Veedores piden al CNE frenar ventajismo, fiscalizar campaña electoral y cuidar bioseguridad

POLÍTICA · 15 SEPTIEMBRE, 2021 19:33

Ver más de

Deisy Martínez


¿Cómo valoras esta información?

3
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Este 15 de septiembre, el Consejo Nacional Electoral (CNE) inició discusión del Reglamento Especial de Campaña Electoral para los comicios regionales y municipales del 21 de noviembre.

 Para organizaciones dedicas a la veeduría electoral, es otra oportunidad para que desde el ente comicial se imponga un mayor control en el cumplimiento de la normativa electoral, en aras de frenar el ventajismo, el uso de recursos públicos a favor de una parcialidad política e implementar una fiscalización para detectar y reportar las irregularidades.

 Asimismo, por ser la segunda campaña electoral en tiempos de pandemia, que se exhorte de manera reiterada a los actores políticos para que cuiden las medidas de bioseguridad para prevenir contagios de COVID-19, durante actos proselitistas.

 De acuerdo con el cronograma aprobado por el CNE, el lapso de campaña electoral se inicia el 28 de octubre y culmina el 18 de noviembre, para un total de 22 días.

 Ventajismo reiterado

 “El CNE debe hacer un exhorto más contundente para que cese el ventajismo político por parte del Ejecutivo nacional y su partido (Psuv). En una carta que consignamos ante el directorio señalamos la situación, presentamos cifras y solicitamos se tomen medidas, porque si bien es cierto que la precampaña no está regulada, la Ley Contra la Corrupción prohíbe el uso de los recursos del Estado´´, cuestiona la coordinadora de Contraloría Electoral de Súmate, Nélida Sánchez.

 La organización exige que esta situación sea frenada y se prevenga para la venidera campaña formal de candidatos a gobernadores, diputados regionales, alcaldes y concejales municipales.

 De acuerdo con la denuncia de Súmate, entre el 25 de enero al 14 de septiembre de 2021, el gobernante Nicolás Maduro realizó 18 alocuciones para promover al Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv), las cuales, se señala, suman 15 horas de proselitismo político a través del canal del Estado, VTV. La irregularidad se profundizó, según la ONG, a partir del proceso de primarias para escoger las candidaturas para las regionales.

 Súmate advierte que los artículos 145 de la Constitución; 75 de la Ley Orgánica de Procesos Electorales (Lopre), 13 y 70 de la Ley Contra La Corrupción y el 221 y 257 del Reglamento General de la Lopre, prohíben la campaña electoral adelantada, la participación de funcionarios públicos en la campaña y el uso de sus cargos y recursos públicos.

Fiscales de campaña 

 Entre los correctivos, además de sancionar a los infractores, Súmate plantea que se retome la figura de los fiscales de control de la campaña electoral, la cual dejó de usarse después de 2012. La función de estas personas, entre las que debe haber integrantes del partido de gobierno y de la oposición es vigilar el cumplimiento de la normativa electoral durante la campaña.

 “Estas personas salían en rutas por los municipios, tomaban fotos y hacían reportes con denuncias de las infracciones a la normativa electoral, luego estas se verificaban. De manera extraoficial manejamos que el CNE, a través de la Comisión de Participación Política y Financiamiento está solicitando abogados para que ejerzan esta función y si se llega a retomar lo consideramos muy positivo´´, agrega Sánchez en declaraciones a Efecto Cocuyo.

 Uso de recursos públicos

 El vicepresidente del CNE y presidente de la Comisión de Participación Política y Financiamiento (Copafi) del ente comicial, Enrique Márquez, informó en junio sobre el inicio de una investigación y un procedimiento administrativo contra el canal del Estado “por uso irregular de recursos públicos con fines partidistas”, concretamente el Psuv. El anuncio fue rechazado por chavismo.

 Para Carlos Medina, director del Observatorio Electoral Venezolano (OEV) y José Domingo Mujica de la Red de Observación Electoral Asamblea Educación, tan importante como evitar el uso de los medios públicos a favor de una sola parcialidad política es que se garantice el acceso de todos los factores, candidatos y partidos, para que expongan su planes de gobierno a los electores en igualdad de condiciones, en los canales de TV o emisoras radiales del Estado.

 “A través de una red de observación que desplegamos en todo el país para la campaña electoral 2020, pudimos constatar el uso de los recursos públicos y la estructura del Estado, principalmente alcaldías y gobernaciones, como por ejemplo el transporte, a favor del Psuv, mientras que la oposición que participó solo contó con la estructura de sus partidos para promocionarse, lo que implicó una posición de ventajismo (del Psuv) respecto a los contrincantes”, señaló Medina.

 Otras irregularidades que deben evitarse, apuntan y que se produjo durante la campaña de las elecciones parlamentarias 2020, además del proceso de primarias del Psuv, es el ofrecimiento de alimentos y medicinas, gratuitos o a precios solidarios, a los electores, mayormente por parte de autoridades en ejercicio, lo cual también figura en el uso de recursos públicos.

 Tener en cuenta al COVID-19

 Otro hecho sobre el cual alertaron los expertos y que se viene observando durante la precampaña, es el incumplimiento de medidas de bioseguridad para evitar contagios de COVID-19 en actos políticos. La precaución más descuidada es el distanciamiento físico, aparte del mal uso del tapabocas.

En este sentido opinan que el CNE debería llamar más la atención de los candidatos y sus organizaciones y profundizar una campaña educativa para prevenir contagios durante actos públicos, aparte de los cuidados para el día de la votación y las medidas que adoptará el ente comicial con sus funcionarios y los centros electorales.

 “Si bien 22 días para una campaña electoral con tantos cargos a elegir es un tiempo corto hay que tomar en cuenta que seguimos en pandemia y que el porcentaje de vacunación es muy bajo. Hay que hacer énfasis en las normas de bioseguridad y que los candidatos y sus equipos sean más prudentes con las aglomeraciones de personas, lo cual es difícil de controlar pero debería haber un límite”, subraya Medina.