"Yo me niego a rendirme", el grito por la liberación de Juan Requesens a un año de su detención - Efecto Cocuyo

POLÍTICA · 7 AGOSTO, 2019 16:47

«Yo me niego a rendirme», el grito por la liberación de Juan Requesens a un año de su detención

Texto por Cristofer García | @cristofueg

Ver más de

Cristofer García | @cristofueg

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

«Yo me niego a rendirme». A Paula Martínez le era imposible resistir el llanto cuando hablaba de Juan Requesens. La madre del diputado, que cumple este 7 de agosto un año detenido, envió un mensaje a los seguidores del parlamentario, entre lágrimas: No rendirse.

«Juan quiere que sigamos luchando por Venezuela y todos los presos políticos», comentó Martínez, al abrir el acto en exigencia por la liberación del diputado preso en el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), desde la plaza Los Palos Grandes, en la cual participaron familiares, diputados y dirigentes políticos.

«Quiero darle las gracias a todos para que continúen», dijo Martínez al momento que se le cortó la voz. La madre del parlamentario lloraba. Tomó un respiró y continuó: «que sigan y nos neguemos a rendirnos. Venezuela es muy bonita no la podemos dejar perder».

Al lado de Martínez se paraba su otra hija, la exdirigente estudiantil Rafaela Requesens, cabizbaja y con expresión caída. Detrás de ambas, surgía el rostro del parlamentario sonriente y a gran escala. Las miraba.

«Les pido disculpa, no estoy acostumbrada a hablar, no me gusta, por eso se encarga Juan Guillermo (el padre) y Rafaela. Juan quiere que no dejemos a Venezuela sola, que sigamos peleando por ella y podamos pronto ya salir de esto», dijo Martínez.

Las lagrimas invadieron a cada uno de los familiares cuando hacían memoria del diputado de Primero Justicia. Quienes lo han visitado en El Helicoide aseguran que, después de un año detenido, Requesens mantiene una voz incansable.

«El está desde su celda gritando fuerza, justicia y libertad», dijo su hermana, Rafaela, antes de iniciar la actividad.

La hermana del parlamentario leyó una carta dedicada al preso político. Aprovechó para recordar algunas palabras de su último discurso horas antes de ser detenido, esas que pronunció desde la tribuna de oradores de la Asamblea Nacional: Yo me niego a rendirme. La frase fue recordada por cada orador de la actividad, un año después.

«Yo me niego a rendirme, yo me niego a arrodillarme frente a quien hoy pretenden quebrarnos la moral. Muchos hermanos de nosotros están fuera del país, otros están bajo tierra porque los mataron, porque los mataste Nicolás. Los que todavía podemos estar aquí vamos seguir poniéndole el pecho. Hoy yo puedo hablar desde aquí, mañana no se».

Horas después de pronunciar ese discurso, entre euforia y adrenalina, Requesens fue detenido por funcionarios del Sebin en su casa, el pasado 7 agosto de 2018. Fue acusado de estar vinculado con el presunto intento de magnicidio contra Nicolás Maduro.

«Sabemos que la lucha por este país vale la pena. Tengo tus palabras presentes. Ya es un año desde que te di un abrazo en El Helicoide, donde entré y no pensé salir sin ti», comentó la hermana del parlamentario, quien también fue detenida junto a él durante las primeras horas del arresto arbitrario.

A los hijos del diputado, Sabrina y Adriano, menores de cuatro año, cuando preguntan por su padre deben decirle que está en una misión secreta, comentó Requesens.

«Era difícil decirle a tu hija cuando preguntaba por su papá, tragaba fuerte y le explicaba que estabas trabajando. Pero ya lentejita (como llaman a la hija) entiende por qué no estás. Estás en una misión secreta».

«No podemos rendirnos»

Para este actividad reapareció como orador el exgobernador de Miranda y dirigente de Primero Justicia, Henrique Capriles Radonski. Perteneciente al mismo partido de Requesens, Capriles enfatizó: Juan Requesens es inocente y está fuerte moralmente.

«Su hijo tiene fortaleza», decía Capriles, al voltearse y dedicar unas palabras al padre de Requesens, quien lo miraba atentamente y asentía con la cabeza. «Su hijo está ahí como símbolo de una persona que le arrebataron lo más preciado siendo inocente, que es su libertad. Y ahí está, firme, sin rendirse».

Capriles, quien también fue un preso político, hizo un llamado a la ciudadanía a no olvidar a los detenidos por contrariar al Gobierno de Maduro y pidió mantenerse fiel a la ruta de transición establecida por la Asamblea Nacional.

«Si Juan Requesens ha pasado un año preso y todavía en su cara está la sonrisa de alguien que no se rinde. Si el está firme, cómo nos vamos a rendir nosotros, cómo vamos a dejar de luchar», expresó.

El excandidato presidencial también llamó a que «no perdamos el horizonte. Es lógico que ante esta tragedia tengamos una desesperación permanentemente. En la cárcel un segundo es una eternidad. Imagínense un año».

«No olvidamos a los presos políticos»

Cuando el presidente encargado Juan Guaidó cerró el acto en Los Palos Grandes, también se le trancó la voz al hablar de Requesens y cuando recordó al concejal fallecido en manos del Sebin, Fernando Albán.

«Hoy con total certeza, a la familia de Juan Requesens y Fernando Albán, les puedo decir con fuerza que no los hemos olvidado (…) Hoy, Juan, Venezuela entera de niega a rendirse», dijo Guaidó, con pequeñas pausas mientras hablaba.

«No puedo evitar ver a los hijos de Juan y a Miranda (hija de Guaidó). Y qué le podemos decir a nuestros hijos, que no luchamos? ¿Que no lo intentamos?», se cuestionó el líder político, al recordar el año de detención del parlamentario.

El presidente encargado reiteró que, a pesar de la ofensiva de la administración de Maduro, que ha puesto tras la rejas a centenares de dirigentes y ha desterrado a otros tantos, la oposición política se mantiene unida.

Guaidó nuevamente reconoció como un factor positivo las sanciones que impuso el Gobierno de Estados Unidos contra la administración de Maduro, que le congela bienes y activos en ese país y amenaza con sancionar a quienes comercien con el régimen chavista.

«Ayer (6 de agosto) fue un día de logros para la lucha venezolana. A veces convertimos esos logros en una duda», dijo, al pedir no dudar a sus seguidores.

Agregó que «el hambre es por Nicolás Maduro, porque se roban y hacen dinero de la miseria. Si te importa tanto (Maduro) vete, porque se levantan las sanciones».

Entre sus declaraciones después de la actividad, el también jefe del parlamento reiteró que se mantienen en la mesa de diálogo de Barbados con representantes de Nicolás Maduro y que, de ser necesario, informarían de una salida de esa mesa.

Lea más:

Diputado Juan Requesens, un año preso y en limbo jurídico

Fotos: Mairet Chourio.