Viruela del mono: qué vacunas existen y otras 4 claves sobre su presente y futuro

SALUD · 10 AGOSTO, 2022 10:45

Ver más de

Mariana Souquett Gil | @nanasouquett

Foto por EFE

¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

La propagación de la viruela del mono fue declarada como una emergencia de salud pública de importancia internacional a finales de julio y, desde entonces, algunas personas se preguntan si seguirá los pasos de la pandemia más reciente. A tres meses de iniciado el brote, ¿Qué debería saber la población?

Para los expertos, hasta la actualidad, un escenario similar al del COVID-19 es poco probable debido a factores como la diferencia en la transmisión y la existencia de herramientas para controlar el contagio.

Mientras tanto, los casos han aumentado en algunas partes del mundo, y países como Estados Unidos también declararon emergencia sanitaria nacional.

Las autoridades estadounidenses aseguraron que esta acción permitirá acceder a fondos de emergencia y facilitará la gestión de vacunas y tratamientos contra la viruela del mono (o viruela símica), reseñó la agencia Efe el 4 de agosto. También llamaron a sus habitantes a tomar «en serio» la enfermedad y a ser responsables para enfrentar al virus.

Emergencia para movilizar recursos

Para Patricia Valenzuela, vicepresidenta de la Sociedad Venezolana de Infectología (SVI), el objetivo de la declaratoria de emergencia de la Organización Mundial de la Salud (OMS), al igual que la realizada por otros países, no es sembrar terror o angustia, sino generar mensajes claros y movilizar recursos para las personas con mayor riesgo.

«Se quieren canalizar y homogeneizar las recomendaciones y las medidas estratégicas para prevención, detección, diagnóstico, aislamiento, tratamiento y vacunación. Para poder asignar recursos y para acondicionar y preparar los servicios de salud pública de los Estados Miembros para que estén en condiciones de atender los pacientes. No es para tomar una posición alarmista», dijo a Efecto Cocuyo.

OMS confirma que vacunados y curados de COVID pueden infectarse por ómicron
Para el director de la Organización Mundial de la Salud (OMS), los países deben contener el brote inicialmente con medidas de salud pública efectivas | Foto: EFE

Valenzuela reconoce la validez del temor de la población ante la enfermedad, pero por las características de la transmisión, afirma que es poco viable que la viruela del mono siga el mismo curso que tomó el COVID-19.

«Hay temor porque la última declaratoria similar de la OMS fue por COVID-19, pero la transmisión del virus SARS-CoV-2 es diferente a como sucede la transmisión de la viruela símica», expresó. «Es poco probable que se transforme en una pandemia así, a menos que aparezcan o se encuentren y caractericen cambios en el mecanismo de transmisión del virus».

La especialista igualmente exhortó a cuidarse y mantenerse atentos, pues las pandemias, especialmente la más reciente, han demostrado que son fenómenos dinámicos.

Para Manuel Figuera, presidente de la SVI, el brote de viruela símica no debería tener un mayor impacto en Venezuela, pero advierte que en caso de tenerlo, la clave para controlar el brote radica en la educación, en informar a la población sobre la enfermedad.

Hasta el 9 de agosto, el mundo había reportado 28.142 casos confirmados por laboratorio en 89 países y territorios. También se han registrado 12 muertes a nivel global, según la OMS. 

Los países con más casos son Estados Unidos, España, Alemania y Reino Unido. Les siguen Francia, Brasil, Holanda, Canadá, Portugal e Italia. Algunos de ellos ya iniciaron la aplicación controlada de vacunas ante la viruela del mono.

¿Quiénes se pueden contagiar? 

La viruela símica puede transmitirse a cualquier persona por medio del contacto cercano, personal y de piel a piel frecuente con alguien contagiado, independientemente de la identidad, ocupación u otros factores.

De acuerdo con la OMS, el riesgo de contraer viruela símica no se limita a las personas sexualmente activas o a los homosexuales. Sin embargo, la mayoría de los casos en el contexto actual son hombres, con una edad promedio de 36 años.

Hasta inicios de agosto, el 97,4% de los casos con información disponible sobre orientación sexual se identificaron como hombres que tienen relaciones sexuales con hombres.

De los casos donde se dispone información sobre infección por VIH, el 38,9% son VIH positivos.

Ante ese contexto epidemiológico, la OMS sugiere a los hombres que tiene relaciones sexuales con hombres que conozcan el riesgo y adopten medidas para protegerse a sí mismos y a los demás.

También se han registrado contagios en menores de 18 años. De los casos con información disponible sobre la edad, 98 correspondían a personas entre los 0 y los 17 años, de los cuales 25 son niños y niñas entre 0 y 4 años.

De todos los tipos de transmisión, el encuentro sexual se reportó como el más común. Con relación a la exposición, el 22% de los casos indicó que tuvo exposición durante eventos sociales con contacto
sexual.

Según la OPS, también se ha documentado la transmisión intrauterina del virus de la viruela símica, al igual que la transmisión de madre a hijo por contacto directo. La infección puede provocar resultados adversos para el feto, como la muerte o el aborto espontáneo.

¿Cómo identificar la enfermedad? 

De acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, los síntomas son:

  • Fiebre.
  • Dolor de cabeza.
  • Dolores musculares y de la espalda.
  • Inflamación de los ganglios linfáticos (esta es una característica que la diferencia de otras enfermedades que inicialmente pueden parecer similares, como varicela o lechina, sarampión y viruela).
  • Escalofríos.
  • Agotamiento.
  • Síntomas respiratorios (p. ej., dolor de garganta, congestión nasal o tos).
  • Un sarpullido que podría ubicarse en el área genital o el ano pero que también podría aparecer en otras partes del cuerpo, como las manos, los pies, el pecho, la cara o la boca.
Autoridades sanitarias de EEUU han publicado fotos de las lesiones para orientar a la población | Foto: CDC
Autoridades sanitarias de EEUU han publicado fotos de las lesiones para orientar a la población | Foto: CDC

El sarpullido pasará por varias etapas antes de sanar. Puede verse como granos o ampollas y podría ser doloroso o causar picazón.

Inicialmente se forman unas lesiones con una base plana, conocidas como máculas, explica la OMS. Luego evolucionan a pápulas (lesiones firmes ligeramente elevadas), vesículas (lesiones llenas de líquido claro), pústulas (lesiones llenas de líquido amarillento) y finalmente costras que se secan y se caen.

Se pueden presentar todos o solo algunos de los síntomas, añaden los CDC. La mayoría de las personas con viruela símica presentarán sarpullido. Algunos presentan el sarpullido antes de (o sin) otros síntomas. Otros pueden presentar el sarpullido primero y luego otros síntomas.

De acuerdo con la OMS, el período de incubación (intervalo entre la infección y la aparición de los síntomas) suele ser de 6 a 13 días, aunque puede variar entre 5 y 21 días.

La viruela del mono puede transmitirse desde que aparecen los síntomas hasta que el sarpullido haya sanado, se hayan caído todas las costras y se haya formado una nueva capa de piel. En total, la enfermedad dura por lo general de 2 a 4 semanas. 

El diagnóstico se confirma con una prueba de reacción en cadena de la polimerasa (PCR).

¿Es necesario vacunar a todos? 

La OMS ha emitido unos lineamientos para orientar a los países con transmisión de la viruela símica. Entre las recomendaciones temporales destaca aplicar una vacunación selectiva, no masiva, para grupos específicos de personas, al igual que para los contactos de un caso determinado. 

«No es una vacuna que se recomienda para la población general», dijo el 27 de julio el subdirector interino de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Marcos Espinal.

La OMS llama a considerar el uso selectivo de vacunas de segunda o tercera generación contra la viruela o la viruela del mono como profilaxis (prevención) posterior a la exposición en los contactos, incluidos los contactos domésticos, sexuales y de otro tipo de los casos en la comunidad, al igual que para los trabajadores de salud cuando pueda haberse producido una ruptura del equipo de protección personal.

También recomendó considerar el uso para la profilaxis previa a la exposición en personas con riesgo, como los trabajadores de la salud más expuestos, el personal de laboratorio que trabaja con orthopoxvirus o que hace diagnóstico para la viruela símica y a las comunidades más expuestas o con comportamientos de alto riesgo, como las personas con múltiples parejas sexuales.

En América, los Estados Miembros de la OPS sostuvieron una sesión especial de su Consejo Directivo y acordaron solicitar tener acceso equitativo a la vacuna contra la viruela símica en la región. La resolución pide a la directora de la organización que tome medidas para que los países puedan obtener esta vacuna a través del Fondo Rotatorio de la OPS.

Según la organización, ya se han entablado las primeras negociaciones con el productor de la vacuna.

En Estados Unidos, los llamados a recibir vacunas contra la viruela del mono son aquellos trabajadores de salud que hayan tenido contacto con alguien contagiado, personas que hayan tenido como pareja sexual en las últimas dos semanas a alguien que ha sido diagnosticado con viruela del mono y personas con múltiples parejas sexuales en las últimas dos semanas en áreas donde se han reportado casos.

En París, Francia, también inició la vacunación | Foto: EFE
En París, Francia, también inició la aplicación de vacunas contra la viruela del mono | Foto: EFE

¿Qué vacunas se usan contra la viruela del mono? 

La estrategia en medio del brote actual es utilizar en grupos específicos vacunas contra la viruela, las cuales son capaces de brindar inmunidad cruzada.

Los CDC de Estados Unidos explican que las vacunas contra la viruela del mono no contienen el virus de la viruela, por lo que no pueden causar viruela en humanos. 

En Estados Unidos hay dos vacunas disponibles: Jynneos y Acam2000. Ambas utilizan el virus vaccinia, un virus del género Orthopoxvirus. Este género agrupa al virus variola, causante de la viruela humana, y el cowpox virus, o virus de la viruela bovina. 

El virus vaccinia es similar al virus de la viruela, pero es menos peligroso. Su origen no es completamente claro, pero su uso en vacunación permitió erradicar la viruela en el mundo. Por su relación y similitud con los virus de su género, produce protección cruzada contra la viruela del mono. 

💉Jynneos / Imvanex

La vacuna Jynneos, también conocida como Imvanune (Canadá), Imvanex (Europa) o MVA-BN (Modified Vaccinia Ankara – Bavarian Nordic), es una vacuna de tercera generación que contiene el virus vaccinia vivo, pero lo suficientemente atenuado para no poder replicarse en las células humanas, por lo cual no causa enfermedad en las personas.

Esta vacuna utiliza una forma debilitada del virus vaccinia modificado (cepa de Ankara).

Es una vacuna autorizada en 2013 por la Agencia Europea del Medicamento (EMA) en la Unión Europea, y en 2019 por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) en Estados Unidos, para su uso en la prevención de viruela y la viruela del mono en personas mayores de 18 años. Es segura para administrarse a personas con VIH.

Se administra en dos dosis de inyecciones subcutáneas en la parte superior del brazo, con 28 días de diferencia. La respuesta inmune se desarrolla al máximo 14 días después de la segunda dosis.

Según la OPS, esta es la vacuna más moderna y por lo tanto la más recomendada | Foto: EFE | Lex van Lieshout
Según la OPS, esta es la vacuna más moderna y por lo tanto la más recomendada | Foto: EFE | Lex van Lieshout

Para rendir las cantidades disponibles, la FDA aprobó este 9 de agosto un método que permitirá incrementar hasta 5 veces el número total de dosis mientras se producen más vacunas. Ahora en lugar de administrarse por debajo de la piel, se administrará una fracción de la dosis por la vía intradérmica, entre las capas de la piel.

Esta vía necesita un quinto de la dosis utilizada con el método principal. Igualmente deberá aplicarse dos veces con 28 días de diferencia. La FDA también aprobó la aplicación original para su uso en menores de 18 años cuando se considere que están en gran riesgo de enfermar.

Japón igualmente aprobó el 2 de agosto el uso de su vacuna LC16, como método de prevención antes de la exposición, contra la viruela símica. Esta vacuna, de tercera generación, había sido autorizada en 1975 para la prevención de la viruela e incluso está permitido su uso en niños.

En Estados Unidos han distribuido más de 600.000 dosis | Foto: EFE
En Estados Unidos han distribuido más de 600.000 dosis de vacunas contra la viruela del mono | Foto: EFE

💉Acam2000

Acam2000 es una vacuna de segunda generación autorizada en 2007 en Estados Unidos. Su uso estuvo restringido para grupos selectos de personas que estaban en alto riesgo, incluidos personal de laboratorio y algunos militares.

Contiene partículas del virus vaccinia vivo, lo que lo vuelve capaz de replicarse y transmitirse del receptor de la vacuna a personas no vacunadas que tengan contacto directo con el área de vacunación en el brazo. Es por ello que se debe cuidar de manera especial esa zona. La inmunidad se alcanza 4 semanas después de vacunado.

Se administra de manera diferente a las vacunas más modernas. Es una vacuna de una sola dosis que se aplica por la vía percutánea en el brazo con una aguja bifurcada, previamente sumergida en el vial de la vacuna: se deben realizar 15 pinchazos en un área de 5 milímetros. Después debe cubrirse con un vendaje o gasa y se debe cuidar la zona hasta que sane. 

No debe usarse en personas inmunocomprometidas, embarazadas o personas con dermatitis atópica, pues las complicaciones en ellas pueden ser severas. Se han descrito como efectos secundarios de Acam2000 miocarditis y pericarditis.

Aún no hay datos sobre la efectividad de las vacunas en el contexto del brote actual de viruela del mono, motivo por el cual los países llaman a las personas a seguir cuidándose.

Casos y muertes en las Américas

La región de las Américas había confirmado 13.133 casos hasta el 9 de agosto, según información de la Organización Panamericana de la Salud.

El número sigue en aumento mientras los países confirman más casos. Colombia notificó 55 casos de viruela símica en total hasta este lunes 8 de agosto. Para esa misma fecha, Panamá confirmó su segundo caso, mientras que Bolivia elevó a 5 el número de contagios. 

Perú es el segundo país de Sudamérica con más casos, con 505 hasta este 8 de agosto. Hasta esa fecha, tres personas contagiadas habían fallecido en la región, aunque solo dos habían sido incluidas en el conteo de la OPS/OMS.

Brasil fue el primer país americano en notificar un deceso por la enfermedad, el pasado 29 de julio. Se trataba de un hombre que tenía baja inmunidad, según el Ministerio de Salud brasileño. 

El 1 de agosto, Perú notificó la muerte de un paciente de 41 años que tenía viruela símica y que era VIH positivo y había abandonado su tratamiento, por lo que su sistema inmunológico se había debilitado.

Una semana después, Ecuador informó sobre la muerte de una persona que había contraído la enfermedad. Sin embargo, según el Ministerio de Salud Pública ecuatoriano, la persona murió por una «patología preexistente».

En Venezuela solo se ha confirmado un caso de viruela del mono, según notificó el Ministerio de Salud el 12 de junio. Desde entonces, no ha habido más pronunciamientos.

Tras el anuncio, la Academia Nacional de Medicina llamó al Estado a reforzar la capacidad de diagnóstico y vigilancia genómica y epidemiológica, además de tomar acciones para prevenir las epidemias antes de que se salgan de control.

Para Patricia Valenzuela, vicepresidenta de la SVI, es crucial que en Venezuela las organizaciones no gubernamentales y la sociedad también contribuyan y se cuiden entre sí, previniendo la transmisión y evitando la discriminación y la estigmatización.

Para más información visite la página de la OPS.

SALUD · 27 SEPTIEMBRE, 2022

Viruela del mono: qué vacunas existen y otras 4 claves sobre su presente y futuro

Texto por Mariana Souquett Gil | @nanasouquett
Foto por EFE

La propagación de la viruela del mono fue declarada como una emergencia de salud pública de importancia internacional a finales de julio y, desde entonces, algunas personas se preguntan si seguirá los pasos de la pandemia más reciente. A tres meses de iniciado el brote, ¿Qué debería saber la población?

Para los expertos, hasta la actualidad, un escenario similar al del COVID-19 es poco probable debido a factores como la diferencia en la transmisión y la existencia de herramientas para controlar el contagio.

Mientras tanto, los casos han aumentado en algunas partes del mundo, y países como Estados Unidos también declararon emergencia sanitaria nacional.

Las autoridades estadounidenses aseguraron que esta acción permitirá acceder a fondos de emergencia y facilitará la gestión de vacunas y tratamientos contra la viruela del mono (o viruela símica), reseñó la agencia Efe el 4 de agosto. También llamaron a sus habitantes a tomar «en serio» la enfermedad y a ser responsables para enfrentar al virus.

Emergencia para movilizar recursos

Para Patricia Valenzuela, vicepresidenta de la Sociedad Venezolana de Infectología (SVI), el objetivo de la declaratoria de emergencia de la Organización Mundial de la Salud (OMS), al igual que la realizada por otros países, no es sembrar terror o angustia, sino generar mensajes claros y movilizar recursos para las personas con mayor riesgo.

«Se quieren canalizar y homogeneizar las recomendaciones y las medidas estratégicas para prevención, detección, diagnóstico, aislamiento, tratamiento y vacunación. Para poder asignar recursos y para acondicionar y preparar los servicios de salud pública de los Estados Miembros para que estén en condiciones de atender los pacientes. No es para tomar una posición alarmista», dijo a Efecto Cocuyo.

OMS confirma que vacunados y curados de COVID pueden infectarse por ómicron
Para el director de la Organización Mundial de la Salud (OMS), los países deben contener el brote inicialmente con medidas de salud pública efectivas | Foto: EFE

Valenzuela reconoce la validez del temor de la población ante la enfermedad, pero por las características de la transmisión, afirma que es poco viable que la viruela del mono siga el mismo curso que tomó el COVID-19.

«Hay temor porque la última declaratoria similar de la OMS fue por COVID-19, pero la transmisión del virus SARS-CoV-2 es diferente a como sucede la transmisión de la viruela símica», expresó. «Es poco probable que se transforme en una pandemia así, a menos que aparezcan o se encuentren y caractericen cambios en el mecanismo de transmisión del virus».

La especialista igualmente exhortó a cuidarse y mantenerse atentos, pues las pandemias, especialmente la más reciente, han demostrado que son fenómenos dinámicos.

Para Manuel Figuera, presidente de la SVI, el brote de viruela símica no debería tener un mayor impacto en Venezuela, pero advierte que en caso de tenerlo, la clave para controlar el brote radica en la educación, en informar a la población sobre la enfermedad.

Hasta el 9 de agosto, el mundo había reportado 28.142 casos confirmados por laboratorio en 89 países y territorios. También se han registrado 12 muertes a nivel global, según la OMS. 

Los países con más casos son Estados Unidos, España, Alemania y Reino Unido. Les siguen Francia, Brasil, Holanda, Canadá, Portugal e Italia. Algunos de ellos ya iniciaron la aplicación controlada de vacunas ante la viruela del mono.

¿Quiénes se pueden contagiar? 

La viruela símica puede transmitirse a cualquier persona por medio del contacto cercano, personal y de piel a piel frecuente con alguien contagiado, independientemente de la identidad, ocupación u otros factores.

De acuerdo con la OMS, el riesgo de contraer viruela símica no se limita a las personas sexualmente activas o a los homosexuales. Sin embargo, la mayoría de los casos en el contexto actual son hombres, con una edad promedio de 36 años.

Hasta inicios de agosto, el 97,4% de los casos con información disponible sobre orientación sexual se identificaron como hombres que tienen relaciones sexuales con hombres.

De los casos donde se dispone información sobre infección por VIH, el 38,9% son VIH positivos.

Ante ese contexto epidemiológico, la OMS sugiere a los hombres que tiene relaciones sexuales con hombres que conozcan el riesgo y adopten medidas para protegerse a sí mismos y a los demás.

También se han registrado contagios en menores de 18 años. De los casos con información disponible sobre la edad, 98 correspondían a personas entre los 0 y los 17 años, de los cuales 25 son niños y niñas entre 0 y 4 años.

De todos los tipos de transmisión, el encuentro sexual se reportó como el más común. Con relación a la exposición, el 22% de los casos indicó que tuvo exposición durante eventos sociales con contacto
sexual.

Según la OPS, también se ha documentado la transmisión intrauterina del virus de la viruela símica, al igual que la transmisión de madre a hijo por contacto directo. La infección puede provocar resultados adversos para el feto, como la muerte o el aborto espontáneo.

¿Cómo identificar la enfermedad? 

De acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, los síntomas son:

  • Fiebre.
  • Dolor de cabeza.
  • Dolores musculares y de la espalda.
  • Inflamación de los ganglios linfáticos (esta es una característica que la diferencia de otras enfermedades que inicialmente pueden parecer similares, como varicela o lechina, sarampión y viruela).
  • Escalofríos.
  • Agotamiento.
  • Síntomas respiratorios (p. ej., dolor de garganta, congestión nasal o tos).
  • Un sarpullido que podría ubicarse en el área genital o el ano pero que también podría aparecer en otras partes del cuerpo, como las manos, los pies, el pecho, la cara o la boca.
Autoridades sanitarias de EEUU han publicado fotos de las lesiones para orientar a la población | Foto: CDC
Autoridades sanitarias de EEUU han publicado fotos de las lesiones para orientar a la población | Foto: CDC

El sarpullido pasará por varias etapas antes de sanar. Puede verse como granos o ampollas y podría ser doloroso o causar picazón.

Inicialmente se forman unas lesiones con una base plana, conocidas como máculas, explica la OMS. Luego evolucionan a pápulas (lesiones firmes ligeramente elevadas), vesículas (lesiones llenas de líquido claro), pústulas (lesiones llenas de líquido amarillento) y finalmente costras que se secan y se caen.

Se pueden presentar todos o solo algunos de los síntomas, añaden los CDC. La mayoría de las personas con viruela símica presentarán sarpullido. Algunos presentan el sarpullido antes de (o sin) otros síntomas. Otros pueden presentar el sarpullido primero y luego otros síntomas.

De acuerdo con la OMS, el período de incubación (intervalo entre la infección y la aparición de los síntomas) suele ser de 6 a 13 días, aunque puede variar entre 5 y 21 días.

La viruela del mono puede transmitirse desde que aparecen los síntomas hasta que el sarpullido haya sanado, se hayan caído todas las costras y se haya formado una nueva capa de piel. En total, la enfermedad dura por lo general de 2 a 4 semanas. 

El diagnóstico se confirma con una prueba de reacción en cadena de la polimerasa (PCR).

¿Es necesario vacunar a todos? 

La OMS ha emitido unos lineamientos para orientar a los países con transmisión de la viruela símica. Entre las recomendaciones temporales destaca aplicar una vacunación selectiva, no masiva, para grupos específicos de personas, al igual que para los contactos de un caso determinado. 

«No es una vacuna que se recomienda para la población general», dijo el 27 de julio el subdirector interino de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Marcos Espinal.

La OMS llama a considerar el uso selectivo de vacunas de segunda o tercera generación contra la viruela o la viruela del mono como profilaxis (prevención) posterior a la exposición en los contactos, incluidos los contactos domésticos, sexuales y de otro tipo de los casos en la comunidad, al igual que para los trabajadores de salud cuando pueda haberse producido una ruptura del equipo de protección personal.

También recomendó considerar el uso para la profilaxis previa a la exposición en personas con riesgo, como los trabajadores de la salud más expuestos, el personal de laboratorio que trabaja con orthopoxvirus o que hace diagnóstico para la viruela símica y a las comunidades más expuestas o con comportamientos de alto riesgo, como las personas con múltiples parejas sexuales.

En América, los Estados Miembros de la OPS sostuvieron una sesión especial de su Consejo Directivo y acordaron solicitar tener acceso equitativo a la vacuna contra la viruela símica en la región. La resolución pide a la directora de la organización que tome medidas para que los países puedan obtener esta vacuna a través del Fondo Rotatorio de la OPS.

Según la organización, ya se han entablado las primeras negociaciones con el productor de la vacuna.

En Estados Unidos, los llamados a recibir vacunas contra la viruela del mono son aquellos trabajadores de salud que hayan tenido contacto con alguien contagiado, personas que hayan tenido como pareja sexual en las últimas dos semanas a alguien que ha sido diagnosticado con viruela del mono y personas con múltiples parejas sexuales en las últimas dos semanas en áreas donde se han reportado casos.

En París, Francia, también inició la vacunación | Foto: EFE
En París, Francia, también inició la aplicación de vacunas contra la viruela del mono | Foto: EFE

¿Qué vacunas se usan contra la viruela del mono? 

La estrategia en medio del brote actual es utilizar en grupos específicos vacunas contra la viruela, las cuales son capaces de brindar inmunidad cruzada.

Los CDC de Estados Unidos explican que las vacunas contra la viruela del mono no contienen el virus de la viruela, por lo que no pueden causar viruela en humanos. 

En Estados Unidos hay dos vacunas disponibles: Jynneos y Acam2000. Ambas utilizan el virus vaccinia, un virus del género Orthopoxvirus. Este género agrupa al virus variola, causante de la viruela humana, y el cowpox virus, o virus de la viruela bovina. 

El virus vaccinia es similar al virus de la viruela, pero es menos peligroso. Su origen no es completamente claro, pero su uso en vacunación permitió erradicar la viruela en el mundo. Por su relación y similitud con los virus de su género, produce protección cruzada contra la viruela del mono. 

💉Jynneos / Imvanex

La vacuna Jynneos, también conocida como Imvanune (Canadá), Imvanex (Europa) o MVA-BN (Modified Vaccinia Ankara – Bavarian Nordic), es una vacuna de tercera generación que contiene el virus vaccinia vivo, pero lo suficientemente atenuado para no poder replicarse en las células humanas, por lo cual no causa enfermedad en las personas.

Esta vacuna utiliza una forma debilitada del virus vaccinia modificado (cepa de Ankara).

Es una vacuna autorizada en 2013 por la Agencia Europea del Medicamento (EMA) en la Unión Europea, y en 2019 por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) en Estados Unidos, para su uso en la prevención de viruela y la viruela del mono en personas mayores de 18 años. Es segura para administrarse a personas con VIH.

Se administra en dos dosis de inyecciones subcutáneas en la parte superior del brazo, con 28 días de diferencia. La respuesta inmune se desarrolla al máximo 14 días después de la segunda dosis.

Según la OPS, esta es la vacuna más moderna y por lo tanto la más recomendada | Foto: EFE | Lex van Lieshout
Según la OPS, esta es la vacuna más moderna y por lo tanto la más recomendada | Foto: EFE | Lex van Lieshout

Para rendir las cantidades disponibles, la FDA aprobó este 9 de agosto un método que permitirá incrementar hasta 5 veces el número total de dosis mientras se producen más vacunas. Ahora en lugar de administrarse por debajo de la piel, se administrará una fracción de la dosis por la vía intradérmica, entre las capas de la piel.

Esta vía necesita un quinto de la dosis utilizada con el método principal. Igualmente deberá aplicarse dos veces con 28 días de diferencia. La FDA también aprobó la aplicación original para su uso en menores de 18 años cuando se considere que están en gran riesgo de enfermar.

Japón igualmente aprobó el 2 de agosto el uso de su vacuna LC16, como método de prevención antes de la exposición, contra la viruela símica. Esta vacuna, de tercera generación, había sido autorizada en 1975 para la prevención de la viruela e incluso está permitido su uso en niños.

En Estados Unidos han distribuido más de 600.000 dosis | Foto: EFE
En Estados Unidos han distribuido más de 600.000 dosis de vacunas contra la viruela del mono | Foto: EFE

💉Acam2000

Acam2000 es una vacuna de segunda generación autorizada en 2007 en Estados Unidos. Su uso estuvo restringido para grupos selectos de personas que estaban en alto riesgo, incluidos personal de laboratorio y algunos militares.

Contiene partículas del virus vaccinia vivo, lo que lo vuelve capaz de replicarse y transmitirse del receptor de la vacuna a personas no vacunadas que tengan contacto directo con el área de vacunación en el brazo. Es por ello que se debe cuidar de manera especial esa zona. La inmunidad se alcanza 4 semanas después de vacunado.

Se administra de manera diferente a las vacunas más modernas. Es una vacuna de una sola dosis que se aplica por la vía percutánea en el brazo con una aguja bifurcada, previamente sumergida en el vial de la vacuna: se deben realizar 15 pinchazos en un área de 5 milímetros. Después debe cubrirse con un vendaje o gasa y se debe cuidar la zona hasta que sane. 

No debe usarse en personas inmunocomprometidas, embarazadas o personas con dermatitis atópica, pues las complicaciones en ellas pueden ser severas. Se han descrito como efectos secundarios de Acam2000 miocarditis y pericarditis.

Aún no hay datos sobre la efectividad de las vacunas en el contexto del brote actual de viruela del mono, motivo por el cual los países llaman a las personas a seguir cuidándose.

Casos y muertes en las Américas

La región de las Américas había confirmado 13.133 casos hasta el 9 de agosto, según información de la Organización Panamericana de la Salud.

El número sigue en aumento mientras los países confirman más casos. Colombia notificó 55 casos de viruela símica en total hasta este lunes 8 de agosto. Para esa misma fecha, Panamá confirmó su segundo caso, mientras que Bolivia elevó a 5 el número de contagios. 

Perú es el segundo país de Sudamérica con más casos, con 505 hasta este 8 de agosto. Hasta esa fecha, tres personas contagiadas habían fallecido en la región, aunque solo dos habían sido incluidas en el conteo de la OPS/OMS.

Brasil fue el primer país americano en notificar un deceso por la enfermedad, el pasado 29 de julio. Se trataba de un hombre que tenía baja inmunidad, según el Ministerio de Salud brasileño. 

El 1 de agosto, Perú notificó la muerte de un paciente de 41 años que tenía viruela símica y que era VIH positivo y había abandonado su tratamiento, por lo que su sistema inmunológico se había debilitado.

Una semana después, Ecuador informó sobre la muerte de una persona que había contraído la enfermedad. Sin embargo, según el Ministerio de Salud Pública ecuatoriano, la persona murió por una «patología preexistente».

En Venezuela solo se ha confirmado un caso de viruela del mono, según notificó el Ministerio de Salud el 12 de junio. Desde entonces, no ha habido más pronunciamientos.

Tras el anuncio, la Academia Nacional de Medicina llamó al Estado a reforzar la capacidad de diagnóstico y vigilancia genómica y epidemiológica, además de tomar acciones para prevenir las epidemias antes de que se salgan de control.

Para Patricia Valenzuela, vicepresidenta de la SVI, es crucial que en Venezuela las organizaciones no gubernamentales y la sociedad también contribuyan y se cuiden entre sí, previniendo la transmisión y evitando la discriminación y la estigmatización.

Para más información visite la página de la OPS.

¿Cómo valoras esta información?

1

QUÉ CHÉVERE

QUÉ INDIGNANTE

QUÉ CHIMBO