Más de 30.000 personas con Parkinson están en riesgo por falta de medicamentos - Efecto Cocuyo

SALUD · 1 AGOSTO, 2020 10:49

Más de 30.000 personas con Parkinson están en riesgo por falta de medicamentos

Texto por Mariana Souquett Gil | @nanasouquett

Ver más de

Mariana Souquett Gil | @nanasouquett

¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Cerca de 30.000 personas con enfermedad de Parkinson están en riesgo en Venezuela al acumular un mes sin tratamientos tras la suspensión del suministro de medicamentos por parte de Farmapatria, la red de farmacias públicas del gobierno.

Desde febrero, según la Fundación Parkinson Caracas, Farmapatria estaba entregando únicamente Levodopa/Carbidopa, una combinación de fármacos que se utiliza para tratar los síntomas de la enfermedad de Parkinson, pero cuatro meses después ya no tenía los medicamentos.

“Escribimos a Farmapatria, que entrega en Carabobo, Aragua, Los Teques y Caracas, pero desde junio se les terminó y no saben cuándo les llega. Esto interfiere en la medicación del paciente porque se pone rígido y no puede caminar. Está rígido en todo momento, para bañarse, comer, para todo”, dice Alexander Hernández, director de la fundación, a Efecto Cocuyo.

Pacientes solo obtienen esta respuesta de Farmapatria / Captura cortesía

Otros medicamentos como Pramipexol, comercializado también bajo el nombre Mirapex o Labrixile, solo se consigue en otros establecimientos y cada caja cuesta ente 120 y 150 dólares cada caja de 30 pastillas que duran un mes, suma que muy pocos pacientes pueden cubrir.

“Los médicos están recetando lo que está en el mercado, que es Levodopa/Carbidopa. Los pacientes de Parkinson están mal medicados y además se les suministran los tratamientos de forma intermitente“, añade Hernández.

La Fundación Parkinson Caracas además contabiliza a 18 personas fallecidas en el segundo trimestre del año 2020, y al menos 36 en lo que va de año. “Son los que contamos porque son pacientes de la fundación, conocidos, pero a nivel nacional deben ser más”, expresa el director de la fundación.

Protesta virtual

“Yo sé lo que es estar sin medicación, yo sé lo que se siente”, indica Alexander Hernández, quien comenzó a articular a las personas con Parkinson y sus familiares para realizar una protesta virtual con testimonios en video, difundidos en redes sociales. Exigen la entrega continua de medicamentos: la ausencia de tratamientos puede traer como consecuencia que los pacientes queden inmovilizados.

“Cuando mi madre deja de tomar su medicina, no puede caminar sola, no puede comer sola, no se puede vestir, no se puede bañar y casi no puede hablar. Es doloroso ver sufrir a tu mamá de esta manera”, dice la hija de una paciente de Parkinson, quien además denuncia que la escasez de medicamentos suma varios años.

En 2017, la Fundación Parkinson Caracas, la Asociación Parkinson Caracas y la Fundación Parkinson Carabobo se reunieron con el Ministerio de Salud para la dotación de Levodopa/Carbidopa a través del Sistema Integral para el Acceso a Medicamentos (Siamed). Sin embargo, con la llegada del ahora exministro Luis López, el programa se detuvo luego de un año y medio de funcionamiento.

Finalmente, Farmapatria se encargó de la entrega de Levodopa/Carbidopa, pero su labor ha sido intermitente y en algunos casos han entregado dosis no correspondientes o medicamentos vencidos, como denunció la Fundación Parkinson Caracas a mediados de julio.

Parkinson en pandemia

La pandemia ha dificultado la recepción de donaciones a las fundaciones que se dedican a la atención de personas con enfermedad de Parkinson en el país. Además, las restricciones de movilidad interna obstaculizaron la búsqueda de medicamentos cuando aún eran entregados por Farmapatria o cuando las personas debían trasladarse a otras farmacias.

“Los pacientes deben tener informes médicos y récipes como salvoconducto para ir a farmacias, pero no todos los policías son receptivos y a veces los devuelven”, expresa Hernández. La fundación que dirige además recibía medicamentos desde países como Portugal, pero desde el principio de la pandemia no han recibido medicamentos.

Las personas con Parkinson instan al Estado a recordar que padecen una enfermedad que dura “por el resto de los días” y llaman a reanudar la entrega de medicinas.