Conozca seis herramientas para atender la salud mental en Venezuela

SALUD · 21 MAYO, 2022 19:17

Ver más de

Mariana Souquett Gil | @nanasouquett


¿Cómo valoras esta información?

4
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Dar mayor visibilidad a la importancia de la salud mental, recuperar y habilitar centros de atención psicológica y psiquiátrica e identificar cuándo buscar ayuda son tareas que se han vuelto cada vez más necesarias tras más de dos años de pandemia, y en Venezuela, en medio de una emergencia humanitaria compleja. 

Esas son algunas de las conclusiones a las que llegaron Leonardo Herrera, psicólogo infantil; Yorelis Acosta, psicóloga clínica y social, y Manuel Llorens, psicólogo clínico, en el conversatorio «Venezuela sin terapia: herramientas para atender la salud mental en Venezuela», transmitido este sábado 21 de mayo por Efecto Cocuyo.

Según Acosta, quien también es investigadora de la Universidad Central de Venezuela (UCV), los venezolanos en particular suman años de sufrimiento o agotamiento físico y mental, y en ese escenario llegó la pandemia, lo que generó un aumento en las solicitudes de atención, con mayor énfasis en aquellos que ya tenían alguna afectación.

Para Manuel Llorens, en el país existe una necesidad muy grande de atención en salud mental que sigue pendiente, con mayores dificultades para los grupos vulnerables. Según Llorens, Acosta y Herrera, se multiplicaron los problemas en las relaciones, la ansiedad, los trastornos del sueño, la depresión, los conflictos familiares y la violencia en el hogar.

Pero la pandemia también sumó casos nuevos, como personas que superaron la infección por COVID-19 pero quedaron con secuelas psicológicas: dificultades de atención y concentración, agotamiento físico, confusión mental, ansiedad o falta de energía, por lo cual resulta esencial adaptar las respuestas a estos nuevos tiempos. 

Leonardo Herrera aseguró que la vuelta progresiva a la normalidad o la adaptación a estos nuevos tiempos debe estar acompañada por los profesionales de la salud mental. Así, ños tres especialistas brindaron una serie de consejos y herramientas para la población venezolana en materia de salud mental: 

1- Identificar malestares

Yorelis Acosta recomienda estar atentos a las alteraciones de los estados de ánimo, si hay inestabilidad emocional, alteraciones de sueño, si vive en estado de alarma, e identificar la negatividad, la desesperanza. Todos son señales de que puede necesitar apoyo psicológico.

Leonardo Herrera llama a determinar la intensidad y la duración del sufrimiento: «Si tengo un ser querido con un sufrimiento emocional muy intenso y largo en el tiempo, hay que buscar ayuda. Es bueno oírlo y  que busque ayuda. La intensidad y la duración es un buen indicador».

En el caso del duelo, la persona tiene una situación de sufrimiento que necesita ser acompañada para encontrar herramientas para recordar a su ser querido sin sufrir y sentirse mal. «Esa es una labor que tiene que hacer un profesional», añade Herrera. 

2- No aislarse

Manuel Llorens insiste en que la persona que está mostrando vulnerabilidad no se aísle, pues asegura que cuando el sufrimiento está muy estigmatizado, la gente se esconde y trata de disimular el sufrimiento, pues a nivel cultural existen muchas nociones culturales que indican que la persona debería poder superar sola su situación. 

«El primer paso es generar una vinculación con la gente cercana y después, cuando amerita el caso, con profesionales», recomendó.

Llamó a los que rodean a la persona a la persona afectada a no culpabilizarla, a no hacerla sentir que lo que le sucede es algo que puede controlar por su propia voluntad, a que no sienta que estar así es una falla personal, pues esto puede hacer que se desespere.

Leonardo Herrera exhorta a hablar sobre la situación, pero también insta a hacer una búsqueda interna, volcarse hacia adentro y preguntar qué necesita para sí mismo.

3- Saber que no hay edad para sentirse mal y buscar apoyo

Según Acosta, no hay edad para quebrarse emocionalmente y buscar ayuda. Desde niños hasta adultos mayores pueden pasar por esa situación, tener una crisis de ansiedad o un ataque de pánico, lo que no significa que la persona vaya a desarrollar un trastorno.

De acuerdo con Llorens, la mayoría de las personas, en alguna etapa de sus vidas, pueden tener momentos de sufrimiento, ansiedad o depresión, o verse superadas por los retos de la vida.   

«Hay situaciones de malestar grave que implican la necesidad de conectar con un profesional. El sufrimiento emocional es parte de nuestras vidas y lidiamos colectivamente con los sufrimientos que implica la vida», dice Llorens. «Cuando hay poco acceso a servicios es más importante que hay que evitar el aislamiento y debemos propiciar encuentro y conexión».

4- Revisar credenciales

Leonardo Herrera señala que como una de las grandes flaquezas en Venezuela ha sido la atención en salud mental, ha aumentado el intrusismo en la psicología, con terapias instantáneas «de nueva era y de coach» implementadas por personas que no tienen las herramientas para brindar atención en salud mental. 

El especialista llama a revisar si la persona tratante forma parte de la Federación de Psicólogos de Venezuela (FPV): es un derechos verificar si tiene las credenciales y la formación necesaria para atender el sufrimiento humano.

Acosta recomienda preguntar dónde estudió el terapeuta e insta a las personas a huir de las «recetas mágicas» para curar la ansiedad o cualquier otra afección de salud mental. Incluso llamó a las personas cercanas a las que necesitan ayuda a escucharlas, pero a reconocer cuándo no se tienen las herramientas necesarias para ayudar e impulsarlos a buscar atención profesional.

5- Apoyar en momentos angustia y pánico

Cuando una persona atraviesa un ataque de pánico o una emergencia psiquiátrica, el primer paso es hacer una conexión con ella, según Manuel Llorens, para así bajar el nivel de riesgo. 

«Lo primero que hay que hacer cuando una persona está en una emergencia psiquiátrica es hacer conexión emocional con esa persona. Eso significa asegurarse de que te esta viendo a los ojos, generar un puente comunicacional y que entienda que la estamos escuchando y empiece a decir qué está pasando. Cuando empieza a ver una conexión, puede haber ese proceso de contención», explica.

Acompañar físicamente a la persona es otra recomendación de Yorelis Acosta. 

«Yo le agarraría la mano, le daría un masaje circular en la espalda y le diría ‘relájate, respira lento, respira conmigo, no te va a pasar nada, no estás solo. Solo es un ataque de pánico, no te vas a morir, porque además la literatura dice que la gente no muere de un ataque de pánico, pero tienes que respirar despacio, conmigo, te estoy acompañando'», indica

6- Cuidar el descanso 

Según Acosta, una de las herramientas esenciales para atender la salud mental es reconocer la importancia del descanso, sobre el cual afirma que es la base de la salud mental: la vida no es solo trabajo y sufrimiento, sino que hay que abrirle espacio al disfrute.

Cuidar el descanso y conectarse con el lado bueno de la vida para sirve para darle un balance. Regalarse un atardecer o un momento en la playa es un buen ejemplo. 

Para mayor información revise el especial Venezuela sin terapia