En Margarita, una pareja hace juguetes de madera inspirados en el método Montessori

ENTRETENIMIENTO · 23 OCTUBRE, 2020 03:17

Ver más de

Mirian Nuñez


¿Cómo valoras esta información?

18
QUÉ CHÉVERE
1
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Más allá de los apagones y otros dolores de cabeza, en Nueva Esparta la creatividad y las ganas de soñar son un juego para la familia Buggiani Rincón, una pareja que logró transformar las necesidades de desarrollo de su pequeño hijo en un producto comercial y de exportación.

Entre juegos con el pequeño Lorenzo nació Wow espacio creativo. Un año y cuatro meses tiene Lorenzo, el mismo tiempo de este emprendimiento ubicado en la Isla de Margarita, estado Nueva Esparta. De esos 16 meses, siete han sido en el contexto de la pandemia, pero eso no ha parado la producción.

Betsabé Rincón y Aldo Buggiani, ella médica y él arquitecto, unieron sus conocimientos en áreas disímiles, pero compatibles, para ofrecer juguetes didácticos, coloridos y versátiles hechos en madera, trabajada y decorada con métodos y materiales de calidad que no representan riesgo alguno para los niños, pero tampoco al medioambiente.

La familia Buggiani Rincón se inspiró en el método Montessori y Waldorf para desarrollar en este corto tiempo un catálogo de 39 productos que ahora es demandado no solo  en el país, sino en Argentina, Chile, Costa Rica y Estados Unidos, aunque Caracas sigue siendo la zona de mayor demanda de sus productos.

El método Montessori permite “un ambiente ordenado, estético, simple, real, donde cada elemento tiene su razón de ser en el desarrollo de los niños”.  Con este método el adulto se transforma en un observador y un guía; ayuda y estimula al niño en sus esfuerzos, pero le permite actuar, querer y pensar por sí mismo, ayudándolo a desarrollar confianza y disciplina interior.

¿Qué hace que los pequeños de la casa y lo más grandecitos prefieran los juguetes de madera de Wow? Betsabé Rincón está convencida de que “observar al niño es la base”.

“Yo siempre estaba buscando juguetes para Lorenzo y Aldo me decía: ¿Y si hacemos esto? Así fuimos mezclando. Porque los niños van por fases, y yo busco siempre la forma de hacer de Lorenzo un niño sano, física y emocionalmente”.

Rincón habla de sus inicios mientras expone la importancia de la “observación” que ha hecho de Lorenzo “el conejillo de indias” en la dinámica de su emprendimiento.

Lorenzo es el conejillo de indias para la elaboración de los Juguetes de Wow Espacio Creativo

“El niño va a su ritmo, ellos tienen períodos sensibles donde les llama la atención una sola cosa de su entorno y no quieren sino esa sola cosa”, afirma.

Contacto con la naturaleza, dibujar y pintar, repetición de actividades, juguetes pasivos, libertad de expresión, todo está pensado en los productos que ofrecen.

Concepto, carpintería y colores

Aldo Buggiani, un maracucho polifacético graduado de arquitecto en la Isla de Margarita, es pieza fundamental en el proceso productivo de los juguetes de Wow Espacio Creativo. Se especializó en mobiliario infantil y junto a Betsabé montó un taller en su casa ubicada en la población de San Lorenzo, municipio Maneiro.

Ellos reciben las tablas de pino en el taller, las seleccionan dependiendo de su grosor y las clasifican para guardarlas más cómodamente. El proceso de elaboración de las piezas es sencillo, pero laborioso: se marcan las piezas, se cortan, lijan, se pintan, se corrigen errores y se sellan.

El proceso de elaboración de las piezas es sencillo, pero laborioso

“La madera tiene su ciencia”, reconoce Betsabé luego de enumerar que para realizar este proceso necesitan sierra, caladora, taladros, esmeril, lijadoras, martillos, alicates, clavos, tornillos, niveles y, por supuesto, pinceles y las pinturas que deben ser, junto al acabado, “no tóxicas” para los niños y para no dañar el medioambiente.

Sin embargo, previo a este proceso, el diseño se levanta en 3D, se renderiza para verificar que sea viable. “Por supuesto, se realiza una prueba y se le muestra a Lorenzo”, detalla.

De la torre de bloque a 39 juguetes

Bajo esta dinámica nació la Torre de Bloque, el primer juguete que realizaron en Margarita. Se trata de un juego de habilidad física y mental donde se deben retirar los bloques de la torre por turnos y colocarlos en la parte superior hasta que esta se caiga. Esta versión super colorida incluye un dado para seleccionar cuál color debe ser extraído así que representa un mayor desafío para los participantes.

La Torre de Bloque fue el primer juguete que elaboraron

Luego vino la Torre Arcoiris, una de las favoritas, con aros de diferentes tamaños para encajar. Está hecha en los vivos colores del arcoiris que permiten estimular visualmente al niño. “El objetivo de la Torre Arcoiris es apilar cada piso desarrollando la discriminación del tamaño. Ayuda al bebé a trabajar el análisis, la concentración y la motricidad fina”. 

Los juguetes de Wow Espacio Creativo se han convertido en herramientas para estimular la creatividad al punto que son demandados no solo por los padres, sino por maestros y psicopedagogos.

“Su madera les da información sensorial valiosa al niño, las piezas ayudan a diferenciar formas y colores, les ofrecen destreza y coordinación a los niños y también les permiten ir comprendiendo conceptos complejos como el equilibrio, la simetría y la resistencia. Además, levantar estructuras estables con el arcoiris les obliga a planificar y aplicar la lógica”, todas estas son bondades descritas dentro del catálogo de promoción que presentan a través de su instagram @wowespaciocreativo.

 

Si quieres saber más sobre este tema, lee también:

ENTRETENIMIENTO · 14 MAYO, 2021 06:30

10 juguetes con los que crecimos