J.M. de los Ríos sufre su segunda falla eléctrica en una semana

SALUD · 30 ABRIL, 2020 22:25

Ver más de

Mariana Souquett Gil | @nanasouquett


¿Cómo valoras esta información?

2
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

El principal centro pediátrico de Venezuela volvió a quedarse sin energía eléctrica. La tarde de este jueves 30 de abril el hospital de niños J.M. de los Ríos quedó nuevamente a oscuras una semana después de registrar un apagón, reportó la organización no gubernamental Prepara Familia.

A pesar de que la urbanización de San Bernardino, zona donde se ubica el hospital en Caracas, contaba con energía eléctrica, el hospital de niños registró su segunda falla eléctrica en siete días luego de padecer una avería el pasado viernes, 24 de abril.

Este 30 de abril, la vieja planta eléctrica del hospital respondió. Sin embargo, solo iluminó áreas críticas como la emergencia, nefrología y la terapia intensiva, que permanece cerrada desde hace dos meses por falta de personal. La torre de hospitalización quedó sin luz.

Trabajadores de la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec) acudieron al hospital. La energía eléctrica regresó aproximadamente a las 9 de la noche luego de al menos cuatro horas sin luz. Sin embargo, la sociedad civil llama a que se garantice la electricidad en el hospital.

«Para un niño, sufrir una patología crónica ya es muy duro. Estar hospitalizado lo es aún más, y en las condiciones actuales es peor. Ahora se quedan sin luz y sin visitas por la prevención de COVID-19. Están sin educación hospitalaria y sin recreación. Es mucha carga para los niños», dice Katherine Martínez, directora de Prepara Familia.

Catorce servicios del J.M. de los Ríos cuentan con medidas cautelares de la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (Cidh) que exigen al Estado tomar acciones urgentes para garantizar la vida y la salud de los niños, niñas y adolescentes que se atienden en el centro. Personal de salud y activistas de derechos humanos instan a que se vele por la vida de todos los pacientes.

«Seguimos vigilantes y pendientes. Los problemas eléctricos del hospital deben resolverse. Los niños, niñas y adolescentes viven de emergencia en emergencia», agrega Martínez.

El J.M. de los Ríos además tiene una nueva planta eléctrica, donada luego de los megaapagones que afectaron al país en 2019, pero sigue sin ser puesta en funcionamiento. Los médicos exigen que sea instalada.