del viernes los hospitales empezarían asamblea para posteriormente declararse en paro.

El jueves los funcionarios le aseguraron a los diputados que ese mismo día serían presentados en los tribunales, pero no pasó. El viernes tampoco. Mientras tanto, permanecen privados de libertad sin estar acusados de ningún cargo.

Foto de portada: NTN24