Casos de violaciones de derechos humanos siguen su curso aun si Tarre Briceño sale de OEA, aseguran expertos  

POLÍTICA · 6 OCTUBRE, 2022 21:55

Ver más de

Deisy Martínez


¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

 En 2019, el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) aprobó el nombramiento del abogado constitucionalista, Gustavo Tarre Briceño, como representante de la Asamblea Nacional (AN) de 2015 ante dicho foro. Hoy dichas credenciales son cuestionadas en medio de la pérdida de apoyo internacional al Gobierno interino, a partir de los cambios políticos en la región.

Expertos en Derecho Internacional recuerdan que la representación del Parlamento de 2015, mas no del Gobierno interino como tal, fue posible gracias al apoyo de casi 60 países a lo que se apostaba era una transición política en Venezuela, a partir del desconocimiento de las elecciones presidenciales de 2018, con las que Nicolás Maduro se reeligió. Al bajar dicho apoyo externo, señalan, es «natural» que el interinato tenga inconvenientes con su vocería internacional, en este caso, en la OEA.

Lee más en: Interinato no participará en asamblea de la OEA que se celebrará en Perú

Aseguran que además esté o no Tarre Briceño en la OEA, los casos de violaciones de derechos humanos en Venezuela que siguen la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y la Corte Interamericana (CorteIDH), como órganos del foro regional, seguirán su curso. Lo que pierde la oposición venezolana, sostienen los expertos, es una voz política y diplomática en el seno del organismo.

Este 4 de octubre, a través de un comunicado, el Gobierno interino, presidido por Juan Guaidó, informó que Tarre Briceño no participaría en la Asamblea General de la OEA, a celebrarse en Perú del 5 al 7 de octubre. Esto, como consecuencia del rechazo a la gestión de Guaidó por parte de algunos gobiernos en la región como Argentina, México, Perú, Bolivia y ahora Colombia.

De hecho, dichos países plantearon una resolución para revocar las credenciales del constitucionalista, otorgadas hace tres años, aunque no reunieron los apoyos necesarios (24 votos) para incluir el tema en la agenda de la 52 Asamblea General; hasta amenazaron con pedir la expulsión del abogado si asistía al encuentro.

Síntoma

«La decisión de Tarre de no asistir es sintomática de varias cosas, primero del estado que vive el reconocimiento internacional de la oposición y específicamente del proyecto del gobierno interino. Es un estado de gran debilitamiento, básicamente es un proyecto que está feneciendo y que ya es evidente que para una mayoría de países de la región, no es representativo de la oposición venezolana sino una parte de ella», expresó Mariano de Alba.

El abogado experto en Derecho Internacional y Diplomacia, advierte que ya se sabe y que está planteado que tres de cuatro partidos que conforman el G4 (Acción Democrática, Un Nuevo Tiempo y Primero Justicia), que dominan la AN de 2015 y que que brindan piso político al interinato, votarán a favor del cese de dicha figura a partir de enero de 2023.

«Esta ausencia de Tarre fue una estrategia que fue exhortada por algunos países de la región que siguen en comunicación con el Gobierno interino, incluyendo EEUU, de decirle que era preferible que no fuera para bajar los ánimos, para decirle a los países que no hacía falta esa resolución y que se saque del debate de la Asamblea General el reconocimiento de su figura como representante de la AN de 2015», sostuvo.

Para el abogado, a tres años de la juramentación de Guaidó como presidente encargado y el fracaso de la estrategia para provocar una transición en Venezuela, iniciada en 2019, se procura «sincerar la situación internacional. Es decir, para los países es evidente, afirmó, que quien ejerce realmente el poder en Venezuela es Nicolás Maduro, por lo que muchos tratan de restablecer vínculos con su gestión, a partir de los cambios de gobierno en la región, en países como Colombia.

Se veía venir…

El 9 de abril de 2019, Consejo Permanente de la OEA aprobó una resolución sobre la situación en Venezuela en la cual resolvió “aceptar el nombramiento del señor Gustavo Tarre como Representante Permanente, designado de la Asamblea Nacional, hasta que se celebren nuevas elecciones y el nombramiento de un gobierno democráticamente electo”.

La resolución fue aprobada con 18 votos a favor de Argentina, Bahamas, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Estados Unidos, Guatemala, Haití, Honduras, Jamaica, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, y Santa Lucia; nueve en contra y seis abstenciones.

«Esa acreditación se logró porque Venezuela en 2019 tenía apoyo internacional, en la región, pero fue una situación no regular, nunca se había visto porque Tarre Briceño es nombrado en calidad de representante de la AN de 2015, no de Guaidó y en la OEA hay representación de Estados no de Parlamentos, pero se permitió», señaló la profesora de Derecho Internacional de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), Milagros Betancourt Catalá.

Coincidió que ante la pérdida de apoyo internacional a la causa de Guaidó, la situación con la representación en la OEA «se veía venir» y que el secretario general de la OEA, Luis Almagro, tiene responsabilidad en ello, al impulsar primero el nombramiento de Tarre Briceño y luego hablar de «cohabitar» con la administración de Maduro.

Recordó que en 2017, Maduro denunció la Carta Democrática Interamericana que significó en la práctica el retiro de Venezuela de la OEA. Posteriormente, en 2019, Guaidó envió una comunicación para retirar la denuncia y pedir que se aceptara una representación de la AN de 2015, con lo que se dio paso al nombramiento de Tarre Briceño.

¿Es posible retirar la credencial?

Aunque el retiro de la credencial a Tarre Briceño no será objeto de discusión en la 52 Asamblea General por oposición de países como Paraguay, Canadá, EEUU y Guatemala, ambos expertos indicaron a Efecto Cocuyo que la revocatoria es potestad de los países de la OEA y es posible.

De Alba apuntó que luego de la decisión del Consejo Permanente en 2019, la Asamblea General de la OEA debía, en teoría, ratificar la credencial, pero el entonces canciller de Colombia decidió no someterlo votación, por lo que la aceptación del nombramiento de Tarre Briceño quedó solo con el aval de la primera instancia. Subrayó que no era lo correcto de acuerdo con la normativa de la OEA.

«Así como Tarre fue reconocido con una mayoría simple de 18 votos, en teoría debería ser posible que los países vuelvan a votar en el Consejo Permanente y con una mayoría simple decidir que va a pasar con la representación de Venezuela», dijo.

Te sugerimos: Consejo Permanente de la OEA aprueba a Gustavo Tarre Briceño como representante de Venezuela

Descartó que pese al exhorto del hoy aliado gobierno de Colombia para que Venezuela regrese al sistema interamericano y reconozca las facultades de la CIDH y la CorteIDH, Maduro tenga planteado volver a la OEA en un corto plazo.

«Siempre fue evidente que la presencia de representantes de la oposición y del Gobierno Interino en organismos internacionales fue en gran medida simbólica, desde sus inicios, la oposición no tuvo la capacidad operativa para realmente ejercer funciones ni hacer cumplir las decisiones, recordemos que Tarre invitó a la CIDH a una visita presencial en Venezuela y no se pudo dar porque el territorio venezolano lo controla Maduro», añadió.

Aunado a ello, resaltó Betancourt, está el hecho de que el período de la AN de 2015 expiró y ni siquiera funciona en pleno sino a través de una Comisión Delegada Legislativa.

Continúa comunicación víctimas-OEA

Tras conocerse que Tarre Briceño no acudiría a la Asamblea General de la OEA, el constitucionalista expresó que no deseaba que la discusión sobre sus credenciales predominara sobre la situación de violaciones de DDHH en Venezuela. «Fue una decisión difícil» se dijo desde el Gobierno interino al hacer el anuncio.

Los expertos aseguraron que con representación o no de Venezuela, los casos por violaciones de DDHH tanto en la CIDH como en la CorteIDH seguirán su curso.

«Con o sin una representación del Gobierno interino en la OEA, abogados, representantes de víctimas, ONG van a poder seguir comunicándose con la CIDH que tiene la voluntad de seguir monitoreando la situación de DDHH de la región y lo mismo en la Corte, dependiendo de los casos que conozca sobre Venezuela», acotó de Alba.

Entre las resoluciones aprobadas en la OEA desde el nombramiento de Tarre Briceño está, impulsada por Brasil, el rechazo a las elecciones parlamentarias de 2020 por considerarse «fraudulentas» y «a la medida» del gobierno de Maduro para asegurarse una mayoría en el Parlamento. En este sentido, se consideró vigente a la AN de 2015.

 

POLÍTICA · 29 NOVIEMBRE, 2022

Casos de violaciones de derechos humanos siguen su curso aun si Tarre Briceño sale de OEA, aseguran expertos  

Texto por Deisy Martínez

 En 2019, el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) aprobó el nombramiento del abogado constitucionalista, Gustavo Tarre Briceño, como representante de la Asamblea Nacional (AN) de 2015 ante dicho foro. Hoy dichas credenciales son cuestionadas en medio de la pérdida de apoyo internacional al Gobierno interino, a partir de los cambios políticos en la región.

Expertos en Derecho Internacional recuerdan que la representación del Parlamento de 2015, mas no del Gobierno interino como tal, fue posible gracias al apoyo de casi 60 países a lo que se apostaba era una transición política en Venezuela, a partir del desconocimiento de las elecciones presidenciales de 2018, con las que Nicolás Maduro se reeligió. Al bajar dicho apoyo externo, señalan, es «natural» que el interinato tenga inconvenientes con su vocería internacional, en este caso, en la OEA.

Lee más en: Interinato no participará en asamblea de la OEA que se celebrará en Perú

Aseguran que además esté o no Tarre Briceño en la OEA, los casos de violaciones de derechos humanos en Venezuela que siguen la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y la Corte Interamericana (CorteIDH), como órganos del foro regional, seguirán su curso. Lo que pierde la oposición venezolana, sostienen los expertos, es una voz política y diplomática en el seno del organismo.

Este 4 de octubre, a través de un comunicado, el Gobierno interino, presidido por Juan Guaidó, informó que Tarre Briceño no participaría en la Asamblea General de la OEA, a celebrarse en Perú del 5 al 7 de octubre. Esto, como consecuencia del rechazo a la gestión de Guaidó por parte de algunos gobiernos en la región como Argentina, México, Perú, Bolivia y ahora Colombia.

De hecho, dichos países plantearon una resolución para revocar las credenciales del constitucionalista, otorgadas hace tres años, aunque no reunieron los apoyos necesarios (24 votos) para incluir el tema en la agenda de la 52 Asamblea General; hasta amenazaron con pedir la expulsión del abogado si asistía al encuentro.

Síntoma

«La decisión de Tarre de no asistir es sintomática de varias cosas, primero del estado que vive el reconocimiento internacional de la oposición y específicamente del proyecto del gobierno interino. Es un estado de gran debilitamiento, básicamente es un proyecto que está feneciendo y que ya es evidente que para una mayoría de países de la región, no es representativo de la oposición venezolana sino una parte de ella», expresó Mariano de Alba.

El abogado experto en Derecho Internacional y Diplomacia, advierte que ya se sabe y que está planteado que tres de cuatro partidos que conforman el G4 (Acción Democrática, Un Nuevo Tiempo y Primero Justicia), que dominan la AN de 2015 y que que brindan piso político al interinato, votarán a favor del cese de dicha figura a partir de enero de 2023.

«Esta ausencia de Tarre fue una estrategia que fue exhortada por algunos países de la región que siguen en comunicación con el Gobierno interino, incluyendo EEUU, de decirle que era preferible que no fuera para bajar los ánimos, para decirle a los países que no hacía falta esa resolución y que se saque del debate de la Asamblea General el reconocimiento de su figura como representante de la AN de 2015», sostuvo.

Para el abogado, a tres años de la juramentación de Guaidó como presidente encargado y el fracaso de la estrategia para provocar una transición en Venezuela, iniciada en 2019, se procura «sincerar la situación internacional. Es decir, para los países es evidente, afirmó, que quien ejerce realmente el poder en Venezuela es Nicolás Maduro, por lo que muchos tratan de restablecer vínculos con su gestión, a partir de los cambios de gobierno en la región, en países como Colombia.

Se veía venir…

El 9 de abril de 2019, Consejo Permanente de la OEA aprobó una resolución sobre la situación en Venezuela en la cual resolvió “aceptar el nombramiento del señor Gustavo Tarre como Representante Permanente, designado de la Asamblea Nacional, hasta que se celebren nuevas elecciones y el nombramiento de un gobierno democráticamente electo”.

La resolución fue aprobada con 18 votos a favor de Argentina, Bahamas, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Estados Unidos, Guatemala, Haití, Honduras, Jamaica, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, y Santa Lucia; nueve en contra y seis abstenciones.

«Esa acreditación se logró porque Venezuela en 2019 tenía apoyo internacional, en la región, pero fue una situación no regular, nunca se había visto porque Tarre Briceño es nombrado en calidad de representante de la AN de 2015, no de Guaidó y en la OEA hay representación de Estados no de Parlamentos, pero se permitió», señaló la profesora de Derecho Internacional de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), Milagros Betancourt Catalá.

Coincidió que ante la pérdida de apoyo internacional a la causa de Guaidó, la situación con la representación en la OEA «se veía venir» y que el secretario general de la OEA, Luis Almagro, tiene responsabilidad en ello, al impulsar primero el nombramiento de Tarre Briceño y luego hablar de «cohabitar» con la administración de Maduro.

Recordó que en 2017, Maduro denunció la Carta Democrática Interamericana que significó en la práctica el retiro de Venezuela de la OEA. Posteriormente, en 2019, Guaidó envió una comunicación para retirar la denuncia y pedir que se aceptara una representación de la AN de 2015, con lo que se dio paso al nombramiento de Tarre Briceño.

¿Es posible retirar la credencial?

Aunque el retiro de la credencial a Tarre Briceño no será objeto de discusión en la 52 Asamblea General por oposición de países como Paraguay, Canadá, EEUU y Guatemala, ambos expertos indicaron a Efecto Cocuyo que la revocatoria es potestad de los países de la OEA y es posible.

De Alba apuntó que luego de la decisión del Consejo Permanente en 2019, la Asamblea General de la OEA debía, en teoría, ratificar la credencial, pero el entonces canciller de Colombia decidió no someterlo votación, por lo que la aceptación del nombramiento de Tarre Briceño quedó solo con el aval de la primera instancia. Subrayó que no era lo correcto de acuerdo con la normativa de la OEA.

«Así como Tarre fue reconocido con una mayoría simple de 18 votos, en teoría debería ser posible que los países vuelvan a votar en el Consejo Permanente y con una mayoría simple decidir que va a pasar con la representación de Venezuela», dijo.

Te sugerimos: Consejo Permanente de la OEA aprueba a Gustavo Tarre Briceño como representante de Venezuela

Descartó que pese al exhorto del hoy aliado gobierno de Colombia para que Venezuela regrese al sistema interamericano y reconozca las facultades de la CIDH y la CorteIDH, Maduro tenga planteado volver a la OEA en un corto plazo.

«Siempre fue evidente que la presencia de representantes de la oposición y del Gobierno Interino en organismos internacionales fue en gran medida simbólica, desde sus inicios, la oposición no tuvo la capacidad operativa para realmente ejercer funciones ni hacer cumplir las decisiones, recordemos que Tarre invitó a la CIDH a una visita presencial en Venezuela y no se pudo dar porque el territorio venezolano lo controla Maduro», añadió.

Aunado a ello, resaltó Betancourt, está el hecho de que el período de la AN de 2015 expiró y ni siquiera funciona en pleno sino a través de una Comisión Delegada Legislativa.

Continúa comunicación víctimas-OEA

Tras conocerse que Tarre Briceño no acudiría a la Asamblea General de la OEA, el constitucionalista expresó que no deseaba que la discusión sobre sus credenciales predominara sobre la situación de violaciones de DDHH en Venezuela. «Fue una decisión difícil» se dijo desde el Gobierno interino al hacer el anuncio.

Los expertos aseguraron que con representación o no de Venezuela, los casos por violaciones de DDHH tanto en la CIDH como en la CorteIDH seguirán su curso.

«Con o sin una representación del Gobierno interino en la OEA, abogados, representantes de víctimas, ONG van a poder seguir comunicándose con la CIDH que tiene la voluntad de seguir monitoreando la situación de DDHH de la región y lo mismo en la Corte, dependiendo de los casos que conozca sobre Venezuela», acotó de Alba.

Entre las resoluciones aprobadas en la OEA desde el nombramiento de Tarre Briceño está, impulsada por Brasil, el rechazo a las elecciones parlamentarias de 2020 por considerarse «fraudulentas» y «a la medida» del gobierno de Maduro para asegurarse una mayoría en el Parlamento. En este sentido, se consideró vigente a la AN de 2015.

 

¿Cómo valoras esta información?

1

QUÉ CHÉVERE

QUÉ INDIGNANTE

QUÉ CHIMBO