Venezuela realizó 1.779 pruebas para COVID-19 hasta el 31 de marzo, según ONU

CORONAVIRUS · 2 ABRIL, 2020 22:40

Ver más de

Mariana Souquett Gil | @nanasouquett

Foto por EFE

¿Cómo valoras esta información?

7
QUÉ CHÉVERE
2
QUÉ INDIGNANTE
3
QUÉ CHIMBO

El sistema de salud venezolano realizó 1.779 pruebas para COVID-19 en el país en marzo, informó la Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (Ocha, por sus siglas en inglés) en su segunda actualización sobre la situación en el país ante la enfermedad causada por el nuevo coronavirus.

«Hasta el 31 de marzo, se han realizado 1.779 pruebas, con una tasa de 8 por ciento de casos positivos. El gobierno ha indicado que tiene 52.000 kits de diagnóstico PCR y un millón de pruebas rápidas, en parte recibido con el apoyo de la cooperación bilateral con China, Rusia y Cuba», dice la agencia de las Naciones Unidas en el informe publicado este jueves, 2 de abril.

Ocha alerta sobre fallas en la disponibilidad de insumos médicos y de higiene básicos en el sector salud (guantes, tapabocas y jabón), así como interrupciones en los servicios de agua, electricidad y gas. Resalta que los estados más afectados por la situación de los servicios públicos son Bolívar, Carabobo, Cojedes, Guárico, Lara, Falcón, Portuguesa, Táchira, Trujillo y Zulia.

«Estas fallas en el servicio crean desafíos para que las personas puedan adoptar las recomendaciones de higiene preventivas del COVID-19 en las comunidades», dice.

Impacto socioeconómico

El sistema de Naciones Unidas además reconoce que el COVID-19 tiene un impactos socioeconómico que, aunado a la caída de los precios del petróleo en Venezuela y al impacto sobre la actividad económica, podría «aumentar las necesidades humanitarias de las personas más vulnerables» en el país.

La oficina de la ONU informa que en los estados fronterizos continúan ingresando personas por las trochas y los pasos informales. Igualmente reporta la limitada capacidad de evaluación del punto de vigilancia epidemiológica de la aduana venezolana en la frontera con Brasil.

En el reporte también se reconoce el incremento de la escasez de combustible en el país, hecho que incluso generó incidentes de restricción de acceso humanitario. Por ello, el sistema acordó con el gobierno de Nicolás Maduro un mecanismo para recibir autorizaciones especiales de movimiento (salvoconductos) para los actores humanitarios y el transporte carga esencial.

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), otra de las agencias del sistema, además realiza «intervenciones iniciales» en materia de salud, agua, saneamiento e higiene en 14 de los hospitales centinelas priorizados, incluidos seis en Miranda y Distrito Capital, y prevé apoyar adicionalmente a 60 ambulatorios y Centros de Diagnóstico Integral (CDI) y escuelas seleccionadas.

61 millones de dólares para Venezuela

El Sistema de las Naciones Unidas formuló el Plan Intersectorial de Preparación y Atención al COVID-19 en Venezuela, que requiere de 61 millones de dólares para complementar esfuerzos en las áreas de salud, agua, saneamiento e higiene y comunicación de riesgos.

«El Plan prioriza, en una primera fase, el fortalecimiento de la capacidad de respuesta en 16 hospitales, ubicados en Caracas y 9 estados (Anzoátegui, Apure, Bolívar, Falcón, La Guaira, Lara, Miranda, Táchira y Zulia) en los que también se realizarán las intervenciones de acceso a agua, saneamiento e higiene en comunidades más vulnerables», destaca el informe de Ocha.

Asegura que se priorizará según densidad poblacional, mayor número de casos reportados, mayor riesgo de exposición y zonas con una «capacidad operativa inmediata» de las organizaciones humanitarias. También prevé la continuidad de otros «programas críticos» en el marco del Plan de Respuesta Humanitaria para Venezuela, como en el área de seguridad alimentaria, nutrición, protección y educación.

Venezuela se encuentra en estado de alarma nacional desde el 13 de marzo, día en que se confirmaron las dos primeras pruebas positivas de la enfermedad por el nuevo coronavirus en el país, que suma 146 contagiados y cinco fallecidos hasta el 2 de abril. La nación es considerada una de las más vulnerables, por lo que será asistida en el marco de Plan de Respuesta Humanitaria Global para atender al COVID-19 en 53 países, el cual fue presentado el 25 de marzo y tiene un requerimiento financiero de 2 mil millones de dólares. 

Lea el informe completo aquí.

CORONAVIRUS · 4 OCTUBRE, 2022

Venezuela realizó 1.779 pruebas para COVID-19 hasta el 31 de marzo, según ONU

Texto por Mariana Souquett Gil | @nanasouquett
Foto por EFE

El sistema de salud venezolano realizó 1.779 pruebas para COVID-19 en el país en marzo, informó la Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (Ocha, por sus siglas en inglés) en su segunda actualización sobre la situación en el país ante la enfermedad causada por el nuevo coronavirus.

«Hasta el 31 de marzo, se han realizado 1.779 pruebas, con una tasa de 8 por ciento de casos positivos. El gobierno ha indicado que tiene 52.000 kits de diagnóstico PCR y un millón de pruebas rápidas, en parte recibido con el apoyo de la cooperación bilateral con China, Rusia y Cuba», dice la agencia de las Naciones Unidas en el informe publicado este jueves, 2 de abril.

Ocha alerta sobre fallas en la disponibilidad de insumos médicos y de higiene básicos en el sector salud (guantes, tapabocas y jabón), así como interrupciones en los servicios de agua, electricidad y gas. Resalta que los estados más afectados por la situación de los servicios públicos son Bolívar, Carabobo, Cojedes, Guárico, Lara, Falcón, Portuguesa, Táchira, Trujillo y Zulia.

«Estas fallas en el servicio crean desafíos para que las personas puedan adoptar las recomendaciones de higiene preventivas del COVID-19 en las comunidades», dice.

Impacto socioeconómico

El sistema de Naciones Unidas además reconoce que el COVID-19 tiene un impactos socioeconómico que, aunado a la caída de los precios del petróleo en Venezuela y al impacto sobre la actividad económica, podría «aumentar las necesidades humanitarias de las personas más vulnerables» en el país.

La oficina de la ONU informa que en los estados fronterizos continúan ingresando personas por las trochas y los pasos informales. Igualmente reporta la limitada capacidad de evaluación del punto de vigilancia epidemiológica de la aduana venezolana en la frontera con Brasil.

En el reporte también se reconoce el incremento de la escasez de combustible en el país, hecho que incluso generó incidentes de restricción de acceso humanitario. Por ello, el sistema acordó con el gobierno de Nicolás Maduro un mecanismo para recibir autorizaciones especiales de movimiento (salvoconductos) para los actores humanitarios y el transporte carga esencial.

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), otra de las agencias del sistema, además realiza «intervenciones iniciales» en materia de salud, agua, saneamiento e higiene en 14 de los hospitales centinelas priorizados, incluidos seis en Miranda y Distrito Capital, y prevé apoyar adicionalmente a 60 ambulatorios y Centros de Diagnóstico Integral (CDI) y escuelas seleccionadas.

61 millones de dólares para Venezuela

El Sistema de las Naciones Unidas formuló el Plan Intersectorial de Preparación y Atención al COVID-19 en Venezuela, que requiere de 61 millones de dólares para complementar esfuerzos en las áreas de salud, agua, saneamiento e higiene y comunicación de riesgos.

«El Plan prioriza, en una primera fase, el fortalecimiento de la capacidad de respuesta en 16 hospitales, ubicados en Caracas y 9 estados (Anzoátegui, Apure, Bolívar, Falcón, La Guaira, Lara, Miranda, Táchira y Zulia) en los que también se realizarán las intervenciones de acceso a agua, saneamiento e higiene en comunidades más vulnerables», destaca el informe de Ocha.

Asegura que se priorizará según densidad poblacional, mayor número de casos reportados, mayor riesgo de exposición y zonas con una «capacidad operativa inmediata» de las organizaciones humanitarias. También prevé la continuidad de otros «programas críticos» en el marco del Plan de Respuesta Humanitaria para Venezuela, como en el área de seguridad alimentaria, nutrición, protección y educación.

Venezuela se encuentra en estado de alarma nacional desde el 13 de marzo, día en que se confirmaron las dos primeras pruebas positivas de la enfermedad por el nuevo coronavirus en el país, que suma 146 contagiados y cinco fallecidos hasta el 2 de abril. La nación es considerada una de las más vulnerables, por lo que será asistida en el marco de Plan de Respuesta Humanitaria Global para atender al COVID-19 en 53 países, el cual fue presentado el 25 de marzo y tiene un requerimiento financiero de 2 mil millones de dólares. 

Lea el informe completo aquí.