Médicos en mesa de trabajo: La ayuda humanitaria es poner las medicinas donde se necesiten

SALUD · 19 FEBRERO, 2019 18:56

Ver más de

Cristofer García | @cristofueg


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

«Una caraota en un mar de necesidades». Así describió el infectólogo Julio Castro la entrada de la ayuda humanitaria que, sin embargo, alertó que es de emergencia su ingreso. En una mesa de trabajo, médicos y sociedad científica, abordaron los temas: emergencia humanitaria en la transición de gobierno y la ayuda humanitaria.

«Debemos poner el medicamento donde la gente lo necesite para que no se muera. Esa es la definición de ayuda humanitaria. Su riesgo de muerte es importante, así sea un ‘chupi chupi’ para que salga de un cuadro de desnutrición o un respirador de asma», así explicó Castro, en un resumen del Plan País.

El médico, quien además es asesor de la comisión especial de la Ayuda Humanitaria de la Asamblea Nacional (AN), indicó que se debe crear «un programa de estímulo y apoyo para los sectores más vulnerables para entregar la ayuda que necesita, medicamentos y alimentos».

Castro además advirtió que la situación de emergencia que ha abarcado el ámbito social, económico y político, no va a terminar al momento de cambiar el gobierno, por lo que es necesaria una planificación.

«El objetivo es ser un país normal. Mínimo serían tres o cuatro años para llegar al punto cero y luego empezar a crecer (…). Pero no podemos tener capacidad productiva sin venezolanos saludables. No podemos tener un sistema de salud si no invertimos en salud de manera importante», expresó.

Sin embargo, con una transición política, sería mucho más fácil abordar estos temas, debido a que no se dependería solo de la selecta ayuda humanitaria, sino que se gestionaría el problema como Estado.

«Estamos manejando al país como una ONG, viviendo de las donaciones. Es lo básico para hacerlo vivible. No tenemos el gobierno efectivamente, pero si cesa la usurpación será un escenario diferente».

Castro también comentó que Venezuela necesitará financiamiento del exterior para poder superar la emergencia, de la cual estipulan necesitar mil millones de dólares en la primera fase.

«No hay forma de que con lo que genera el petróleo en este momento podamos pagar las necesidades del país. Los organismos internacionales han dicho que el dinero está pero que falta cambiar al gobierno».

Emergencia de salud

Durante la mesa de trabajo los especialistas insistieron que el tema salud debe ser prioridad en la discusión nacional. Con breves intervenciones, no mayores a 30 minutos, ilustraron el estado del colapsado sistema de salud venezolano.

«Hay un déficit del servicio de salud. En 60% de los hospitales hay problemas de agua. Esto es servicio menos de una vez al día», indicó Castro, entre algunas cifras que adelantó del informe anual de hospitales de 2018.

El infectólogo aseguró que el país ha retrocedido 80 años en prevención y vacunación de la malaria. «Retrocedimos toda la historia de malaria», dijo.

Asimismo, en su intervención, Huníades Urbina, presidente de la Sociedad Venezolana de Puericultura y Pediatría, recordó que existen más de cuatro millones de personas sin acceso a medicamentos y 300 mil en riesgo de muerte.

Urbina destacó que  70% de los hospitales no tiene agua permanente, 33% no cuenta con plantas eléctricas y 100% de ellos presentan fallas severas para realizar diagnósticos.

Durante la mesa de trabajo, el exministro de salud, José Félix Oletta también resaltó la importancia de contrarrestar la corrupción en el área de salud, que afecta directamente en la población venezolana. Tema que insistió de gran importancia de haber un cambio de gobierno.

«Van a ser atributos fundamentales para que el sistema sea conducido de manera adecuada. La transparencia es necesaria para que aumente la credibilidad», dijo.

Consecuencias nutricionales

La alimentación está en emergencia con 94% de la población en pobreza. La nutróloga Marianella Herrera durante la mesa de trabajo, indicó que esta crisis que venían alertando desde hace al menos cuatro años, resolverla pasa por el ingreso de la ayuda humanitaria.

«Es una emergencia humanitaria compleja cada vez más compleja, que traerá en la salud y alimentación en los niños consecuencia a largo plazo. Ya no se cuenta en días sino en vidas. Cuanta gente se tuvo que morir para poder explicar al mundo lo que ocurría», expresó.

El pobre ingreso económico afecta en la alimentación de los hogares. Herrera señaló que «en una situación como esta de inseguridad alimentaria debes proteger el ingreso del hogar porque si no puedes comprar alimentos afectará la nutrición».

Lea también:

Médicos españoles alertan del “agravamiento” sanitario en Venezuela

SALUD · 29 NOVIEMBRE, 2022

Médicos en mesa de trabajo: La ayuda humanitaria es poner las medicinas donde se necesiten

Texto por Cristofer García | @cristofueg

«Una caraota en un mar de necesidades». Así describió el infectólogo Julio Castro la entrada de la ayuda humanitaria que, sin embargo, alertó que es de emergencia su ingreso. En una mesa de trabajo, médicos y sociedad científica, abordaron los temas: emergencia humanitaria en la transición de gobierno y la ayuda humanitaria.

«Debemos poner el medicamento donde la gente lo necesite para que no se muera. Esa es la definición de ayuda humanitaria. Su riesgo de muerte es importante, así sea un ‘chupi chupi’ para que salga de un cuadro de desnutrición o un respirador de asma», así explicó Castro, en un resumen del Plan País.

El médico, quien además es asesor de la comisión especial de la Ayuda Humanitaria de la Asamblea Nacional (AN), indicó que se debe crear «un programa de estímulo y apoyo para los sectores más vulnerables para entregar la ayuda que necesita, medicamentos y alimentos».

Castro además advirtió que la situación de emergencia que ha abarcado el ámbito social, económico y político, no va a terminar al momento de cambiar el gobierno, por lo que es necesaria una planificación.

«El objetivo es ser un país normal. Mínimo serían tres o cuatro años para llegar al punto cero y luego empezar a crecer (…). Pero no podemos tener capacidad productiva sin venezolanos saludables. No podemos tener un sistema de salud si no invertimos en salud de manera importante», expresó.

Sin embargo, con una transición política, sería mucho más fácil abordar estos temas, debido a que no se dependería solo de la selecta ayuda humanitaria, sino que se gestionaría el problema como Estado.

«Estamos manejando al país como una ONG, viviendo de las donaciones. Es lo básico para hacerlo vivible. No tenemos el gobierno efectivamente, pero si cesa la usurpación será un escenario diferente».

Castro también comentó que Venezuela necesitará financiamiento del exterior para poder superar la emergencia, de la cual estipulan necesitar mil millones de dólares en la primera fase.

«No hay forma de que con lo que genera el petróleo en este momento podamos pagar las necesidades del país. Los organismos internacionales han dicho que el dinero está pero que falta cambiar al gobierno».

Emergencia de salud

Durante la mesa de trabajo los especialistas insistieron que el tema salud debe ser prioridad en la discusión nacional. Con breves intervenciones, no mayores a 30 minutos, ilustraron el estado del colapsado sistema de salud venezolano.

«Hay un déficit del servicio de salud. En 60% de los hospitales hay problemas de agua. Esto es servicio menos de una vez al día», indicó Castro, entre algunas cifras que adelantó del informe anual de hospitales de 2018.

El infectólogo aseguró que el país ha retrocedido 80 años en prevención y vacunación de la malaria. «Retrocedimos toda la historia de malaria», dijo.

Asimismo, en su intervención, Huníades Urbina, presidente de la Sociedad Venezolana de Puericultura y Pediatría, recordó que existen más de cuatro millones de personas sin acceso a medicamentos y 300 mil en riesgo de muerte.

Urbina destacó que  70% de los hospitales no tiene agua permanente, 33% no cuenta con plantas eléctricas y 100% de ellos presentan fallas severas para realizar diagnósticos.

Durante la mesa de trabajo, el exministro de salud, José Félix Oletta también resaltó la importancia de contrarrestar la corrupción en el área de salud, que afecta directamente en la población venezolana. Tema que insistió de gran importancia de haber un cambio de gobierno.

«Van a ser atributos fundamentales para que el sistema sea conducido de manera adecuada. La transparencia es necesaria para que aumente la credibilidad», dijo.

Consecuencias nutricionales

La alimentación está en emergencia con 94% de la población en pobreza. La nutróloga Marianella Herrera durante la mesa de trabajo, indicó que esta crisis que venían alertando desde hace al menos cuatro años, resolverla pasa por el ingreso de la ayuda humanitaria.

«Es una emergencia humanitaria compleja cada vez más compleja, que traerá en la salud y alimentación en los niños consecuencia a largo plazo. Ya no se cuenta en días sino en vidas. Cuanta gente se tuvo que morir para poder explicar al mundo lo que ocurría», expresó.

El pobre ingreso económico afecta en la alimentación de los hogares. Herrera señaló que «en una situación como esta de inseguridad alimentaria debes proteger el ingreso del hogar porque si no puedes comprar alimentos afectará la nutrición».

Lea también:

Médicos españoles alertan del “agravamiento” sanitario en Venezuela

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE

QUÉ INDIGNANTE

QUÉ CHIMBO