Súmate: TSJ confisca autonomía del Poder Electoral

POLÍTICA · 2 DICIEMBRE, 2021 11:45

Ver más de

Deisy Martínez


¿Cómo valoras esta información?

8
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
1
QUÉ CHIMBO

La organización dedicada a la veeduría electoral, Súmate, rechazó las decisiones «exprés» de la Sala Electoral del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) que anularon los resultados electorales en Barinas y ordenaron nuevos comicios para el 9 de enero. Advierte que los fallos «confiscan» la autonomía del Consejo Nacional Electoral (CNE).

 «La decisión de la Sala Electoral del TSJ en sentencias número 78 y 79 del 29 de noviembre, atenta contra la autonomía e independencia del Poder Electoral, reconocida en los artículos 136 y 294 de la Constitución y 7 y 33 de la Ley Orgánica del Poder Electoral, ya que no consideró ni solicitó las razones y explicaciones del directorio del CNE y de la Junta Nacional Electoral, que condujeron a la aceptación de los requisitos de elegibilidad del candidato ganador al cargo de gobernador del estado Barinas en el período de postulaciones» señala Súmate en un comunicado.

Debe hacer valer su atonomía

Súmate insta a los rectores del CNE a hacer valer su autonomía e independencia ante la Sala Constitucional del TSJ, puesto que la Sala Electoral incurrió en «extralimitación de funciones». Un día después del fallo judicial, el CNE ratificó que la repetición de elecciones en la entidad llanera será el 9 de enero de 2022. Por separado, los rectores principales, Roberto Picón y Enrique Márquez expresaron su desacuerdo por la decisión.

«Esta situación de interferencia es realmente grave considerando que el Poder Electoral es un Poder Público independiente, con el mismo rango que el Judicial, conformado por un grupo de rectores, que en las actuales circunstancias quedan absolutamente subordinados a las decisiones de la Sala Electoral que se coloca de espaldas al país y a los ciudadanos, interviniendo un proceso electoral que, aunque se desarrolló en condiciones limitadas de justicia, transparencia y libertad, gozó del consenso social, ciudadano, político y hasta internacional», lamenta Súmate.

No es válida la inhabilitación

Súmate sostiene que no es válido el argumento de la inhabilitación política contra Superlano, candidato de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), porque su postulación fue admitida por el CNE y luego no fue impugnada por terceros, ni siquiera la Contraloría General de la República (CGR), en los lapsos previstos en el cronograma electoral.

También destaca que Superlano ya había sido indultado un año antes por el gobernante Nicolás Maduro, según decreto número 4.277 de fecha 31 de agosto de 2020, publicado en la Gaceta Oficial 6.569 extraordinaria de esa misma fecha. El decreto señala que la medida da como resultado, «la extinción de la acción penal o de la condena y el cese inmediato de cualquier medida de coerción personal».

El rector principal del CNE, Roberto Picón aseguró que la CGR no notificó de la supuesta inhabilitación contra Superlano al ente comicial, por lo que no hubo impedimento legal para la inscripción de la candidatura.

«La decisión de la Sala Electoral produjo “un daño irreparable” a la mayoría de los ciudadanos electores de Barinas que se pronunció con su voto el 21 de noviembre a favor del candidato ganador Freddy Superlano», advierte Súmate.

La organización sostiene que la Sala Electoral «vulneró el derecho a elegir y ser elegido», consagrado en los artículos 3, 63, 67 y 70 de la Constitución y con ello desconoce la soberanía popular expresada a través del voto para elegir a los órganos del Poder Público, la cual está garantizada en el artículo 5 constitucional.

Viola derecho a la defensa

Súmate cuestiona que «en tiempo récord» el TSJ admitió el recurso de amparo del exdiputado nacional, Adolfo Superlano, sobre los comicios en Barinas, para ordenar la suspensión de la totalización de los escrutinios y con ello la adjudicación del cargo de gobernador y proclamación de Superlano y el mismo día fijó nuevas elecciones para el 9 de enero.

Advierte que los fallos exprés vulneraron además el derecho a la defensa y al debido proceso de la parte afectada, en este caso Superlano, consagrados en los artículos 26 y 49 de la Carta Magna.

«La decisión del TSJ favorece a la parcialidad política que perdió la elección; con lo cual se reafirma la percepción de que fue una decisión política tomada por la administración de justicia. Lamentamos que estas decisiones sigan ocurriendo, a pesar de que había un compromiso por parte de los poderes públicos nacionales de respetar la autonomía e independencia del CNE, como también permitir el restablecimiento de las garantías electorales que habían sido vulneradas en los últimos procesos electorales», cuestiona la organización.

Por último, Súmate alerta que la intervención del TSJ en el proceso electoral es un retroceso en la recuperación progresiva del poder del voto «como mecanismo de participación en democracia y como vía para la resolución de conflictos y la construcción de salidas a la grave crisis por la que atraviesa el país». Además indica, minará aún más la confianza de los ciudadanos en el sistema electoral.