Sociedad Venezolana de Pediatría rechaza uso de vacunas cubanas sin aval científico

SALUD · 22 OCTUBRE, 2021 18:07

Ver más de

Mariana Souquett Gil | @nanasouquett


¿Cómo valoras esta información?

5
QUÉ CHÉVERE
1
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

La Sociedad Venezolana de Puericultura y Pediatría (Svpp) se pronunció sobre el reciente anuncio de las autoridades acerca de la vacunación a niños, niñas y adolescentes con vacunas cubanas y rechazó la utilización de estos productos, que aún considera como experimentales, sin que estén disponibles las evidencias sobre su seguridad y eficacia.

«No se pueden administrar medicamentos o productos biológicos de los que no se tenga información avalada por publicaciones científicas reconocidas por instituciones dedicadas para tal fin», indicó la Svpp en un comunicado compartido este viernes 22 de octubre.

Un día antes, la vicepresidenta de la administración de Nicolás Maduro, Delcy Rodríguez, aseguró que Venezuela aplicaría la vacuna cubana Soberana a niños y niñas entre los 2 y los 12 años y reiteró que produciría la Abdala en el país, ambas consideradas por la Svpp y especialistas como candidatas debido a la ausencia de información científica pública sobre los resultados de los ensayos clínicos.

«Tanto las candidatas vacunales Abdala como Soberana carecen de este aval para su uso en la población general. Tampoco ha sido probada su efectividad y seguridad en la población infantil», añadió la Svpp.

El 21 de octubre, Maduro también aseguró que la vacunación a mayores de 12 años empezaría el lunes 25 de octubre, el mismo día previsto para el regreso a clases presenciales. Sin embargo, no detalló cuál vacuna utilizarían para los adolescentes.

«Consideramos urgente iniciar un plan de vacunación a niños y adolescentes contra COVID-19 con vacunas ya conocidas y aprobadas por instituciones científicas internacionales, sin olvidar el cumplimiento con la cobertura del PAI (Programa Ampliado de Inmunizaciones) en este grupo etario», dijo la Sociedad.

Más advertencias

Más temprano, la Academia Nacional de Medicina (ANM) y la Sociedad Venezolana de Infectología (SVI) también reiteraron su desacuerdo hacia la medida por la falta de evidencias y autorizaciones que generen confianza en las vacunas cubanas. 

La SVI recordó su comunicado del pasado 11 de octubre, en el cual llamaba a no administrar Abdala o Soberana en Venezuela hasta que no cumplan con la autorización de reconocidas agencias regulatorias internacionales y nacionales. 

Así, solicitó garantizar la inmunización a la población «con biológicos de reconocida eficacia y seguridad, con el suficiente aval y reconocimiento de diversas agencias reguladoras, y con el suficiente respaldo científico correspondiente”.

Sobre los productos desarrollados en Cuba, la autoridad regulatoria sanitaria, el Instituto Nacional de Higiene Rafael Rangel (Inhrr), solo ha anunciado públicamente la aprobación para el uso en el país de Abdala, pero no se ha pronunciado sobre Soberana 2.